MENÚ
MALDITA CIENCIA

Eyaculación masculina y cambios en el tono de la voz, fobia a tragar y plagas de cotorras argentinas. Llega a Maldita Ciencia el consultorio 168º

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

¿Te pirran los viernes? A nosotros también. Y si vienen acompañados de nuestro consultorio científico (que es lo que pasa cada semana), más todavía. Como en cada previa al fin de semana, venimos a poner fin a vuestras dudas, cuestiones y preguntas que tengan algo que ver con lo nuestro: la ciencia.

Y para conseguir que familiares y amigos flipen contigo en las cenas navideñas, ¿quieres que demos respuesta a esa duda que te corroe? ¡Plantéala, que para eso estamos! El cómo es fácil: puedes hacerlo por TwitterFacebook, correo electrónico ([email protected]) o a través de nuestro chatbot de WhatsApp (¡guárdate el número! +34 644 22 93 19). Ahora sí, a por ello.

¿La eyaculación masculina puede afectar al tono de la voz?

Año 2002. La selección masculina de fútbol visita la academia de ‘Operación Triunfo’ antes de la gala final. El ‘triunfito’ David Bustamante contó cómo un cantante le advirtió que eyacular hacía que la voz bajase dos tonos. ¿Pero realmente la eyaculación masculina afecta de alguna manera a la voz?

En 2004, investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad Estatal de Nueva York publicaron un estudio científico en el que analizaron la atracción que genera la voz en el sexo opuesto con 146 estudiantes de la misma universidad. Su investigación concluyó que las voces más atractivas para el otro sexo eran de personas con una actividad sexual más activa y varias investigaciones señalan que las voces masculinas más graves se consideran más atractivas. Susan M. Hughes, coautora del estudio, explicó a Emisoras Unidas que la voz grave no es consecuencia de la actividad sexual: “La voz de un hombre se define por el tamaño de las cuerdas vocales, la boca y la lengua”.

“El tono de la voz resulta de la frecuencia de las vibraciones de las cuerdas vocales. Mientras menor sea la frecuencia en las cuerdas vocales habrá menos vibraciones por segundo y menor tensión, por tanto, se percibirá una voz más grave. El tono depende de la longitud que presenten los pliegues vocales”, contó también a Emisoras Unidas Emma Rodero, investigadora de la voz humana y directora del posgrado de locución en radio y televisión de la Universitat Pompeu Fabra (UPF).

Es cierto que los ciclos hormonales tienen un efecto en la voz, aunque está estudiado más para las mujeres “porque tienen ciclos más controlables y se sabe que la calidad de voz cambia según el nivel de estrógenos”, explica a Maldita.es la lingüista especialista en fonética Wendy Elvira-García y profesora en el Laboratorio de Fonética de la Facultad de Filología de la Universitat de Barcelona. Los estrógenos, hormonas sexuales principalmente femeninas, son los responsables de volver más aguda la voz de los hombres cuando se hacen mayores. En cambio, hay una correlación entre un nivel alto de testosterona y tener una voz grave, añade la lingüista.

¿Pero qué pasa con la voz al eyacular? La lingüista Elvira-García no conoce ningún estudio sobre el tema y no cree que exista ninguno. Plantea la hipótesis del efecto relajante de la eyaculación porque "la tensión es un factor muy importante en el canto por tensión en la mandíbula y también en los propios músculos de la garganta" pero tampoco ha encontrado bibliografía científica que lo pruebe. 20 años después, David Bustamante negó en laSexta Noche que en su caso tenga algún efecto negativo eyacular antes de cantar.

¿Es la fagofobia (miedo a tragar) una fobia real? ¿A qué se debe y cómo se trata?

No es la primera vez que nos consultáis por fobias concretas. De hecho, en Maldita.es ya hemos hablado sobre algunas de ellas, como la fobia a los payasos o a las muñecas. Esta semana nos habéis preguntado por el miedo irracional a tragar, la fagofobia. Concretamente, si se trata de una fobia real, a qué se debe y si existe tratamiento para gestionarla. Lo cierto es que la literatura al respecto es escasa y, por el momento, no existe un tratamiento específico.

Aunque el concepto de fagofobia no aparece como tal en el CIE-11, la recopilación de las enfermedades que edita y publica la Organización Mundial de la Salud (OMS), sí puede incluirse entre las que el documento denomina fobias específicas. En esta ocasión, con peligrosas consecuencias para la salud (pérdida grave de peso y desnutrición). 

Todos los miedos irracionales que engloba esta categoría se caracterizan por un pavor o ansiedad, desproporcionados en relación al peligro real, al exponerse (o anticiparse a la exposición) a determinados objetos o situaciones específicas. El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA) y la Clínica Mayo, coinciden en esta clasificación. 

En cuanto al posible origen de la fagofobia, a menudo se debe a uno o varios sucesos traumáticos relacionados con el acto de comer. “Los ejemplos pueden incluir asfixia, regurgitación, abuso u otras experiencias negativas”, señala la Fundación Nacional de Trastornos de la Deglución (NFOSE, por sus siglas en inglés) en su página web. 

Como explica a Maldita.es Jose de Sola, psicólogo en De Salud Psicólogos, estas situaciones no siempre las experimenta la persona que sufre la fobia, puede que simplemente las haya observado en alguien cercano e incluso que el miedo no tenga nada que ver con sucesos similares. “Hay fobias que no tienen una causa objetiva y aparecen simplemente por mero pensamiento o miedo a que algo pueda ocurrir”, añade. De hecho, según De Sola, los casos de fagofobia en los que no hay experiencia directa (sin ningún suceso traumático relacionado con el acto de comer) son los más frecuentes. 

“A partir de ahí, la persona comienza a evitar comidas sólidas, sobre todo alimentos que considera ‘más difíciles de tragar’, y a beber exclusivamente líquidos. Esto hace que pierda peso a una velocidad tremenda, llegando incluso a un posible estado de desnutrición”, recuerda el psicólogo. Esta incapacidad puede manifestarse tanto en el hecho de no querer introducir un alimento sólido en la boca, una anticipación al pensar que lo va a pasar mal, como en ser incapaz de tragar, experimentando una resistencia física involuntaria a hacerlo. 

En palabras de De Sola, el trabajo con estos pacientes es complicado, al tratarse de un trastorno con solución, pero muy resistente. “La mera conversación queda descartada: tratar las fobias mediante el diálogo es una pérdida de tiempo. Estamos hablando de frecuencias diferentes de comunicación, ya que no es sólo racional (el paciente sabe que es absurdo), sino emocional”, indica.

No existe un tratamiento específico para la fagofobia, aunque sí técnicas que permiten acceder a ese componente emocional. Según el psicólogo, pueden resumirse en dos grandes grupos: “Por un lado, intentar ayudar a la persona poco a poco, exponiéndola a la situación temida con comidas semisólidas para que aprenda a tranquilizarse y relajarse. Por otro, atacar directamente esa emoción de miedo, que a veces tiene raíces completamente ajenas a la comida, como el miedo a la muerte (quizá el más general)”.

Los test de antígenos de autodiagnóstico antes de juntarnos en una comida o cena de Navidad

En las farmacias de varios países, como España, se venden de forma libre test de antígeno para autodiagnóstico de infección por el coronavirus que provoca COVID-19. Algunas personas están recurriendo a estas pruebas antes de acudir a reuniones sociales típicas de las fechas navideñas para intentar descartar posibles infecciones. ¿Pero son útiles? ¿Un negativo descarta que estemos infectados? ¿En qué circunstancias? Lo aclaramos.

Desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) señalan en su web que estas pruebas de autodiagnóstico pueden ser de ayuda como complemento a otros métodos diagnósticos al permitir detectar más casos pero que los positivos en estos test de antígenos de autodiagnóstico se considerarán casos sospechosos que deberán confirmarse en un centro sanitario con otra prueba de diagnóstico.

La AEMPS también advierte que estos test son de venta exclusiva en farmacias, por lo que no se deben comprar a través de otras vías, y tienen que tener tanto en el etiquetado como en las instrucciones de uso el organismo notificado que lo ha evaluado, con sus dígitos de identificación, junto al marcado CE. En la web de la AEMPS está el listado de test de antígeno de SARS-CoV-2 de autodiagnóstico comercializados en España.

Infografía explicativa de la AEMPS

¿En qué momento son útiles las pruebas? En los primeros siete días desde la infección y en los primeros cinco días con síntomas, cuando la carga viral está en su punto más álgido, aclara la AEMPS. Para darle el mejor uso posible al test se deben seguir las instrucciones de uso y hacer el test justo después de tomar la muestra. La falta de experiencia en comparación con el personal sanitario puede afectar al rendimiento de las pruebas, advierte la autoridad sanitaria. Y si se puede elegir, los test basados en hisopos nasales son más sensibles que los basados en saliva, explica a Maldita.es la viróloga Sonia Zúñiga, investigadora de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología, aunque advierte que “si uno no coge bien la muestra, es probable que el test no funcione bien”.

¿Y cómo saber que el test se ha hecho bien? Independientemente del resultado, debe tener la línea de control visible, señalada por la letra C. Si sólo sale esa línea, el resultado es negativo. Si salen dos líneas (C y T) es positivo. Si no sale la línea de la C o sólo la de la T, la prueba es inválida y debe repetirse.

En caso de que salga positivo el test, debes autoaislarte y contactar con tu centro sanitario, porque estas pruebas de autodiagnóstico no diagnostican infecciones activas, ni en personas con síntomas ni en asintomáticos, sino que se consideran casos sospechosos que deben ser confirmados con pruebas diagnósticas en un centro de salud.

Si es negativo, no se excluye la posibilidad de infección porque puede ser que la carga viral sea demasiado baja para ser detectada, ya que el test de antígenos tiene una sensibilidad menor que la PCR. Si tienes síntomas compatibles con COVID-19 o eres contacto estrecho de una persona diagnosticada con la enfermedad, debes autoaislarte y contactar con los servicios sanitarios, advierte la AEMPS.

Más allá de lo que afirma la AEMPS en su web, ¿qué señalan los expertos sobre su utilidad ante reuniones sociales?

Para el epidemiólogo Pedro Gullón, profesor en la Universidad de Alcalá de Henares y miembro de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), por la posibilidad de falsos negativos, los autotest de farmacia “tienen bastante limitaciones para crear espacios seguros en reuniones”. Además, al ser más efectivos cuando tienes síntomas o has sido contacto estrecho de una persona aislada, que son momentos cuando ya no deberías ir a eventos sociales, “su uso extendido para hacer actividades o tener actitudes que no tendrías de otra forma” lo convierten en una herramienta “con complicaciones”, aunque Gullón aclara a Maldita.es que son útiles en algunos aspectos.

Salvador Peiró, médico miembro de la Sociedad Española de Salud Pública (SESPAS) e investigador del Área de Investigación en Servicios de Salud de la fundación FISABIO, señala a Maldita.es que los test de autodiagnóstico pueden ser útiles porque “si detectan un positivo, evitarán el contagio de todo el grupo y con las tasas de transmisión actuales hay bastantes positivos sin síntomas o con síntomas menores que atribuyen a resfriados u otras causas no COVID-19”. Pero Peiró advierte que también pueden ser contraproducentes si los que se reúnen creen que con resultados negativos pueden obviar otras medidas como hacer la reunión al aire libre, con ventilación y/o con mascarillas.

Estos test “son muy fiables” en personas con síntomas, señala el médico de FISABIO, donde “un positivo confirma la enfermedad y un negativo casi la descarta”, mientras que en personas asintomáticas depende mucho de la incidencia del coronavirus en el momento: “Cuando la prevalencia de COVID-19 es alta siguen siendo fiables, cuando la prevalencia es muy baja hay un problema de falsos positivos”. Peiró aconseja hacerse el autotest lo más cerca posible del momento de la reunión.

En caso de test positivo, Peiró advierte que estas personas tienen un alto potencial de contagio porque “los test de antígenos requieren cargas virales altas para ser positivos” y les aconseja empezar a hacer su lista de contactos en los últimos dos días y advertirles del positivo. Pero como durante la incubación los test son negativos, los contactos estrechos de hace menos de 48 horas, salvo que tengan síntomas, no tienen que hacerse la prueba inmediatamente, sino a los 4-5 días del contacto, aconseja el médico. Aunque la estrategia actual del Ministerio de Sanidad no exige el aislamiento de los contactos asintomáticos si están vacunados (salvo excepciones), Peiró recomienda hacerlo hasta obtener los resultados.

Aunque sea negativo el test, el investigador de FISABIO pide mantener en lo posible las medidas de protección habituales como evitar los contactos con no convivientes y de hacerlo, mejor al aire libre, si es en interior con ventilación cruzada y con mascarilla.

Según un estudio preprint (una publicación provisional a la espera de ser validada y publicada en una revista científica), una autoprueba nasal es fiable en personas con síntomas pero "no es confiable" el autotest de saliva evaluado en el estudio, de Hangzhou Alltest, que es uno de los tres test de autodiagnóstico de saliva comercializados en España que aparecen en la web de la AEMPS. En cambio, hay 19 autotest nasales aprobados para su venta en España, que son más fiables.

¿Por qué las cotorras argentinas son un problema en España y se las considera una “plaga”?

En los últimos días nos hemos encontrado con mensajes en redes sociales que critican los métodos que se emplean para controlar las poblaciones de cotorras argentinas (Myiopsitta monachus, también llamada cotorra gris) y cómo se acaba con sus individuos: con disparos con carabina de aire comprimido. El partido animalista Pacma también se manifestó en contra de estos métodos en abril de 2021, tachándolos de “matanza”. Por eso nos habéis preguntado por qué estas aves son un problema en España y qué es lo que provoca su presencia en los ecosistemas de este país.

En primer lugar, debemos aclarar que a estas cotorras se las considera una especie exótica invasora y así se recoge en el catálogo del Ministerio para la Transición Ecológica (antiguo Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente). Desde 2011, el comercio y tenencia de esta cotorra están prohibidos en España. En su ficha descriptiva se recoge que el área de distribución natural es Sudamérica, desde Bolivia central y el sur de Brasil hasta Argentina central, Paraguay y Uruguay, y se introdujo en áreas urbanas de Europa y América del Norte “de forma accidental por escape de individuos cautivos y también por liberación”. 

Las especies exóticas invasoras son un problema porque producen un daño ecológico, económico y/o de salud en el hábitat donde se establecen y en el que no son nativas. En el caso concreto de la cotorra argentina, se destaca que esta compite por la comida contra otras especies autóctonas, caza huevos y pollos de aves más pequeñas como el mirlo común, desplaza a especies locales como el mirlo y la urraca, daña los cultivos (especialmente árboles frutales), provoca daños en la vegetación para construir sus nidos de gran tamaño y que se puede instalar en postes de alta tensión, genera problemas por el ruido de su canto y su proximidad a las casas y puede ser un vector para propagar patógenos y enfermedades a humanos y otras especies.

La Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) publicó en 2015 el primer censo nacional de cotorra argentina, un documento que explora cuánta población hay de esta ave en España, dónde se encuentran sus ejemplares, en qué ciudades existe una población problemática y los métodos para hacer este censo. Cuando se hizo público, esta Sociedad advertía de que España era el segundo país con mayor número de cotorras argentinas, “con cerca de 20.000 ejemplares”. A día de hoy, SEO/Birdlife apunta en su documento Cotorras argentinas y de Kramer en España: preguntas y respuestas, que “esa cifra se habrá visto muy superada”. Barcelona, Madrid y Málaga aglutinan el 80% de los ejemplares, aunque se sabe que está presente en al menos 140 municipios de España, principalmente del litoral Mediterráneo, Baleares y Canarias.

Existe otro tipo de cotorra en España que también se considera como especie exótica invasora y que suele confundirse con la argentina: la cotorra de Kramer (Psittacula krameri). Esta ave es originaria de África subsahariana y del sur de Asia y también tiene una serie de problemas asociados: competencia agresiva por los lugares de nidificación con murciélagos, rapaces nocturnas y otras rapaces amenazadas como el cernícalo primilla (Falco naumanni) y pájaros carpinteros; puede dañar cultivos cereales y frutales; y puede ser un vector de propagación de agentes patógenos. En su caso, la Kramer está asentada fundamentalmente en Sevilla y muestra algunas diferencias en su aspecto respecto a la cotorra argentina, como explica SEO/Birdlife en este artículo.

Ahora la pregunta clave: ¿cómo se actúa contra este problema? La inclusión de una especie en el catálogo de exóticas invasoras conlleva a que se prohíba su posesión, tráfico o comercialización y obliga a que las administraciones preparen planes de control o erradicación de sus poblaciones, según el capítulo III de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. SEO/Birdlife recoge en su documento de preguntas y respuestas sobre las cotorras argentina y de Kramer que “no cabe duda” de que es necesario controlar estas poblaciones y que siempre es mejor “actuar de forma preventiva o sobre poblaciones pequeñas, ya que los resultados llegan antes y se evita que el problema se agrave”.

El problema está en aquellas ciudades como Barcelona, Málaga, Madrid o Sevilla en las que el gran número de ejemplares impide que se tomen medidas preventivas “dado el exponencial crecimiento de las especies”. La evidencia científica (como este documento del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, país donde estas cotorras también se consideran una especie exótica invasora) recoge y explora métodos para ir controlando paulatinamente las poblaciones: uso de trampas, control de fertilidad, modificaciones en el hábitat, eliminación de nidos, disparos a individuos, uso de dispositivos para asustar, etcétera.

La postura de SEO/Birdlife pasa por actuar sobre los ejemplares adultos “si se quiere atajar verdaderamente el problema”, destacan que las acciones sobre nidos “contribuyen a dispersar las poblaciones” con el peligro de que se asienten en otras zonas y afirman que es “inaceptable” usar piensos esterilizantes o métodos no selectivos “dado que otras especies no diana pueden ingerirlos”.

Antes de que os vayáis...

Como todas las semanas llegados a este punto nos gustaría recordaros que estamos aquí para resolver todas las dudas y preguntas que tengáis respecto a información científica, pero que si lo que te inquieta tiene que ver con un diagnóstico, tratamiento o afección personal, lo único que podemos aconsejarte es que acudas a un profesional sanitario que conozca personalmente tu caso y pueda tratarte adecuadamente.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.