MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

Maldita Ciencia
14/01/2020

¿Para qué son los agujeros que se hacen en los estómagos de las vacas?

Nos habéis mandado un artículo, y circulan vídeos periódicamente, sobre vacas con agujeros en el estómago para conocer si es cierto. Y sí que lo es, os contamos lo que sabemos.

Como decimos, existe una intervención veterinaria llamada ventana o fístula ruminal que consiste en hacer un agujero en el estómago de las vacas. Esta técnica se hace con fines científicos, para observar directamente el interior del estómago y su digestión, o para liberar la acumulación de gases en el sistema digestivo del rumiante cuando éste no puede expulsarlos solo.

En situaciones normales, esta intervención se hace de la forma más adecuada y menos dolorosa para el animal, utilizando anestesia y procedimientos quirúrgicos como en cualquier otra intervención. En la mayoría de los casos, a no ser que haya complicaciones, no supone un empeoramiento de su calidad de vida y siguen alimentándose con normalidad.

*José Antonio Guada, profesor emérito de Nutrición Animal de la Universidad de Zaragoza, ha explicado a Maldita Ciencia que estas operaciones "no son tan cruentas como pueda imaginarse pues en el orificio se inserta un cánula con acceso opcional al rumen (primer estomago del rumiante o cámara de fermentación microbiana de los alimentos) cuya apertura solo tiene lugar en los momentos de muestreo, y es el medio menos perturbador para poder acceder al contenido digestivo y poder estudiar la fermentación".

Esto tiene interés científico por mejorar las condiciones nutricionales de los animales de ganadería así como para aprender cómo se relacionan las bacterias que producen la fermentación con su huésped.

Existen, explica Guada, algunas alternativas a esta intervención pero son igual o más molestas para el animal, y sus resultados son menos completos. "Una alternativa es el sondaje por boca pero es mucho mas molesto para el animal, y la calidad de las muestras es peor por su contaminación con saliva y la incertidumbre sobre el lugar de muestreo. Otra alternativa es el estudio in vitro, en el laboratorio, con equipos simuladores de la fermentación pero incluso en ese caso se necesita obtener fluido del contenido del rumen para la incubación, ya que es la fuente de cepas bacterianas para la incubación, y para ello hay que recurrir también a animales donantes canulados en rumen."

Por último, Guada aclara que todas las manipulaciones de animales de ganado para su estudio suponen un trastorno para ellos, incluido el proceso de transporte de animales de pastoreo. "La localización del animal y su sujeción y transporte a la bascula supone más estrés para un animal en libertad que la toma de muestras en uno provisto de cánula ruminal."

*Hemos actualizado este artículo para incluir las explicaciones de Jose Antonio Guada, experto en Nutrición Animal.

Otros artículos de Maldita.es

Hazte Maldito, hazte Maldita

Maldita.es está aquí para ayudarte a luchar contra la mentira: identificar la desinformación y controlar el discurso político, pero sólo con tu apoyo será posible. Sólo juntos es más difícil que nos la cuelen. Ayúdanos en esta batalla con tus conocimientos, con tus superpoderes o colabora económicamente para que Maldita.es sea sostenible e independiente. Un medio de comunicación sin ánimo de lucro y libre de publicidad.

Hazte [email protected] y únete a esta lucha contra la mentira.

HAZTE MALDITO