MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

🔴Hazte maldito, hazte maldita. Únete y apóyanos en nuestra batalla contra la mentira. Hazte [email protected]

Maldita Ciencia
18/10/2019

Café a diario, tics en el ojo y síntomas cuando dejas de fumar. Llega el 61º consultorio a Maldita Ciencia

¡Ya es viernes, malditas y malditos! Y como sabes, hoy toca consultorio, en el que respondemos a cuatro de las preguntas que nos habéis planteado a lo largo de los últimos días. Os recordamos que podéis enviarnos todas vuestras dudas y consultas a nuestro correo electrónico ([email protected]), WhatsApp (655 195 538), Twitter y Facebook. ¡Vamos allá!

¿Cuáles son los síntomas asociados a dejar de fumar?

Nos alegramos de que nos hayáis preguntado por este tema: significa que estáis un poco más cerca de conseguir dejar de fumar y que os habéis planteado cuáles serán los síntomas una vez toméis la decisión y la llevéis a la práctica. Lo primero que te tiene que quedar clarísimo es que dejar de fumar es lo mejor que puedes hacer para tu salud: tendrás menos riesgo de desarrollar cáncer y de sufrir enfermedades cardíacas y pulmonares, entre otros muchos beneficios.

Y ahora vayamos a los pequeños síntomas temporales que pueden surgir cuando dejes este mal hábito. Según el Instituto Nacional del Cáncer, de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), "dejar de fumar puede producir problemas a corto plazo, especialmente a quienes han fumado mucho y durante varios años". Ahora bien, hay que hacer especial hincapié en que estos son temporales y nunca deben hacer que reculéis ante la idea de abandonar el tabaco, que es la opción más recomendable y saludable.

Así pues, los síntomas más habituales a la hora de dejar de fumar están relacionados con la abstinencia. Entre ellos se encuentran el "mono" de nicotina, los cambios de humor (ira, frustración, irritabilidad, ansiedad o depresión) y el aumento de peso. Sin embargo, te repetimos que los beneficios que supone dejar de fumar superan a estos pequeños inconvenientes.

"De acuerdo a los estudios, cerca de la mitad de los fumadores han reportado sentir por lo menos cuatro síntomas de abstinencia al dejar de fumar", explica fuentes del NIH en este artículo. Según investigaciones como esta, hay personas que reportaron sentir otros síntomas, entre los que destacan mareos y dolor de cabeza.

Además, la autoridad sanitaria de Estados Unidos recoge las circunstancias en las que tus fuerzas pueden flaquear. Por ejemplo, estar rodeado de fumadores, sufrir momentos de tensión y viajar en coche . También mientras tomas té o café, después de las comidas, cuando bebes alcohol o al sentir aburrimiento. "Saber qué es lo que te incita, te ayudará a mantener control: puedes optar por evitarlo o mantener la mente distraída si esto no es posible", añaden.

Ahora bien, ante tales problemas, existen numerosas soluciones. Además de que, como ya hemos dicho, estos son temporales (la intensidad suele disminuir durante el primer mes), hay diferentes métodos para minimizarlas, que van más allá de los medicamentos. En este artículo, el Instituto Nacional del Cáncer propone diversas medidas para reducir o evitar tanto los síntomas al dejar de fumar como las situaciones en las que te sientes más tentado a volver a hacerlo.

¿A qué se deben los tics en el ojo?

Da igual el momento y el lugar, los incómodos tics en uno u otro ojo comienzan cuando menos te lo esperas, sin previo aviso. Nos habéis preguntado por ellos y qué los desencadena.

Conocidos como blefaroespasmos, estos movimientos son el resultado de pequeños espasmos involuntarios de los músculos del párpado, que puede llegar a cerrarse y luego volver a abrirse rápidamente y repetidas veces.

"Las causas de estos tics son circunstancias de escasa gravedad, por ejemplo, la carencia leve de algunos minerales involucrados en el proceso de contracción de los músculos, la inflamación crónica (como en algunas alergias) y la falta de una adecuada lubricación", explica a Maldita Ciencia Rubén Pulido, oftalmólogo y maldito que nos ha prestado sus superpoderes.

La página web del Consejo General de Ópticos Optometristas (CGCOO) añade otras posibles causas, como estrés y cansancio, consumo excesivo de cafeína o alcohol, fatiga ocular, alergias o como efecto secundario de algunos medicamentos.

Según Pulido, por lo general, son de fácil y rápido tratamiento. Sin embargo, si persisten, podrían evidenciar problemas más profundos, como cuestiones de índole neuromuscular. "Puede incluso deberse al comienzo de algunos casos concretos, como el síndrome de Tourette. Por ello, si el tic se prolonga en el tiempo y no responde a tratamiento, lo recomendable es acudir a un especialista neuroftalmólogo o neurólogo", añade Pulido.

"Una vez que empiezan los espasmos, pueden continuar de manera intermitente durante algunos días. Luego, desaparecen", explica este artículo de MedlinePlus. ¿Se pueden evitar? Según el CGCOO, seguir una serie de sencillas recomendaciones puede dificultar su aparición. Por ejemplo, mantener el estrés bajo control, dormir suficiente, disminuir el consumo de alcohol y bebidas con cafeína y realizar pausas periódicas frecuentes al trabajar con ordenadores u otras pantallas.

Las infusiones, ¿son beneficiosas para los niños?

Nos habéis preguntado si es bueno para los niños beber infusiones. Ante la falta de estudios científicos sobre este tema, hemos preguntado a los que más saben de salud infantil: los pediatras. En este caso, hemos acudido a la Asociación Española de Pediatría (AEP) y a la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y los expertos de ambas asociaciones coinciden en que no es conveniente que los niños y niñas beban infusiones, puesto que no aportan ningún beneficio para la salud e incluso pueden ser perjudiciales.

“Por debajo de 3 años las bebidas de los niños deben ser leche (materna, fórmula infantil, o leche dependiendo de la edad), agua y, pueden tomar pequeñas cantidades de zumo exprimido de fruta”, explica a Maldita Ciencia José Manuel Moreno, coordinador del Comité de Nutrición de la AEP.

via GIPHY

En la misma línea se muestra Teresa Cenarro, pediatra de Atención Primaria y portavoz del grupo de Gastro-Nutrición de la AEPap. “¿Para qué va a tomar un niño infusiones? El único líquido que debe beber para hidratarse es el agua. Otros líquidos que bebe el niño con fines nutricionales son la leche y zumos naturales, y estos últimos se deben tomar en poca cantidad. Las infusiones carecen de propiedades nutricionales”, indica a Maldita Ciencia

Según la pediatra, si un niño o una niña tomara infusiones por sus posibles propiedades terapéuticas o tranquilizantes (por dificultades para dormir, por ejemplo) significaría que tiene un problema de salud por lo que debería acudir a su pediatra

via GIPHY

En cuanto a los posibles riesgos para la salud de los más pequeños si bebieran alguno de estos líquidos, Cenarro apunta que, en el caso de la teína que lleva el té podría provocar excitación en ellos y, si se toma con frecuencia y en grandes cantidades, incluso anemia. 

Los dos pediatras coinciden en que, nutritivamente, tampoco aportan nada a los niños así que desaconsejan su consumo. “Si ofreces hierbas medicinales a tu hijo para curar una enfermedad, conviene que preguntes a su pediatra, porque algunas potencian o reducen la acción de los medicamentos”, advierte Moreno.

¿Es bueno tomar café a diario?

El café es un protagonista habitual de este consultorio. Esta vez, nos habéis preguntado si es saludable beber café a diario. Varios estudios científicos han encontrado una relación entre tomar 3-4 tazas diarias de café y tener menos riesgos de varias enfermedades. Como no hay una medida universal para “taza” es difícil decir exactamente de cuanto café hablamos. 

Vayamos por partes. Dos publicaciones científicas han revisado decenas de estudios sobre los efectos del consumo de café. Como explica a Maldita Ciencia la nutricionista y tecnóloga de alimentos, Beatriz Robles, “entre las conclusiones, el café se relaciona con un menor riesgo de cáncer, menor riesgo de mortalidad por todas las causas y beneficios sobre enfermedades como diabetes de tipo 2”.

Robles nos indica además que no se ha encontrado relación entre el consumo de café y efectos negativos para la salud, “con la excepción de riesgo de fractura en mujeres (que requiere de mayor investigación) y riesgos en el embarazo”.

Por su parte, Macarena Illana Otero, nutricionista, añade que también hay estudios que apuntan a que el consumo de café puede llevar a una menor probabilidad de desarrollar enfermedades como el párkinson. Además, puede haber una relación entre el consumo de café y la modificación del contenido de nuestras bacterias intestinales. “Son estudios muy recientes y aún poco concluyentes, in vitro. No hay aún suficientes resultados para determinar si estos cambios son beneficiosos o no”, puntualiza a Maldita Ciencia. Estos cambios pueden ser importantes porque las bacterias intestinales (microbiota) afectan a nuestra salud.

Aún así, Robles explica que “en un editorial publicado también en el British Medical Journal se indica que, a pesar de los buenos resultados, no debe recomendarse el consumo de café para prevenir enfermedades y tampoco debe empezarse a tomar café con el objetivo de alcanzar beneficios para la salud”.

Teniendo en cuenta la evidencia científica disponible la pregunta es: ¿cuántos cafés podemos tomar al día? La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) establece que es seguro tomar hasta 400 miligramos de cafeína, el equivalente a 4-5 cafés expresos.

Illanas añade: “una publicación reciente en la revista The American Journal of Clinical Nutrition observó que superar las 6 tazas de café al día sí podría ser perjudicial para la salud. Son resultados que conviene valorar, aunque es cierto que el estudio cuenta con ciertas limitaciones".

¿Todos los cafés son igual de buenos para la salud? Según Illanas no todos los cafés son lo mismo. “Es importante elegir un café de calidad para que sea saludable. Los cafés muy tostados, que se suelen usar en hostelería, tienen un contenido reducido en antioxidantes y mayor contenido en acrilamida, que se ha relacionado con el cáncer en estudios en animales”. Además, la experta destaca que descartaría los cafés torrefactos o mezcla, por llevar azúcar añadido. Su recomendación es consumir café tostado natural.

Por último, te recordamos que estos beneficios se atribuyen al café, "no al café con leche, al capuchino o al café con un sobre de azúcar", advierte Robles.

Y por último...

Nos repetimos hasta la saciedad, pero queremos recordaros una vez más que, para consultas personales, casos específicos y diagnósticos particulares, lo mejor es acudir a un profesional médico que estudie el caso y os recomiende el tratamiento más adecuado. ¡Pasad muy buen fin de semana, malditas y malditos!

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes nuestros malditos Rubén Pulido e Íñigo Gómez que nos han ayudado con los tics en los ojos y los síntomas al dejar de fumar, respectivamente.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Otros artículos de Maldita.es

Hazte Maldito, hazte Maldita

Maldita.es está aquí para ayudarte a luchar contra la mentira: identificar la desinformación y controlar el discurso político, pero sólo con tu apoyo será posible. Sólo juntos es más difícil que nos la cuelen. Ayúdanos en esta batalla con tus conocimientos, con tus superpoderes o colabora económicamente para que Maldita.es sea sostenible e independiente. Un medio de comunicación sin ánimo de lucro y libre de publicidad.

Hazte [email protected] y únete a esta lucha contra la mentira.

HAZTE MALDITO