MENÚ
MALDITA CIENCIA

¿Qué relación existe entre la píldora anticonceptiva y el riesgo de trombosis?

Publicado martes, 16 febrero 2021
Claves
  • Tomar anticonceptivos combinados (la píldora) aumenta el riesgo de trombosis, aunque sigue siendo muy poco probable.
  • En casos concretos en que otras circunstancias aumentan el riesgo (por ejemplo inmovilización tras un accidente) hay que avisar a nuestro médico
Comparte
Categorías
Medicamentos
Recursos utilizados
Expertos

Nos habéis preguntado por un tuit que alerta a quienes “se hacen un esguince o se rompen algo” mientras están tomando anticonceptivos hormonales orales (píldora anticonceptiva). “Avisad a los médicos porque la compresión de las vendas junto con el efecto secundario de las pastillas, la trombosis, os pueden dar trombos”.

Es cierto que el riesgo de trombosis venosa aumenta cuando se toma este medicamento, aunque sigue siendo muy poco probable. Eso sí, en caso de lesiones o circunstancias como de las que habla el tuit, sí deberíamos avisar a nuestro médico: no por la compresión de las vendas como tal, sino porque el grado de inmovilización y el riesgo potencial de formar coágulo podrían hacer necesario añadir al tratamiento heparina de bajo peso molecular. 

Como decimos, ante problemas que obliguen a una inmovilización prolongada (más de 2-3 días) como accidentes o intervenciones quirúrgicas, habría que contactar con el médico prescriptor del anticonceptivo y seguir su consejo (dejarlo, añadir heparina o cambiar a minipíldora sólo de gestágenos). “Si se trata de un vendaje de un brazo, por ejemplo, que no impida la movilización, no es necesario dejar el anticonceptivo”, puntualiza a Maldita Ciencia Vicent Carmona, ginecólogo y maldito que nos ha prestado sus superpoderes. Es decir, el problema no es la compresión de la venda, como dice el tuit, sino la inmovilización de la zona.

¿Y por qué tomar la píldora aumenta el riesgo? La píldora anticonceptiva combinada lleva dos componentes: un estrógeno y una progesterona. “El componente estrógeno produce un estado de hipercoagulabilidad que el progestágeno modula”, explica a Maldita Ciencia Francisca Martínez, jefa de la Unidad de Anticoncepción de la clínica ginecológica Dexeus Mujer, quien añade que el riesgo de tromboembolismo venoso es mayor en el primer año de uso. “La paciente con patología venosa crónica no es candidata a la toma de anticonceptivos combinados. Si existen antecedentes trombóticos, trastornos de la coagulación o patología dependiente de alteración de los factores de coagulación, se debe pautar sólo gestágeno (progesterona)”, afirma a Maldita Ciencia la ginecóloga Flor Isabel Maura Tejeda, maldita que nos ha prestado sus superpoderes. 

Por este motivo, “ante un traumatismo que necesite asistencia médica y que requiera inmovilización y/o aplicación de una férula, independientemente de la gravedad, siempre hay que decirle al médico que está tomando anticonceptivos. Este valorará la necesidad de una profilaxis”, explica a Maldita Ciencia Carlos Ortega Millán, médico de Familia en el Área Sanitaria Norte de Córdoba.

Pablo Tobías, médico especialista en Obstetricia y Ginecología y maldito que también nos ha prestado sus superpoderes, coincide en que en estos casos es necesario establecer el riesgo de trombosis según los datos de la paciente para recomendar ciertas medidas preventivas, bien sean sólo medias de compresión, deambulación precoz (evitar el reposo absoluto mucho tiempo y caminar cuanto antes para evitar la aparición de trombos) e hidratación adecuada; o si es preciso fármacos anticoagulantes como la heparina. “Existen diversas escalas y protocolos de distintas sociedades que recomiendan unas medidas u otras según los factores de riesgo como la edad, el tipo de cirugía, la obesidad, el hábito tabáquico, enfermedad oncológica, tiempo o grado de inmovilidad”, señala el experto.

Tobías añade que, dado que el riesgo absoluto en general es bajo, no suele evitarse su uso salvo en pacientes concretas. En todo caso, como decíamos “en algunas pacientes se recomiendan métodos sólo con progesterona o no hormonales para no aumentar en exceso el riesgo de trombosis”. En definitiva, como recuerda Martínez, tras cirugías, fracturas y situaciones de inmovilidad, se debe comentar la situación con el médico, para que aconseje lo más prudente.

En Maldita Ciencia ya hablamos sobre los datos y mitos que has podido oír en relación a la píldora anticonceptiva.