MENÚ
MALDITA CIENCIA

Por qué en interiores poco o mal ventilados las mascarillas FFP2 son las más recomendables para evitar contagios

Publicado domingo, 14 febrero 2021
Comparte
Categorías
COVID-19
Recursos utilizados
Expertos

¿Qué hacer en interiores mal ventilados o nada ventilados? El uso de la mascarilla es una medida para reducir la expansión del coronavirus SARS-CoV-2. ¿Pero cómo afecta la mayor transmisión del coronavirus en interiores y los aerosoles al uso de mascarillas? ¿Es mejor usar las más efectivas como las FFP2 y FFP3? ¿O vale con las mascarillas quirúrgicas, higiénicas o de tela homologadas? Os explicamos lo que sabemos.

La FFP2 también protege a quién la lleva

El médico de familia Lorenzo Armenteros, portavoz COVID-19 de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) afirma a Maldita Ciencia: "La seguridad absoluta sólo la da FFP2 porque la mascarilla quirúrgica sólo protege de la emisión de nuestras gotas al exterior pero no nos protege contra la inoculación de aerosoles. Por eso en algunos hospitales recomiendan acudir con FFP2. El inconveniente es que las FFP2 son más caras".

Preguntado entonces por qué no se recomienda las mascarillas FFP2 para espacios interiores, Armenteros cree que no se hace "como no se recomendaba usar ningún tipo de mascarilla cuando había escasez" hacia el mes de marzo. "Por seguridad debemos usar las FFP2 en la medida de lo posible al protegernos a nosotros y a los demás", resume el portavoz COVID de la SEMG.

La FFP2 es la mejor para interiores "sobre todo si la ventilación es deficiente o nula", señala a Maldita Ciencia José María Lagarón, líder del grupo de Nuevos Materiales y Nanotecnología del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA). "Las FFP2 están diseñadas para parar en las dos direcciones (inhalación y exhalación) al menos un 94% la penetración de aerosoles finos y casi al 100% los aerosoles considerados infectivos mayores de 0,6 micras", añade Lagarón. *

Javier Díaz Alonso, responsable técnico de Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual (ASEPAL), explica a Maldita Ciencia que "si hablamos de la capacidad de la mascarilla para proteger la salud y la seguridad de la persona que la lleva, sólo hay un tipo a considerar: las mascarillas autofiltrantes (FFP2 y FFP3)".

Por su parte, el médico de familia Javier Padilla opina que "hay mucha controversia y es difícil encontrar tanto respuestas muy cerradas como evidencia concreta al respecto". En declaraciones a Maldita Ciencia, Padilla señala que la transmisión por aerosoles "lo que debería es poner el foco en el correcto uso de la mascarilla quirúrgica, bien ajustada y bien colocada, conjuntamente con la ventilación. Si la mascarilla quirúrgica no fuera válida en interiores, la tasa de contagios en entornos sanitarios y en transporte de viajeros no creo que hubiera bajado tanto en la segunda ola".

Padilla destaca que las FFP2 tienen mayor utilidad en entornos cerrados, mal ventilados y esa utilidad es mayor aún si consideramos la transmisión por aerosoles pero no cree que esto signifique que la mascarilla quirúrgica no sea válida. El médico de familia sí tiene dudas sobre el uso de mascarillas de telas en entornos cerrados "porque faltan estudios y nadie puede comprobar si se están usando homologadas o no".

* Actualizado el 2 de diciembre con declaraciones de José María Lagarón.

Primera fecha de publicación: 01/12/2020


Primera fecha de publicación de este artículo: 01/12/2020

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.