Nos habéis hecho esta pregunta porque lo habéis oído por ahí y no os lo termináis de creer: ¿de verdad el sabor a vainilla sale de una glándula en el ano de los castores? Y no, no es verdad. ¡Pero lo era! O casi.

Dejad que os hablemos de una sustancia llamada castóreo, una secreción que se genera en unos pequeños sacos contiguos a las glándulas anales de los castores (debido a su ubicación, a veces se mezcla con pequeñas cantidades de secreción de las glándulas anales y de orina), de textura aceitosa y olor dulce, que estos animales utilizan para acicalarse.

via GIPHY

El castóreo es interesante para la industria alimenticia porque una vez depurado se obtiene una esencia que se utiliza en productos de sabor a vainilla y porque durante mucho tiempo fue más fácil y barato de obtener que el extracto de vainilla de verdad. Además, está homologado y es perfectamente seguro. Sin embargo, a día de hoy el castóreo también ha sido sustituido por extractos de vainilla sintético.

Este artículo es parte de nuestro consultorio semanal, que puedes leer completo aquí.