MENÚ
MALDITA CIENCIA

¿Se odian realmente los perros y los gatos? La ciencia no lo tiene tan claro

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Superpoderes
Literatura científica

Como agua y aceite. Así se llevan los gatos y los perros según la sabiduría popular. O sea, malamente (tra, tra). Pero, aunque en algunos casos puede haber conflictos, en general la convivencia entre las dos especies es bastante pacífica, según muestra la evidencia científica.

Según un estudio publicado en 2020 en la revista científica PLOS ONE que entrevistó a 1.270 personas que tenían como mascota a ambos animales, estos mostraron un comportamiento mutuo pacífico por norma general: la mayoría de perros y gatos mostraron  una respuesta relajada cuando se acercaba su compañero de otra especie.

Ahora bien, su conducta es distinta. Por un lado, comen en lugares diferentes. Por otro, hay más perros que lamen al gato y más gatos que ignoran al perro que al revés (para sorpresa de nadie). No obstante, la mayoría de los perros y gatos duermen, al menos ocasionalmente (68,5%), y juegan (62,4%) juntos, de acuerdo con el estudio. 

La encuesta confirma, además, la creencia habitual sobre la sociabilidad del perro y la privacidad del gato, dicen los autores. Aunque hablen “idiomas diferentes, parece que se entienden bien e interpretan los planteamientos del otro de forma correcta”, señala el estudio. 

No obstante, Mar Puig, auxiliar veterinaria, educadora canina también especializada en gatos y maldita que nos ha prestado sus superpoderes; explica a Maldita.es que el estudio se basa en la consideración de los responsables de los animales a través de un formulario, pero “todavía dista mucho de que en casa sepamos interpretar bien el lenguaje tanto felino como canino, no digamos de la combinación de ambos, por lo tanto considero que el resultado del estudio no brinda el criterio más óptimo”.

La experta señala que el ‘odio’ “no es un sentimiento que se dé entre especies de animales distintas al humano”: “Los animales son depredadores (en quienes el instinto más marcado es el de caza) y presas (en quienes es mayor el instinto de huida) y en muchos casos ambas a la vez”. En términos generales y en el caso de los perros y los gatos, el perro sería un predador y el gato una de sus presas, que a su vez es predador de otras especies. Eso sí, como individuos criados en un entorno humano, la situación es distinta y otros factores influyen más, según señala la auxiliar veterinaria.

El período de socialización de cada individuo y el estilo de vida de la especie son los dos principales factores a considerar. Los perros son animales sociales que desarrollan fuertes vínculos con el entorno en el que conviven, mientras que los gatos son solitarios e independientes, capacitados para sobrevivir sin la necesidad de buscar la cooperación de otros gatos y cuya tendencia suele ser la huida.

Por su parte, la socialización es el periodo más importante para determinar el comportamiento que el perro o el gato tenga de adulto. De hecho, si un cachorro es ‘criado’ o comparte el período de socialización con un individuo de otra especie, puede llegar a adquirir conductas propias del otro animal, como destaca la auxiliar veterinaria.

Aún así, continúa Puig, en un perro que convive con gatos de forma amigable, con gatos ajenos al entorno familiar, aflora su instinto de caza o territorialidad y los persigue. Incluso hay casos en que el perro que convive en el interior con un gato, si se encuentra con este en un entorno abierto, pueda llegar a matarlo. De igual forma ocurre con los gatos: un gato que se encuentra en un entorno “no seguro” para él o en época de crianza puede llegar a atacar al perro con el que convive día a día.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes la maldita Mar Puig y José Ángel Morales.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.