MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

Maldita Ciencia
14/12/2019

No, el vídeo para conocer tu estado de salud auditivo que circula por las redes sociales no es fiable

A lo largo de estos días nos habéis preguntado por un vídeo que circula por Twitter que nos reta a probar nuestra audición. ¿Cómo? Este emite un sonido constante, en teoría desde los 660 hasta los 20.000 Hz, aproximadamente. Supuestamente, la "prueba" indicaría tu edad auditiva en función de hasta qué punto del vídeo (hasta qué cantidad de hercios), eres capaz de escuchar antes de dejar de oír completamente el molesto pitido. Los expertos consultados por Maldita Ciencia coinciden en que no es un prueba válida y que para conocer nuestro estado de audición lo que tenemos que hacernos es una audiometría en un centro especializado. Vayamos por partes.

El oído humano es capaz de oír la mayoría de los sonidos que se producen en la naturaleza, pero hay ciertos sonidos que no detecta, ya que están fuera del espectro audible (infrasonidos y ultrasonidos).

"Por ejemplo, el oído humano no puede detectar las bajas frecuencias como el latido del corazón, de 1 o 2 Hz. Para poder detectar cualquier frecuencia que se encuentra por debajo del rango humano, tendríamos que tener las orejas (pabellón auricular) muy grandes, como las de un elefante", explica a Maldita Ciencia María José Lavilla Martín, de la Unidad de Hipoacusias e Implantes Cocleares del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza y presidenta de la Comisión de Audiología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología.*

Añade que tampoco puede detectar los sonidos de muy alta frecuencia como los sonidos sonar que usan los murciélagos, marsopas o delfines para la navegación.

El ser humano es capaz de oír, por normal general, la parte del espectro auditivo comprendida entre los 20 y los 20.000 Hz. Sí es cierto que, según cumplimos años, perdemos progresivamente la capacidad de captar los tonos más agudos. "Desde que nacemos, las células encargadas de transmitir el sonido empiezan a morir y no pueden regenerarse, las que registran  las frecuencias más altas son las primeras en caer", explica Lavilla. Podríamos decir, por lo tanto, que la base en la que se apoya el vídeo es correcta.

Ahora bien, esto no quiere decir que esta clase de "exámenes auditivos" que circulan por internet (este incluido) nos sirvan para conocer nuestra salud auditiva y mucho menos relacionarla correctamente con nuestra edad.

Hemos preguntado a Joaquín Yanes Díaz, otorrinolaringólogo en el Hospital Universitario de Getafe (Madrid), si esta "prueba" es efectiva y su respuesta ha sido clara y concisa: no. "Es verdad que, con la edad, se van perdiendo los agudos. Pero no de forma tan rígida. Es un proceso fisiológico, descrito en nomenclatura médica como presbiacusia y es variable dentro de la población", explica a Maldita Ciencia.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que la prueba posiblemente la hagamos en casa, en el trabajo o en la calle; en el mejor de los casos con unos cascos y, si no, utilizando simplemente con el propio altavoz del móvil. "No estás en un sitio controlado ni lo está realizando un profesional, por lo que (de funcionar) solo sería algo orientativo", explica a Maldita Ciencia Leticia Martínez, ingeniera técnica de Telecomunicación con especialidad en Sonido e Imagen. "Para que fuese útil, necesitaríamos un equipo calibrado y ajustar correctamente el volumen a las frecuencias: puede que a 10.000 Hz todavía oigas bien, pero que el volumen esté bajo", añade.

Además, un móvil de gama baja podría no ser capaz de reproducirlo bien. "Un ordenador tampoco y una tele barata, menos", explica a Maldita Ciencia David Sanabria Perea, técnico medio y superior de Telecomunicaciones y Equipos Microinformáticos. "También depende de si el móvil reproduce el audio en frecuencias muy altas y muy bajas, pero con un volumen con el que tendríamos que tener la oreja pegada al altavoz para poder escucharlo", añade.

Para detectar de manera eficaz pérdida o problemas de audición, el paciente debe someterse a una audiometría: un examen que evalúa nuestra capacidad para escuchar sonidos. "Cuando se hace una audiometría, lo normal es que te pongan cada frecuencia, de más grave a más aguda, a distintos volúmenes, por decirlo de alguna manera (a 10 decibelios, 20, 30, 40... hasta unos 100- 120)", explica a Maldita Ciencia María Domínguez, experta en genética de hipoacusias (disminución de la capacidad auditiva) en el servicio de Genética del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid).

Desde el móvil, sin embargo, tú mismo puedes regular y subir el volumen en cualquier momento sin saber los decibelios exactos a los que lo estás escuchando. "Puede ser que los últimos agudos no se escuchen a partir de determinada edad, pero si subiéramos muchísimo el volumen lo podríamos llegar a oír". Domínguez añade que todas estas pruebas médicas se realizan en una cabina aislada. "Si la haces en casa, habrá un montón de ruidos que interfieran, aunque no te des cuenta". Por lo que las conclusiones de la prueba serían erróneas.

"Hay muchos factores que pueden contribuir a la pérdida de audición relacionada con la edad y puede ser difícil diferenciarla de la pérdida por otras razones, como estar expuesto al ruido por mucho tiempo", explica Lavilla. Con respecto a esta "prueba", añade: "Más que para calcular la “edad exacta auditiva” de cada individuo, ha de servir como herramienta informativa y de concienciación de la importancia de cuidar nuestros oídos y no exponerlos al ruido, para evitar adelantar el envejecimiento, y la pérdida prematura de las valiosas frecuencias del sonido".

Si quieres saber más sobre como se puede evaluar una posible hipoacusia, puedes leer este artículo del Hospital Clinic de Barcelona.

*Hemos añadido las declaraciones de María José Lavilla Martín, de la Unidad de Hipoacusias e Implantes Cocleares del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza.

Otros artículos de Maldita.es

Hazte Maldito, hazte Maldita

Maldita.es está aquí para ayudarte a luchar contra la mentira: identificar la desinformación y controlar el discurso político, pero sólo con tu apoyo será posible. Sólo juntos es más difícil que nos la cuelen. Ayúdanos en esta batalla con tus conocimientos, con tus superpoderes o colabora económicamente para que Maldita.es sea sostenible e independiente. Un medio de comunicación sin ánimo de lucro y libre de publicidad.

Hazte [email protected] y únete a esta lucha contra la mentira.

HAZTE MALDITO