MENÚ
MALDITA CIENCIA

¿Sirve la lactancia materna como método anticonceptivo?

Publicado martes, 10 agosto 2021
Comparte
Categorías
Cuerpo humano
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

¿Es posible quedarse embarazada durante la menstruación? Pues sí, tal y como ya os hemos contado desde Maldita.es en TikTok. Vuestra próxima consulta sobre embarazos resultará especialmente útil para quienes hayan tenido recientemente un bebé: ¿sirve la lactancia materna como método anticonceptivo? La lactancia reduce en gran medida las posibilidades de quedarse embarazada durante un tiempo determinado siempre que se cumplan algunas condiciones. Pero si quieres evitar al 100% el riesgo de embarazo, lo más recomendable es que recurras a otros métodos anticonceptivos.

La doctora Marina Vilardell, ginecóloga y especialista en reproducción asistida de Eugin, explica a Maldita.es que la lactancia materna como método anticonceptivo, también conocido como MELA o LAM (método de la lactancia y amenorrea o lactational amenorrhea method), es “un método natural, con una eficacia aproximada del 98% en mujeres amenorreicas (sin menstruación) que amamantan de forma exclusiva a sus bebés y sólo durante los primeros seis meses posparto”. 

Una revisión de la literatura científica publicada en la revista médica Clinical Obstetrics and Gynecology destaca “la alta eficacia” del método de la lactancia y amenorrea. Según cuenta Vilardell, esto se debe a los niveles elevados de prolactina durante la lactancia materna: “Esta hormona impide la ovulación de forma temporal. Al no ovular, por tanto, no puede darse el embarazo”.

La especialista en fertilidad Claudia Rodari indica a Maldita.es que la succion del pezón y la producción de leche “inhiben la ovulación, de allí la anticoncepción, y por la anovulación (la ausencia de ovulación) se produce amenorrea, es decir, la ausencia de menstruación”. 

Pero, cuidado, para que este método funcione deben cumplirse algunas condiciones, tal y como subraya Villardell. El bebé debe alimentarse exclusivamente de leche materna a demanda (entre 8 y 12 tomas al día) y tiene que tener menos de seis meses, ya que a esa edad “se introduce la alimentación complementaria y esto afecta directamente al número de tomas y a la cantidad de leche demandada por el niño”. Además, la madre tiene que estar sin menstruación, es decir, en amenorrea. 

La doctora Fátima Martínez Hernández, ginecóloga del equipo del doctor Jiménez (Magyc Madrid) del Hospital Ruber Internacional, confirma a Maldita.es que la lactancia suprime la ovulación y ayuda a evitar embarazos en los primeros meses tras el parto. Aun así, no recomienda usarla “como único método anticonceptivo”.

“Existe una gran variación en el retorno a la fertilidad y la actividad sexual después del parto”, señala. La fecha más próxima conocida de la ovulación “es 25 días después del parto, y como media, entre 45 y 94 días”. 

Pablo Tobías, especialista en Ginecología y Obstetricia en el Hospital Universitario Infanta Cristina, indica a Maldita.es que, aunque la primera ovulación suele producirse a los 45 días después del parto, el embarazo es posible a partir de las tres semanas posparto. 

Además destaca que, incluso con amenorrea y lactancia materna exclusiva, la posibilidad de embarazo en los primeros seis meses es en torno al 0,88% y al 1,2%. El riesgo de quedarse embarazada es mayor, según Martínez, si “la lactancia materna disminuye, si vuelve la menstruación o si han pasado más de 6 meses desde el parto”.

En la Guía de Práctica Clínica de Anticoncepción Hormonal e Intrauterina del Sistema Nacional de Salud también se indica que “es importante tener en cuenta que en las mujeres que optan por el MELA el riesgo de embarazo aumenta cuando la frecuencia de la lactancia disminuye (al interrumpir algunas tomas, o al iniciar la lactancia mixta y la introducción de alimentos), momento en el que las mujeres pueden volver a menstruar”.

Pero, entonces, ¿hasta qué punto es recomendable usar siempre otros métodos anticonceptivos en lugar de la lactancia? “Si se quiere evitar al 100% el riesgo de embarazo, se deben utilizar otros métodos anticonceptivos”, comenta Villardell. Martínez advierte: “Todas las mujeres pueden llegar a ser fértiles antes de la vuelta de su menstruación y no deben retrasar el uso de anticonceptivos si no desean quedar embarazadas de nuevo”. 

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.