El pasado 5 de septiembre, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en declaraciones a Radio Nacional de España aseguró que “en el año 2016 cuando el gobierno del señor Rajoy mantuvo este mismo criterio porque es un criterio que parece emanar de la ley [...] cuando eso ocurrió yo no escuché al señor Feijoó, al señor Moreno Bonilla [...] reclamarle al señor Montoro y al señor Rajoy, en este caso, pues que se saltara la ley”.

Cuando la ministra se refiere a que “es un criterio que parece emanar de la ley” hace referencia al informe de la Abogacía del Estado en el que se basa para no hacer las entregas financieras a cuenta de las comunidades autónomas. Según este informe, un Gobierno en funciones no puede aprobar los anticipos a cuenta de la financiación de las comunidades autónomas.

Sin embargo, en ese 2016 que ella misma menciona, María Jesús Montero era la consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía y lo que ahora dice que es saltarse la ley entonces era una “asfixia financiera” que buscaba “desmantelar el Estado de las autonomías”.

Además, sobre este mismo tema, otra socialista, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha asegurado que “para estos partidos de la derecha española que hablan todo el día de bloque” la solución “está en sus manos, que se abstengan”. De esta manera, Calvo alude a que la formación de Gobierno y la investidura de Pedro Sánchez permitíran realizar esos pagos a cuenta de las comunidades autónomas.

No obstante, nuevamente en 2016, cuando Cristóbal Montoro, del Partido Popular, era el ministro de Hacienda, la entonces presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, decía que cuando Montoro hablaba de que permitiendo la formación de Gobierno se podrían hacer las entregas financieras a las comunidades autónomas estaba haciendo un “chantaje”.

¡Ay, la Maldita Hemeroteca!