MENÚ
MALDITA CIENCIA

¿Por qué algunos trayectos en avión tienen una duración diferente en un sentido que en otro?

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes
Literatura científica
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Si has tenido la oportunidad de hacer vuelos de larga distancia, de un continente a otro, y luego has hecho el recorrido de vuelta en la misma ruta, probablemente habrás notado que uno de los dos trayectos es notoriamente más corto que el otro. ¿Cómo es posible que recorriendo la misma distancia no se tarde lo mismo en un sentido que en otro? El principal responsable de que esto ocurra son las corrientes en chorro, unos potentes flujos de aire que la aviación aprovecha para acortar tiempo de vuelo —o intenta evitar para no alargarlo—. Os contamos en profundidad y os mostramos una curiosa herramienta para que podáis ver estas corrientes casi en tiempo real.

Según explica a Maldita.es Benito Fuentes, divulgador y meteorólogo de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), una corriente en chorro es una banda de aire en la que el viento sopla muy fuerte, con frecuencia a más de 200 kilómetros por hora, y que mide miles de kilómetros de largo, cientos de kilómetros de ancho (de latitud) y unos kilómetros de espesor. Estos flujos de aire, según explica Fuentes, se encuentran de media a unos 9 o 10 kilómetros de altura, que coincide a la altura a la que los aviones comerciales suelen volar (entre 10 y 12 kilómetros).

Existen dos tipos de corrientes en chorro que se encuentran en los dos hemisferios de la Tierra: las polares, que son las de más intensidad, y las subtropicales. La formación de estas corrientes está relacionada con el contraste brusco de temperaturas en superficie y altitudes bajas y con la rotación del planeta sobre su eje. Por lo general, las corrientes en chorro viajan desde el oeste hacia el este, aunque Fuentes precisa que, cuando estas se debilitan, “pueden desplazarse hacia el norte o sur y forman como meandros”.

Los aviones aprovechan este flujo de aire fuerte cuando vuelan en dirección este para acortar el tiempo de vuelo y lo evitan cuando van hacia el oeste. Esto nos lo confirma Jorge Barros, piloto de línea aérea y maldito que nos ha prestado sus superpoderes: “Si el avión se desplaza en sentido oeste (contra la corriente en chorro) se va a encontrar una resistencia al avance, viento en cara; mientras que si se desplaza hacia el este se encontrará una ayuda, viento en cola”.

¿Y de cuánta diferencia estamos hablando? Esto dependerá, según Barros, de diferentes variables: “longitud del vuelo, dirección —si es de norte-sur este efecto casi no se notará—, los vientos del día en particular y la velocidad del propio avión”. Por dar un ejemplo, el piloto afirma que esta diferencia puede ser de unos 120 minutos para un vuelo lo suficientemente largo “o incluso más”.

Para ilustrar este fenómeno, Jorge nos ha cedido algunos planos de vuelo en los que se aprecia cómo el trayecto Madrid-Bogotá tiene un tiempo de vuelo diferente en el viaje hacia el oeste (de España a Colombia, más tiempo de vuelo al tener esta resistencia de la corriente en chorro) que hacia el este (de Colombia a España, con el viento en cola).

This image has an empty alt attribute
Imagen con mapa de vientos en altura (en amarillo) para el vuelo desde Madrid a Bogotá. Cedida por Jorge Barros con información sensible eliminada (en negro).

En esta imagen se observa el mapa de vientos en altura que la aviación debe tener en cuenta para trazar la ruta más óptima entre destinos (la línea roja en el centro de la imagen que conecta los dos recuadros negros), en este caso desde Madrid a Bogotá. Las corrientes en chorro se desplazan de oeste a este —aunque a veces forman meandros y se desvían hacia el norte o sur—.

This image has an empty alt attribute
Imagen con mapa de vientos en altura (en amarillo) para el vuelo desde Bogotá a Madrid. Cedida por Jorge Barros con información sensible eliminada (en negro).

Aquí mostramos otro mapa de vientos en altura para el mismo trayecto pero en el sentido contrario, desde Bogotá a Madrid. La ruta, que se muestra con una fina línea roja, es diferente a la imagen anterior y muestra los vientos en altura del día de vuelo.

This image has an empty alt attribute
Información de la componente media de viento de ambos vuelos (que calcula cuánto viento tendrá en cara o en cola el avión), el tiempo de vuelo y la distancia que recorre. Cedida por Jorge Barros con información sensible eliminada (en negro).

Para rematar la confirmación de este efecto, el piloto nos cede la información de estos vuelos: el viento que tendrá de media en el trayecto, el tiempo de vuelo y la distancia que recorrerá. En el viaje de ida a Bogotá, el avión recorrerá 4.491 millas náuticas (8.317,332 kilómetros) y estará en vuelo 10 horas y 36 minutos. Sin embargo, en la vuelta a Madrid, a pesar de recorrer una distancia ligeramente mayor, de 4.558 millas náuticas (8.441,416 kilómetros), se recorta una hora de vuelo, hasta las 9 horas y 36 minutos. El viaje hacia Colombia contará, de media, con un viento de 24 nudos en cara (44,4 kilómetros por horas); mientras que el que va hacia España estará ayudado por 22 nudos de viento de media en cola (40,4 kilómetros por hora).

Por último, para poder observar las corrientes en chorro casi a tiempo real, podemos acudir a la página web Windy, disminuir el zoom para ver el mapa a gran escala (por defecto te saldrá el área geográfica en la que estás) y colocar la barra de la derecha a 10 kilómetros para observar los vientos de esta altura. Las áreas blancas del mapa indican dónde el viento sopla con mayor intensidad, que coinciden con las corrientes en chorro polares y subtropicales.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes Jorge Barros Miñones.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.