MENÚ
MALDITA CIENCIA

El efecto contaminante de las cremas solares en el océano y en qué fijarte al comprar una para reducirlo

Publicado jueves, 5 agosto 2021
Comparte
Categorías
Medio ambiente/Cambio climático/contaminación
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes
Literatura científica

Si hace unos días nos preguntabais por los aceleradores de bronceado, ahora es el turno de las cremas de protección solar. ¿Es verdad que contaminan el agua? Pues sí. Pese a que son fundamentales para cuidar la piel y prevenir el cáncer cutáneo, algunos componentes de las cremas pueden contaminar el agua y dañar la fauna marina. Por eso es importante fijarse en el etiquetado de las que compremos, optar por las que se destaquen como "respetuosas con los océanos" y no echárselas justo antes de bañarnos para reducir la cantidad que se liberará en el agua.

Araceli Rodríguez Romero, investigadora de la Universidad de Cádiz experta en ecotoxicología y contaminación marina, explica a Maldita.es que la crema solar contamina los ecosistemas marinos. Se trata de “un cóctel químico” compuesto entre el 10% y el 15% por los llamados filtros ultravioleta (UV) que, según la experta, “garantizan una completa protección de la piel”. El resto de ingredientes de estas cremas incluyen “conservantes, agentes colorantes, controladores de la viscosidad, fragancias, etc”. 

El químico Miguel Ángel Muñecas Vidal, maldito que nos ha prestado sus superpoderes, explica que “los productos químicos que contienen las cremas no se quedan en nuestra piel y una parte son lavados por la acción del agua mientras nadamos o nos bañamos, pasando así al medioambiente marino”. Una vez en el agua, “acaban por afectar en mayor o menor grado a todos los seres vivos que habitan en los mares y océanos del planeta, siendo especialmente sensibles los corales”.

Cada vez que nos bañamos una gran cantidad de crema se libera directamente al mar, según confirma Rodríguez: “Se estima que entre 6.000 y 14.000 toneladas de crema solar se liberan cada año en áreas de arrecife de coral potenciando su blanqueamiento y consecuentemente, la muerte del coral”. Más del 25% de las especies marinas dependen de los arrecifes de coral durante al menos una parte de su vida, según indica a El País Mark Eakin, investigador de la Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos.

¿De qué otras formas afecta la crema solar al ecosistema marino? “Una de las principales consecuencias de la presencia de filtros UV orgánicos en el medio marino es su potencial para acumularse en los organismos (por ejemplo, mejillones o incluso delfines)”, comenta Rodríguez. El problema es que no solo se acumulan estos filtros en los organismos, sino que “se biomagnifican a lo largo de la cadena trófica (proceso de transferencia de energía alimenticia a través de una serie de organismos)”. Algunos estudios han constatado la presencia de filtros UV en diferentes organismos marinos. 

“Para que nos hagamos una idea del alcance de los filtros UV, su presencia ha sido detectada en los huevos de aves del Espacio Natural Protegido de Doñana”, comenta Rodríguez y recoge un estudio publicado en 2017 en la revista Environmental Science and Technology.

Otros efectos nocivos producidos por las cremas solares o por algunos de sus ingredientes son “la inhibición del crecimiento de algunas especies de fitoplancton, genotoxicidad (capacidad relativa de un agente de ocasionar daño en el material genético) en mejillones, malformaciones larvarias en erizos de mar o mortalidad y cambios en el comportamiento de distintas especies marinas”.

“La presencia de filtros UV se ha detectado tanto en lugares tan cercanos y conocidos como en playas de Mallorca como en sitios tan remotos como la Antártida”, indica Rodríguez, que participa en una investigación para valorar el impacto de las cremas solares en zonas costeras de Andalucía.

¿Y qué pasa con las piscinas?Sarah Montesdeoca Esponda, investigadora postdoctoral en Análisis Químico Medioambiental en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, indica a Maldita.es que hasta ahora no se han descrito efectos perjudiciales para las personas relacionados con la presencia de crema solar en las piscinas. “Lo que sí hay que tener en cuenta es que la descarga del agua de esas piscinas puede suponer una vía de entrada de estos productos al mar si previamente no se aplica un tratamiento eficaz para su eliminación”, comenta. 

No hay que olvidar que usar protector solar durante todo el año es importante para disminuir la posibilidad de carcinomas y el fotoenvejecimiento a largo plazo. Pero entonces, ¿en qué nos podemos fijar para elegir una crema que sea menos dañina para el medio ambiente?

Montesdeoca aconseja buscar productos libres de oxibenzona y octinoxato, “dos de las sustancias más dañinas en el medio ambiente y que han comenzado a prohibirse en algunos países”. También puede resultar útil no aplicarnos la crema justo antes de bañarnos, ya que se liberará en el mar más fácilmente, según Rodríguez.

Actualmente, hay compañías cosméticas que han lanzado nuevas gamas de protectores solares catalogados como “respetuosos con los océanos”. Aunque determinar la veracidad de esta etiqueta “es difícil”, Rodríguez aconseja optar por este tipo de cremas para fomentar que la industria cosmética siga invirtiendo en la búsqueda de un protector solar lo más respetuoso posible con el medio marino. 

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes Miguel Ángel Muñecas Vidal.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla:mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapppréstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.