MENÚ
MALDITA CIENCIA

El “uso compulsivo de mascarillas” no es la causa de la propagación del hongo infeccioso Candida auris, según un informe de los CDCs, ni se asocia “con un 40% de mortalidad hospitalaria”

Publicado lunes, 1 febrero 2021
Comparte
Categorías
Ciencia
Salud
Recursos utilizados
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Nos habéis preguntado por una imagen que se ha movido por diferentes redes sociales durante los últimos días y que afirma que “el uso compulsivo de la mascarilla”, como consecuencia de la pandemia por COVID-19, habría causado “la propagación de un peligroso tipo de hongo”, el Candida auris, en un hospital de Florida. Añade que este “es resistente a los principales medicamentos antifúngicos” y que “se asocia con hasta un 40% de mortalidad hospitalaria”. Sin embargo, el contenido está sacado de contexto. 

Los datos proceden de un documento de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDCs), cuyo contenido se tergiversa en la imagen que nos habéis enviado. Es cierto que en el hospital de Florida se dieron casos de contagio por este hongo, pero no debido al “uso compulsivo de la mascarilla” (a las que no hace referencia siquiera el documento) sino por un mal uso y desinfección de los Equipos de Protección Individual (EPI). 

Como ya os explicamos en Maldita Ciencia, el uso de mascarilla no supone un peligro para la salud. Todo lo contrario: reduce el riesgo de propagación y contagio del SARS-CoV-2, el coronavirus causante de la COVID-19. 

El informe de los CDCs habla de la incorrecta desinfección de EPIs y superficies y no menciona el uso de mascarillas como origen

Como explica el informe publicado por los CDC en enero de 2021, en julio de 2020 el Departamento de salud de Florida fue alertado por cuatro infecciones causadas por el hongo Candida auris, que causa cuadros graves y que se propaga en centros de atención médica. Los pacientes habían estado ingresados en una unidad del hospital dedicada en exclusiva a la COVID-19, por lo que todos presentaban la infección por SARS-CoV-2. 

En esta zona del hospital, según indica el documento, “después del alta de cada paciente, los procedimientos de cambio de habitación incluían una limpieza a fondo de todas las superficies y la desinfección del piso a través de luz ultravioleta”. 

Tras localizar las infecciones, además de realizar pruebas al resto de pacientes, se llevó a cabo una investigación que incluyó la observación del uso de EPIs por parte del personal de atención médica, así como del “contacto y la desinfección de equipo médico compartido, higiene de manos y almacenamiento de suministro”. 

Según afirma el informe, el personal sanitario en la unidad COVID-19 usaba múltiples capas de batas y guantes durante el cuidado de los pacientes durante todo el turno (protectores para los ojos, mascarillas N95, batas de aislamiento de tela, guantes, gorro y cubiertas para zapatos). Al entrar en las habitaciones individuales, se hacía uso de una segunda bata y un segundo par de guantes que se desinfectaban y desechaban al salir. 

Sin embargo, los investigadores observaron múltiples oportunidades de contaminación de estos al retirarlos. También el posterior contacto con superficies como ordenadores y material médico que no se desinfectaba entre  uso y uso. De ahí la propagación del hongo en cuestión y no del uso de mascarilla. De hecho, el documento de los CDC referente a esta investigación en ningún momento hace referencia a este hecho como  posible causa de la  infección por Candida auris

No es cierto que el hongo se asocie con hasta un 40% de mortalidad hospitalaria

El titular de la imagen por la que nos habéis preguntado afirma que este hongo se asocia con hasta un 40% de mortalidad hospitalaria. Esto no es cierto, no se trata de cifras en general, sino del caso concreto de este hospital de Florida y, aún así, el informe de los CDC no concluye que la causa última de la muerte de los pacientes a los que hace referencia este porcentaje fuese la Candida auris

“Entre los 67 pacientes admitidos en la unidad COVID-19 y evaluados durante las encuestas de prevalencia puntual, 35 (52%) recibieron resultados positivos en las pruebas [de Candida auris]”, explica el documento. Este no determina que el hongo se asocie con el 40% de muerte hospitalaria sino que, en el caso concreto de este hospital de Florida, de los 20 pacientes con registros médicos disponibles en la zona habilitada para casos de COVID-19 en el hospital, ocho (40%) fallecieron, pero se desconoce si el hongo fue la causa última de las muertes.


Primera fecha de publicación de este artículo: 01/02/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.