MENÚ
MALDITA CIENCIA

Las nuevas variantes de coronavirus SARS-CoV-2 aparecidas en Reino Unido: qué sabemos sobre su transmisibilidad y peligrosidad *

Publicado miércoles, 27 enero 2021
Claves
  • El 23 de diciembre el Gobierno británico ha identificado una nueva variante que podría provenir de viajeros procedentes de Sudáfrica.*
  • Otra nueva variante previa se identificó por primera vez el 13 de diciembre pero retrospectivamente por primera vez el 20 de septiembre en el sureste de Inglaterra. **
  • Crece el número de casos y regiones británicas en que se detecta esta variante.
  • Tiene numerosas mutaciones, especialmente en la proteína espiga con la que el virus entra en nuestras células. Pero una variante no es lo mismo que una cepa.
  • Algunos datos y modelos indican que es más transmisible que otras variantes del virus pero es demasiado pronto para estar seguros y atribuirlo a estas mutaciones y no a otros factores.
  • De momento no hay evidencias de que genere una infección más grave.
  • Es demasiado pronto también para saber a ciencia cierta si afectará a la eficacia de las vacunas.

Comparte
Categorías
COVID-19

Este 23 de diciembre, el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, ha anunciado que han detectado una segunda variante del coronavirus "aún más contagiosa" que la informada hace solo unos días. Por el momento han notificado dos casos con esta nueva variante, cuyo origen según el ministro británico estaría ligado a personas que han viajado al Reino Unido desde Sudáfrica.

Por eso mismo el Gobierno británico impondrá restricciones "inmediatas" a los viajes a Sudáfrica y cuarentenas estrictas a las personas que hayan regresado de ese país en las últimas dos semanas. *

La variante notificada hace unos días

La aparición de otra nueva variante en diciembre de 2020 del coronavirus SARS-CoV-2 y el aumento de casos en Reino Unido ha llevado a que varios países cancelen los vuelos procedentes de estas islas y a que el propio Gobierno británico decrete un nuevo confinamiento en la región londinense. Esto es lo que sabemos de momento de esta nueva variante.

Como ya os contamos en este artículo, todos los virus experimentan mutaciones genéticas en sus ciclos de replicación pero la mayoría de esas mutaciones no alteran sus funciones o son cambios que hacen que el virus no sea viable o pierda eficacia. Aunque de vez en cuando algunas de esas mutaciones mejoran su función y puede acabar suplantando a la otra. Y no, una variante no es lo mismo que una cepa: una cepa vírica es una variante cuyas propiedades estructurales, antigénicas y/o funcionales han podido ser estudiadas en laboratorio, como ha explicado en Twitter Miguel Ángel Jiménez Clavero, virólogo e investigador científico en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

Esta nueva variante ha crecido rápidamente durante las últimas cuatro semanas, según una caracterización preliminar del genoma de esta variante emergente del coronavirus en Reino Unido publicada el 19 de diciembre y realizada por el Consorcio Genómico COVID-19 de Reino Unido. Este análisis genómico ha permitido conocer varios aspectos claves de este nuevo linaje emergente del virus. Esta nueva versión fue detectada por primera vez el 13 de diciembre** en dos muestras tomadas en Kent y el Gran Londres el 20 y 21 de septiembre respectivamente. Ambos lugares están situados en el sureste de Inglaterra y se ha detectado ya en otras ubicaciones de Reino Unido, incluyendo Escocia y Gales.

Esta nueva variante supone una proporción creciente de los casos en zonas de Inglaterra y tiene una cantidad inusualmente grande de cambios genéticos, especialmente en la proteína S o espiga que usa el virus para entrar en las células humanas, según el Consorcio Genómico COVID-19 de Reino Unido. El número de casos y regiones que informan de infecciones con esta variante es creciente. Más del 60% de los casos en Londres son de esta nueva variante, según dijo el 19 de diciembre en rueda de prensa el asesor científico del Gobierno británico Patrick Vallance.

Tres de las mutaciones tienen potenciales efectos biológicos, entre ellos una mayor afinidad a las proteínas de nuestras células a las que se adhiere para infectarnos, según este informe científico. Estas mutaciones pueden permitir que la variante se replique y se transmita más eficientemente, según Müge Çevik, experta en enfermedades infecciosas de la Universidad de Saint Andrews en Escocia y asesora científico del Gobierno británico.

¿Es más transmisible esta variante?

El epidemiólogo y asesor médico principal del gobierno del Reino Unido, Chris Whitty, dijo en diciembre que esta nueva variante podría ser un 70% más transmisible pero no parece hasta el momento que genere una enfermedad más grave o aumente la mortalidad. “No hay pruebas de que la variante cause una enfermedad más grave o una mayor mortalidad, pero parece que se transmite con mucha más facilidad”, afirma el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés) citando a un informe preliminar elaborado por expertos británicos. *

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado un comunicado sobre esta variante: "Un análisis inicial indica que la variante podría expandirse más fácilmente entre las personas. Hay investigaciones en marcha para determinar si esta variante está asociada con cambios en la severidad de síntomas, la respuesta de anticuerpos o eficacia de la vacuna" pero de momento no hay información para determinar si está asociada a estos cambios. La mayoría de los casos de COVID-19 en los que se ha identificado esta variante han ocurrido en personas mayores de 60 años, según la OMS. **

Un informe de un grupo asesor en virus respiratorios emergentes del Gobierno británico considera que la frecuencia de esta variante puede ser infraestimada por la dificultad en secuenciarla y que parece tener ventaja selectiva sobre otras variantes. También concluye el comité asesor que esta nueva versión del virus “ha demostrado crecimiento exponencial durante un período en el que las medidas de confinamiento nacional estaban en vigor”. Uno de los expertos del grupo ha afirmado el 21 de diciembre que tieneconfianza elevada” en que este linaje del virus ha demostrado un incremento sustancial en la transmisibilidad comparado con otras variantes frente a la "confianza moderada" del informe del 18 de diciembre. ** Pero esta relación es por asociación, no se puede hacer una relación causal y se basa en modelos preliminares, ha explicado Müge Çevik. “No podemos descartar del todo el hecho de que algunos de estos datos de transmisibilidad puedan estar relacionados con el comportamiento humano”, según ha declarado Çevik a The New York Times. Porque, como ya contamos, correlación no es causalidad.

Otros científicos han advertido también de que es demasiado pronto para concluir que esta nueva versión del coronavirus es más transmisible. “Aumento de contagios en una zona no significa que el virus sea ‘más contagioso’. Todavía no hay datos veraces sobre si esta variante es más transmisible”, ha aclarado en Twitter Ana Fernández-Sesma, viróloga en la Escuela Icahn de Medicina en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York (Estados Unidos).

La OMS aconseja "que se realicen más estudios epidemiológicos y virológicos para comprender las mutaciones específicas descritas por el Reino Unido y otros países, a fin de investigar más a fondo cualquier cambio en la función del virus en términos de infecciosidad y patogenicidad. También da el consejo de que "todos los países que aumenten la secuenciación sistemática de los virus del SARS-CoV-2 cuando sea posible, y que compartan los datos de la secuencia a nivel internacional, en particular, para informar si se encuentran las mismas mutaciones que son motivo de preocupación". **

Por su parte, Julián Villabona-Arenas, experto en epidemiología e investigador de la filogenética de virus del Centro de Modelamiento Matemático de Enfermedades Infecciosas de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, aclara a Maldita Ciencia que "existe evidencia sólida que proviene de modelos matemáticos, datos genómicos y estudios de seguimiento de contactos que respaldan una mayor transmisibilidad (entre 30-70%)". ****

¿Tiene más mortalidad esta variante? ***

El 22 de enero de 2021 el primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó en rueda de prensa que la nueva variante, además de expandirse más rápidamente, "parece ahora también que hay alguna evidencia" de que "puede estar más asociada a un mayor grado de mortalidad". Las declaraciones de Johnson se basan en las conclusiones de la reunión del Grupo Asesor Científicos para Emergencias (SAGE por sus siglas en inglés) del 21 de enero: "Hay una posibilidad realista" de que esta variante "esté asociada con un incremento en el riesgo de muerte".

Pero el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, declaró el 24 de enero que "no hay certeza" sobre la mayor mortalidad. "Existe el riesgo de que la nueva variante sea más mortal. Sabemos que es más contagiosa", según Hancock. Por su parte, la epidemióloga de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria Van Kerkhove, ha dicho en rueda de prensa el 22 de enero que si la transmisibilidad es mayor, habrá más casos, entonces habrás más personas hospitalizadas y habrá un sistema de salud sobrepasado. "En una situación donde tienes un sistema de salud sobrepasado puedes tener un incremento de muertos porque el sistema está saturado y el personal médico y de enfermería" estará sobrepasado, ha declarado.

La epidemióloga de la OMS aclaró que de los datos que han visto no han observado un incremento en la gravedad de la enfermedad con la nueva variante pero admitió no tener toda la información que Boris Johnson acababa de dar en rueda de prensa. ***

El investigador Villabona-Arenas explica que la mayor transmisibilidad, aunque tenga la misma tasa de letalidad, "puede aumentar el número de muertes sustancialmente, porque la tasa de aumento de los casos es mayor, y más casos significan más muertes y más presión" sobre el sistema sanitario.

En cuanto a si la nueva variante supone un mayor riesgo de mortalidad, el experto aclara que las personas infectadas con esta variante tienen "aproximadamente un tercio más de probabilidad de morir que personas infectadas con los otros linajes preexistentes en el Reino Unido. Este aumento en el riesgo de muerte parece ser que no es debido a la presión sobre el sistema sanitario pues los análisis han intentado tener en cuenta esto, pero aún no se ha estudiado por extenso". Aunque el investigador recuerda que "el riesgo absoluto de muerte por infección sigue siendo bajo". ****

¿Cómo puede afectar a la efectividad de la vacuna?

La proteína S o espiga que tiene mutaciones en esta nueva variante del virus es también la proteína en que se basan la mayoría de las vacunas que se están desarrollando contra el coronavirus. Las vacunas inducen la producción de anticuerpos contra la proteína S. Si esta variante se expande y con ella las mutaciones en la proteína S, ¿podría afectar a la eficacia de las vacunas?  

“Hay motivos para pensar que las vacunas también funcionarán contra esta nueva cepa, aunque obviamente eso debe ser analizado minuciosamente", ha señalado a The Guardian Ewan Birney, subdirector general del Laboratorio Europeo de Biología Molecular y codirector de su Instituto Europeo de Bioinformática en Cambridge, porque han sido probadas con muchas variantes del virus en circulación. 

“Las vacunas producen anticuerpos contra varias regiones en la proteína S, así que es improbable que un simple cambio vaya a hacer la vacuna menos efectiva. Con el paso del tiempo, según ocurran más mutaciones, la vacuna podría necesitar ser alterada” como ocurre con la gripe estacional, aunque el coronavirus muta menos rápido que la gripe y las vacunas de ARN mensajero que se han autorizado pueden ser modificadas rápidamente, ha explicado la revista científica British Medical Journal.

La OMS ha explicado que se está investigando si esta variante está asociada con cambios en la eficacia de las vacunas. **

"Los estudios apuntan que una de las mutaciones de la variante reduce de forma modesta la neutralización por anticuerpos pero afortunadamente no la anulan por completo. Esto no se traduce necesariamente en una menor efectividad de la vacuna, ya que nuestra respuesta inmune es elevada y multidimensional (no sólo por anticuerpos), y también que no sabemos cuál el el nivel de anticuerpos necesario para conferir protección aún", aclara Julián VIllabona-Arenas. Lo importante para el investigador es "que no podemos arriesgarnos a una mayor propagación viral que facilite su adaptación, por lo que debemos reducir la transmisión tan rápido y tanto como sea posible en la medida que ampliamos los esfuerzos de vacunación". ****

¿Dónde se ha detectado esta variante? *

Además de en Reino Unido, a 20 de diciembre se han detectado algunos casos de COVID-19 con esta nueva variante en Dinamarca, Países Bajos y Bélgica, explica el ECDC. Además se ha detectado en Australia, Italia e Islandia a 21 de diciembre, según la OMS. También se ha detectado esta nueva variante en Sudáfrica, según The New York Times, pero el análisis de las secuencias ha revelado que esta variante se originó de manera separada, aclara la OMS. **

*Hemos actualizado el titular y el contenido de esta pieza el 23 de diciembre con la información sobre la nueva variante.

*Actualización: Hemos modificado este artículo para incluir el informe del ECDC e información sobre otros sitios donde se ha detectado ya la nueva variante.

** Actualizado el 22 de diciembre con el comunicado de la OMS y actualizando la confianza en una posible transmisión por parte del grupo asesor británico. También hemos aclarado aunque la variante se ha rastreado retrospectivamente el 20 de septiembre no fue identificada hasta el 13 de diciembre.

*** Actualizado el 25 de enero de 2021 con más información sobre la mortalidad de esta variante.

**** Actualizado el 27 de enero de 2021 con declaraciones del investigador Julián Villabona-Arenas.


Primera fecha de publicación de este artículo: 21/12/2020