MENÚ
MALDITA CIENCIA

Qué relación hay entre la COVID-19 y la disfunción sexual e infertilidad en hombres

Publicado viernes, 13 agosto 2021
Comparte
Categorías
Enfermedades
COVID-19
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

A raíz de algunos titulares, habéis vuelto a preguntarnos por la relación entre la infección por COVID-19 y posibles secuelas sexuales, esta vez en hombres. Lo cierto es que un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Miami y publicado en la revista The World Journal of Men's Health señala que la infección por SARS-CoV-2 podría tener relación con la infertilidad y la disfunción sexual masculina.

Ahora bien, tanto los propios autores como los expertos consultados por Maldita.es inciden en que hace falta más investigación al respecto para poder confirmar esta hipótesis, dado que las muestras son pequeñas. Se trata de “un primer paso sobre cómo el COVID-19 podría afectar la salud sexual masculina. Los estudios deben continuar”, señalan los investigadores.   

Cabe incidir en que hablamos de la propia infección por SARS-CoV-2, no de la respuesta inmunitaria que nuestro cuerpo genera tras la administración de las vacunas contra la COVID-19 aprobadas actualmente: no hay ninguna prueba ni evidencia de que cualquiera de ellas ocasione secuelas sexuales, ni en hombre ni en mujeres. 

El estudio señala la infertilidad y la disfunción sexual masculina como posibles consecuencias de la COVID-19, pero se basa en pocas muestras

El equipo del director del Programa de Urología Reproductiva de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami (Estados Unidos), Ranjith Ramasamy, analizó los tejidos de autopsia de los testículos de seis hombres que murieron por COVID-19.  En una de las seis muestras se detectó el virus causante de la infección, el SARS-CoV-2. Además, fueron tres de las mismas las que mostraron un número de espermatozoides menor de lo habitual, como explica Ramasamy en The Conversation.

Añade que la biopsia testicular de otro paciente que sí logró superar la enfermedad (aproximadamente tres meses antes de la prueba) también detectó la presencia de SARS-CoV-2 en la zona. 

Además, el equipo descubrió que la infección, independientemente de su gravedad, podría afectar al propio órgano sexual masculino. “Un análisis del tejido del pene de dos hombres que recibieron implantes de este órgano mostró que el virus continuaba presente entre los siete y nueve meses posteriores al  diagnóstico de COVID-19. Los dos hombres desarrollaron disfunción eréctil grave, probablemente por una reducción del suministro de sangre provocada por la infección”, indica Ramasamy. 

El experto aprovecha la oportunidad para recordar que las vacunas contra la infección sí son seguras para el sistema reproductivo masculino, lo que supone “otra razón más para vacunarse”. Reducir el riesgo de sufrir la infección gracias al fármaco, permite “preservar la fertilidad masculina y la función sexual”.

Por qué la COVID-19 afecta a los testículos

En casos de infección por COVID-19, la enzima convertidora de angiotensina (ACE2), el receptor celular para el SARS-CoV-2, desempeña un importante papel. “Es la proteína que el virus reconoce en la superficie de las células para entrar en ellas”, explicaba en Maldita.es Sonia Zúñiga,  investigadora de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología  

Es por ello, como recuerda a Maldita.es Yosu Franco, profesor de Medicina experto en reproducción asistida y embriología en la Universidad de Deusto, que la ACE2 está íntimamente ligada a la patogénesis (origen y evolución) de la COVID-19. “Las células con alta expresión de ACE2 son más susceptibles a la infección. En relación a esta premisa, a nivel testicular sí que existe un aumento en la expresión de estos receptores, lo que podría provocar una alteración a nivel del tejido”, explica el experto.  

Añade que el SARS-CoV-2 activa el circuito de respuesta inflamatoria frente a una infección, lo que provoca un estrés oxidativo que puede afectar a la calidad del semen en cuanto a movilidad y morfología. 

“La COVID-19 puede alterar la función de producir espermatozoides del testículo debido a una reacción inmunitaria o inflamatoria”, coinciden Esaú Fernández-Pascual y Juan Ignacio Martínez-Salamanca, especialistas en Andrología y Salud Sexual de Lyx Instituto de Urología. En relación con la disfunción sexual (disfunción eréctil o eyaculación precoz),  añaden en Maldita.es que existe poca literatura científica al respecto: “Casos descritos existen, pero parecen ser transitorios en relación con la infección, y resueltos a largo plazo”.

Franco concluye que, hasta la fecha, no hay datos definitivos. “Es por ello por lo que se necesita mayor investigación en esta línea, para conocer los impactos a largo plazo del SARS-CoV-2 en la función reproductiva de ambos sexos”.

Las conclusiones aportadas en el propio paper de la investigación señalan que el estudio “está limitado por el pequeño tamaño de la muestra y la incapacidad de evaluar las consecuencias a largo plazo del virus SARS-CoV-2 sobre la espermatogénesis (el mecanismo encargado de la producción de espermatozoides)”.


Primera fecha de publicación de este artículo: 13/08/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.