MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

Maldita Ciencia
17/09/2018

La dieta disociada

El peso y el adelgazamiento son cuestiones en las que la salud se mezcla con el marketing y a veces se promueven hábitos que, según la ciencia, o no sirven de nada o pueden incluso ser dañinos. Desde Maldita Ciencia queremos ayudar a distinguir qué es cierto, y qué no, según las evidencias disponibles. 

En qué consiste la dieta disociada

La dieta disociada consiste en no mezclar en la misma comida distintos tipos de nutrientes, bajo la explicación de que nuestro sistema digestivo no está preparado para procesarlos todos a la vez, y por eso colapsa, almacena azúcar y termina convirtiéndola en grasa, que es lo que nos hace engordar.

Aunque hay variantes en cómo plantear esta dieta, su principal condición es no comer al mismo tiempo alimentos glúcidos (altos en hidratos de carbono, como los cereales, las harinas, el arroz, las patatas, la pasta, los dulces o el chocolate) y alimentos proteicos (altos en proteínas como el pollo o la carne de ave, así como otras carnes, pescados, legumbres, lácteos y frutos secos). Cualquiera de los dos grupos se puede mezclar con el tercero, el de los alimentos neutros (compuesto por las verduras, las grasas vegetales, la mantequilla o las carnes y pescados crudos o ahumados).

No hay evidencias que la sustenten

Esto no tiene a día de hoy evidencias que lo sustenten. Por un lado, porque ningún alimento tiene solo un tipo de nutrientes. Por ejemplo: las legumbres son ricas en proteínas, pero también en hidratos de carbono. Es imposible disociar completamente los nutrientes. Por otro, porque no es cierto que el cuerpo no pueda procesarlos juntos: en el sistema digestivo intervienen distintas enzimas especializadas en descomponer diferentes nutrientes pero actúan todas a la vez y no necesitan turnarse.

Además, estudios hechos al respecto demuestran que separar la comida por nutrientes no aporta ningún beneficio a nuestro cuerpo. En este estudio publicado en la International Journal of Obesity (y recogido por Luis Jiménez en su blog Lo que dice la ciencia para adelgazar) probaron a dar los mismos alimentos a dos grupos de personas, a unos mezclados y a otros separados todo lo posible por nutrientes. Los resultados mostraron que la alimentación disociada no supuso una ventaja ni en la pérdida de peso ni en un mejor estado de salud.

Por qué a veces 'funciona'

Sin embargo, hay mucha gente que asegura que le funciona o ha funcionado en el pasado. ¿Alguna explicación? Pues sí. Para empezar, que esta dieta, como casi todas, comienza eliminando fuentes de azúcares y grasas poco sanas (bebidas azucaradas, bollería, etc.), y eso puede ayudar a perder varios kilos si la persona en cuestión consumía esos productos.

Para seguir, porque al disociar los alimentos hay que controlar mucho lo que uno come. Además, esta dieta fomenta el consumo de frutas y verduras, que son alimentos que llenan mucho por su alto contenido en fibra y tienen muchos nutrientes y son una buena opción para quienes quieren perder peso y estar más sanos.

Hazte Maldito, hazte Maldita

Maldita.es está aquí para ayudarte a luchar contra la mentira: identificar la desinformación y controlar el discurso político, pero sólo con tu apoyo será posible. Sólo juntos es más difícil que nos la cuelen. Ayúdanos en esta batalla con tus conocimientos, con tus superpoderes o colabora económicamente para que Maldita.es sea sostenible e independiente. Un medio de comunicación sin ánimo de lucro y libre de publicidad.

Hazte [email protected] y únete a esta lucha contra la mentira.

HAZTE MALDITO