MENÚ
MALDITA CIENCIA

No, Pfizer no ha publicado un estudio en el que sugiere que su vacuna contra la COVID-19 es culpable de los casos de hepatitis de origen desconocido

Publicado
Actualizado
Comparte
Categorías
Ciencia
Salud
Recursos utilizados
Búsqueda de Google
Literatura científica
Material producción propia

Portales de internet y cuentas de redes sociales están publicando contenidos en inglés y en español afirmando que la compañía farmacéutica Pfizer tiene un estudio en el que “sugiere que la vacuna contra el Covid podría ser la culpable” de los casos de hepatitis de origen desconocido en niños. Para tratar de demostrarlo, los contenidos reinterpretan tres trabajos científicos: un estudio de farmacocinética con ratones de laboratorio, una publicación científica sobre cómo esta vacuna afecta a células de hígado humanas in vitro bajo condiciones experimentales y un trabajo que recopila dos casos de pacientes que han desarrollado hepatitis autoinmune tras la vacunación.

Pero es un bulo: Pfizer no ha publicado ningún estudio que concluya que su vacuna sea la causa de estos casos de hepatitis, de los que aún se investiga el origen. Por el momento, se sabe que el desencadenante no ha sido este fármaco, ya que casi ninguno de los pacientes había recibido la vacuna

Además, no se encuentra estudio alguno sobre estos casos de hepatitis de origen desconocido en niños ni en las cuentas de Twitter o Facebook de la compañía ni en su catálogo de publicaciones científicas ni en búsquedas en Google . Un portavoz de la farmacéutica en Chile declaró a AFP, medio miembro de la International Fact-Checking Network (IFCN) al igual que Maldita.es, que “no hay estudios de Pfizer que hagan referencia a esta materia”.

Además, ni el estudio con ratones ni el realizado in vitro que citan los contenidos desinformadores indican ni sugieren que la vacuna pueda causar daño o inflamación al hígado. Tampoco un cuadro de hepatitis. Por último, los casos de pacientes reportados son de hepatitis autoinmune, una enfermedad diferente a la hepatitis de origen desconocido.

Lo que dice el estudio in vitro de células humanas hepáticas

Los contenidos desinformadores interpretan, sin base científica, un trabajo publicado en febrero de 2022 en el que se investiga el efecto de la vacuna de Pfizer/BioNTech en células Huh7, células de hígado humano que se pueden cultivar en laboratorio para experimentar con ellas. Esto es, un estudio in vitro y en condiciones controladas de laboratorio.

Los propios investigadores, de la Universidad de Lund (Suecia), explicaron en una entrevista que su estudio “muestra que la vacuna entra a las células del hígado al menos seis horas después de la administración de la dosis”. 

Los contenidos desinformadores intentan vincular este estudio como si fuese una demostración de que el ADN de las células se ve alterado por la vacuna. Sin embargo, Magnus Rasmussen, del departamento de Ciencias Clínicas y autor de la investigación, ha afirmado a Maldita.es: “Nosotros no proveemos evidencia en absoluto de ello”. 

Como ya explicamos en Maldita.es, las vacunas de ARN mensajero no pueden interferir en la secuencia de ADN de las células humanas: el ARN de las vacunas no entra —ni necesita entrar— en el núcleo de las células, que es donde se contiene el material genético del ADN. El ARN solo sirve para que se lleve una serie de instrucciones para fabricar una proteína (en el caso de las de COVID-19, la proteína de la espícula, que es la que generará anticuerpos contra el SARS-CoV-2), por lo que una vez que se ‘usan’ estas instrucciones, desaparece.

De igual modo, la investigación en ningún momento apunta a que esta entrada de la vacuna al hígado sea dañina ni que cause una hepatitis, como apuntan los contenidos desinformadores. Por último, los investigadores concluyen que “no tiene sentido que nadie cambie su decisión de vacunarse basándose en nuestro estudio”. 

Lo que dice el estudio con ratones de laboratorio

Otro de los estudios científicos que citan estas páginas web hace referencia a un trabajo de farmacocinética, la rama de la farmacología que estudia qué pasa con un medicamento cuando entra en el organismo, desde el momento en el que es administrado hasta que se elimina. Dicho estudio se realizó en ratones de laboratorio Wistar Han, un modelo animal que se emplea en pruebas de seguridad y eficacia, a los que se inyectó una molécula que contenía sustancias lipídicas, ARN mensajero y radiomarcadores.

Así, el trabajo concluyó que la mayor concentración de la molécula inyectada a los ratones se observó tanto en la zona de la inyección como en el hígado, en las glándulas suprarrenales, en el bazo y en los ovarios de los roedores. 

Al igual que el estudio con células hepáticas, el trabajo no menciona en ningún momento a la hepatitis.

Casos de hepatitis autoinmune tras la vacuna

Por último, los contenidos citan un case report (un trabajo científico en el que se cuenta qué le ha pasado a uno o unos pocos pacientes) en el que dos personas sufrieron una hepatitis autoinmune después de recibir una vacuna. Según los autores, se trataba del primer reporte de pacientes en reportar una enfermedad autoinmune después de recibir la vacuna de Oxford/AstraZeneca y el segundo tras cualquier forma de vacunación contra la COVID-19.

Sin embargo, este artículo se publicó en julio de 2021, antes de la primera alerta por hepatitis de origen desconocido en niños, que se realizó en abril de 2022 por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA, por sus siglas en inglés). Además, describen una hepatitis autoinmune, una enfermedad rara y diferente a la hepatitis de origen desconocido que se investiga.


Primera fecha de publicación de este artículo: 09/05/2022

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.