MENÚ
MALDITA CIENCIA

15 años ‘sin’ Plutón: por qué no se considera un planeta (y por qué, científicamente, esto no importa para seguir estudiándolo)

Publicado
Actualizado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

Tal día como hoy, un 24 de agosto de 2006, la Unión Astronómica Internacional (IAU, por sus siglas en inglés), el organismo responsable de fijar los estándares de la astronomía y definir los nombres de los objetos celestes, sacaba a Plutón de la lista de planetas del sistema solar. Los libros de texto tendrían que actualizarse y los estudiantes solo memorizarían desde Mercurio hasta Neptuno. Con motivo del 15 aniversario de esta efeméride, te explicamos por qué Plutón ya no es un planeta sino que se considera un planeta enano y por qué, a pesar de tal ‘bajada de categoría’, este astro sigue despertando interés científico.

Requisitos para ser un planeta que Plutón no cumple: no es capaz de limpiar su órbita y hay astros tan grandes como él

Plutón fue descubierto en 1930 por el astrónomo estadounidense Clyde Tombaugh tras una observación sistemática de objetos transneptunianos durante meses. Pero, con el avance de la ciencia y la tecnología, la capacidad de observación de los terrícolas ha ido mejorando enormemente, “sobre todo desde el comienzo del siglo XXI”, explica a Maldita.es Héctor Socas-Navarro, investigador en el Instituto de Astrofísica de Canarias y director del Museo de la Ciencia y el Cosmos de Tenerife.

Desde entonces, el listado de astros con un tamaño similar a Plutón y que se encontraban en la misma región fue creciendo (como Sedna o Eris), al tiempo que otros cuerpos celestes con un tamaño considerable podrían tenerse en cuenta como planetas, como Ceres, ubicado en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. “¿Todos esos van a ser planetas? ¿Vamos a acabar con un Sistema Solar con cientos de planetas? Es una cuestión filosófica que subyace a todo esto”, plantea Socas-Navarro, dejando claro que, entonces, no había ningún criterio objetivo para mantener a Plutón como planeta sin incluir de manera colateral a otros cuerpos menores.

Es por esto que la IAU aprobó en su XXVI asamblea general en Praga las tres condiciones para que un cuerpo celeste pueda denominarse planeta: debe orbitar alrededor del Sol, su masa debe generar una gravedad que hace que asuma un equilibrio hidrostático (esto es, que tenga una forma redondeada) y haber sido capaz de despejar la vecindad de su órbita, siendo el objeto dominante en su trayectoria. Esta última condición es la que no cumple Plutón que, desde entonces, pasó a considerarse planeta enano y plutoide (una categoría específica para designar a los planetas enanos que están en la región transneptuniana).

Las actas de resultados de dicha asamblea de la IAU reflejan la controversia sobre la recategorización de Plutón, un debate que sigue abierto a día de hoy por una parte de la comunidad científica. Si bien la definición de planeta fue aprobada por una holgada mayoría, la votación sobre los plutoides fue mucho más ajustada: 237 votos a favor, 157 en contra y 17 abstenciones.

Argumentos para defender a Plutón como planeta

¿Por qué Plutón gozó durante tanto tiempo de la categoría de planeta? ¿Era un astro ‘privilegiado’? El investigador del IAC señala que este cuerpo celeste era el único planeta descubierto por un estadounidense, por lo que cree que puede haber algo de “discusión patriótica” en el asunto. De hecho, el exadministrador de la NASA durante el Gobierno de Trump, Jim Bridenstine, consideraba a Plutón como planeta: “Es mi punto de vista, así lo aprendí”.

Pero también hay argumentos científicos para defender a Plutón como el noveno planeta. Alan Stern, investigador principal de la misión de la NASA New Horizons, considera que una mejor definición de planeta “debería tener en cuenta los atributos geológicos y físicos del planeta (o no-planeta)”, en lugar de basarse en lo que hay en la órbita, algo externo al astro.

“Si de repente cojo a la Tierra y la pongo en otra órbita, va a tardar millones de años en limpiarla. Durante ese tiempo, ¿no es un planeta? ¿Deja de serlo porque la he cambiado de sitio?”, se pregunta Socas-Navarro, agregando que es una cuestión “controvertida, de etiquetas de blanco o negro en algo que tiene muchos grises”. A pesar de este debate, los astrónomos coinciden en que, desde el punto de vista científico, es una disputa irrelevante.

Plutón tiene interés científico, más allá de que ya no sea un planeta

Sea un planeta o no, lo que está claro es que Plutón es un mundo y que despierta el interés científico de la comunidad astronómica. El mayor contribuidor de conocimiento sobre Plutón es la New Horizons, una misión no tripulada de la NASA que tiene como objetivo explorar este planeta enano, sus satélites y el cinturón de Kuiper, una región de asteroides y cuerpos pequeños que se extiende más allá de Neptuno.

“La misión New Horizons nos ha proporcionado imágenes y datos alucinantes con los que vemos un montón de cosas que están pasando en Plutón”, describe el investigador. Esta sonda ha ayudado a descubrir que el planeta enano tiene glaciares de nitrógeno, una especie de exoatmósfera capaz de variar con las estaciones e inflarse y contraerse y ha tomado las únicas fotografías cercanas que tenemos de este astro y que ilustran este artículo.

Como curiosidad final, la sonda New Horizons porta una pequeña cápsula de aluminio que incluye las cenizas de Clyde Tombaugh, el descubridor de Plutón. 109 años después de su nacimiento, los restos mortales del astrónomo pudieron visitar el planeta enano.


Primera fecha de publicación de este artículo: 24/08/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.