MENÚ
MALDITA CIENCIA

Por qué salir a la calle con el pelo mojado con bajas temperaturas puede favorecer los resfriados

Publicado sábado, 27 noviembre 2021
Comparte
Categorías
Enfermedades
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

En Maldita Ciencia ya os hemos dado algunas recomendaciones para evitar la propagación del coronavirus cuando hace frío. Ahora nos habéis preguntado si salir con la cabeza mojada cuando las temperaturas son bajas favorece los resfriados. No hay evidencias de que ir con el pelo mojado pueda provocar enfermedades respiratorias, pero sí podría ayudar a que disminuyan nuestras defensas y ciertos virus se reproduzcan mejor en determinadas zonas de nuestro cuerpo. Por lo tanto, no es recomendable hacerlo.

Lorenzo Armenteros del Olmo, portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), cuenta a Maldita Ciencia que “no hay nada que demuestre que salir con el pelo mojado pueda provocar resfriados”. Ya os hemos explicado que tanto el resfriado como la gripe son infecciones víricas y hacen falta sus respectivos virus para que enfermemos. 

Pero, ¿podría salir a la calle con el pelo mojado favorecer los resfriados? Armenteros explica que llevar el pelo mojado puede hacer que nuestra temperatura sea más baja de lo normal y contribuir a que disminuyan las defensas locales en ciertas zonas de nuestro cuerpo como las fosas nasales o la garganta.

“Esto puede aumentar la probabilidad de contaminarse de virus o bacterias respiratorias y provocar cualquier tipo de infección nasofaríngea, que bien afecte a nuestra nariz, garganta o vías respiratorias”, indica. Un estudio publicado en la revista PNAS señala que el rinovirus, principal responsable de los resfriados, se reproduce mejor en el ambiente más fresco de la nariz que a la temperatura superior de los pulmones.

Además, Armenteros subraya que normalmente el pelo nos ayuda a protegernos del frío. Eso sí, cuando no está mojado. “El agua y la humedad enfrían el cuerpo, por lo que permanecer con la ropa mojada o el pelo obliga al organismo a poner en marcha mecanismos de compensación para mantener la temperatura corporal”, cuenta a Maldita Ciencia Guadalupe Fontán, enfermera del Consejo General de Enfermería.

Independientemente de cuál sea la temperatura exterior, nuestros cuerpos luchan constantemente para mantener las condiciones internas prácticamente iguales (a unos 37,5 grados), según el servicio de Salud Pública de Inglaterra (PHE, por sus siglas en inglés). El organismo indica que cuando comenzamos a enfriarnos, nuestra sangre se vuelve más espesa, lo que puede causar problemas de coagulación. Esta es una de las razones por las que se producen más ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en los días posteriores a climas más fríos, según el PHE.

Tanto Fontán como Armenteros recomiendan no salir a la calle con la cabeza mojada cuando hace frío. “Retrasaría la adaptación que tiene nuestro cuerpo a las bajas temperaturas”, comenta Armenteros. En el caso de tener que salir con el pelo mojado, recomiendan cubrirlo por ejemplo con un gorro y solamente quitárselo cuando se esté a una temperatura adecuada donde no se pueda producir ese descenso de temperatura.

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.


Primera fecha de publicación de este artículo: 10/02/2021