Maldita Hemeroteca
23/02/2020

Cuando Iglesias pedía una reducción drástica y Sánchez sueldos más bajos para los altos cargos: ninguna de las dos cosas se ha cumplido

El pasado 13 de enero tomaron posesión los ministros del Gobierno de coalición de PSOE y Podemos. Pedro Sánchez continuó siendo presidente del Gobierno y Pablo Iglesias se convirtió en vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030. Ambos habían defendido con anterioridad que había que reducir los sueldos de los altos cargos e Iglesias que había que hacer una “reducción drástica del número de altos cargos”.

A pesar de todo, este nuevo Gobierno no ha reducido los sueldos de los altos cargos y, además, ha aumentado el número de personas en esta categoría. Según ha publicado ABC, el Gobierno de Pedro Sánchez ha disparado "el número de altos cargos con un 40% más que Rajoy".

El coste de los altos cargos para las arcas del Estado también ha aumentado desde que Sánchez es presidente del Gobierno. En septiembre de 2018, aún con el Gobierno socialista en solitario, el coste de los altos cargos ascendió 650.000 euros respecto a cuando Rajoy aún era presidente, según una respuesta parlamentaria que recogió El Independiente.

Pedro Sánchez pidió en 2014 una “reordenación” de los sueldos de los altos cargos de la Administración porque “los que cobran más que el presidente del Gobierno deberían de bajárselo [el sueldo]”.

En la misma línea se expresó Pablo Iglesias en 2015 cuando denunciaba que en Andalucía “no puede ser que se esté destinando tanto dinero a altos cargos” y pedía una “reducción del dinero que se destina a altos cargos”.

De hecho, la reducción de altos cargos fue una de las condiciones de Podemos Andalucía para sentarse a negociar en 2015 la posible investidura de la candidata socialista, Susana Díaz, como presidenta de la Junta. La secretaria general de Podemos Andalucía por aquel entonces, Teresa Rodríguez, pidió una “drástica reducción de altos cargos”.

De todos modos, esta petición de Podemos no se quedó sólo en Andalucía. En 2016, tras las elecciones generales de diciembre de 2015, Pablo Iglesias ofrecía un gobierno de coalición al PSOE en una rueda de prensa desde el Congreso de los Diputados y ponía como requisito “una reducción drástica del número de altos cargos y de las remuneraciones”.

Finalmente PSOE y Podemos han constituido el primer Gobierno estatal de coalición desde la transición democrática y han aumentado el gasto y el número de altos cargos.

¡Ay, la Maldita Hemeroteca!

Otros artículos de Maldita.es