MENÚ
MALDITA HEMEROTECA

Cuando el rey emérito pedía "poner orden en nuestras cuentas"

Publicado miércoles, 18 noviembre 2020
Comparte
Etiquetas
Juan Carlos I
rey emérito
Rey Juan Carlos

En 2012, el rey Juan Carlos I reivindicaba en su discurso de Navidad la importancia de "poner orden en nuestras cuentas" para permitir el crecimiento de la economía.

https://youtu.be/vlIusifB_Qc?t=176

Estas palabras contrastan con la información desvelada por El Confidencial en la que, entre 2009 y 2018, el rey emérito gastó ocho millones de euros en viajes privados a Emiratos Árabes, República Dominicana o Canadá en vuelos charter sufragados por una sociedad en Liechtenstein a nombre de su primo Álvaro de Orleans-Borbón. Además, según este periódico, estos viajes se incrementaron después de su abdicación, en 2014.

En 2008, el rey emérito pedía reglas internacionales "más eficaces" para reforzar "la transparencia" en la economía

Un año antes de que se iniciaran estos viajes, en 2008, Juan Carlos I argumentaba en su mensaje navideño que había que "disponer de reglas internacionales más eficaces" para reforzar "la transparencia" del sector financiero.

https://youtu.be/VJBx1hOivsU?t=434

¡Ay, la Maldita Hemeroteca!

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.