MENÚ
MALDITA CIENCIA

¿Por qué estamos viendo positivos de coronavirus en residencias después de haber recibido la primera dosis de la vacuna?

Publicado lunes, 18 enero 2021
Comparte
Categorías
Ciencia
Salud
Recursos utilizados
Expertos

Tras el comienzo de la campaña de vacunación contra la COVID-19 en España el pasado 27 de diciembre, han comenzado a publicarse casos de personas que han dado positivo en coronavirus tras recibir la primera dosis y otros sobre brotes de coronavirus en personas ya vacunadas. Todos esos contagios se han producido antes de recibir la segunda dosis.

Los datos de eficacia de las vacunas se refieren a la protección frente a la enfermedad. Pero en Maldita Ciencia os hemos contado que, hasta la fecha, no sabemos si las personas vacunadas pueden contagiarse y si pueden transmitir el virus. Es decir, no sabemos si las vacunas contra la COVID-19 evitarán la infección o sólo que desarrollemos la enfermedad.

Además, según los datos de Pfizer, el pico de efectividad de la vacuna se alcanza 28 días después de recibir la primera dosis, una semana después de la segunda. Esto quiere decir que los vacunados con una sola dosis, como es el caso de los brotes que se han dado hasta ahora en residencias, no están inmunizados. Y si una persona ha estado expuesta al virus y se ha contagiado antes de vacunarse, la vacuna no detendrá el contagio.

Todavía no sabemos si las vacunas contra la COVID-19 evitan el contagio y la transmisión del virus

Antes de que comenzase la vacunación en España ya os contamos que tal y como se diseñaron los ensayos clínicos de Pfizer y Moderna, en ese momento no se podía saber "si protegen de la infección. Los infectados de sus ensayos se detectan porque tienen síntomas, pero no hacen test regulares a los participantes para detectar asintomáticos". Así lo señaló la viróloga Sonia Zúñiga, investigadora de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología.

Zúñiga también afirmó que "ni Pfizer ni Moderna han analizado si sus vacunas evitan el contagio", mientras los datos publicados sobre su efectividad (95%) se refieren a la protección frente a la enfermedad.

Pepe Alcamí, virólogo del Instituto de Salud Carlos III, expresó que conocer si la vacuna impide la infección "es más difícil de saber. Los datos en macacos sugieren que va a ser así, pero habrá que esperar bastante para ver ese impacto epidemiológico en la población vacunada".

El investigador y periodista científico Jesús Méndez explica en un hilo de Twitter que "es cierto que las vacunas (especialmente Pfizer y Moderna) previenen la aparición de síntomas en la mayoría de los vacunados", pero que todavía no sabemos "si, a pesar de no desarrollar la enfermedad, podrían contagiar".

Méndez añade que sobre la vacuna de Pfizer, de momento, no tenemos datos sobre si impide la replicación del virus, por lo que no podemos saber si las personas vacunadas pueden contagiar. En cuanto a la de Moderna, añade Méndez que "hay datos que apuntan a que sí podría impedir la replicación, pero no sabemos en cuántas personas".

En cualquier caso, se necesita más tiempo para saber si las vacunas que hasta la fecha se están aplicando en España, la de Pfizer y la de Moderna, evitan los contagios y hasta qué punto lo hacen.

El pico de eficacia de la vacuna se alcanza una semana después de recibir la segunda dosis

Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna se administran en dos dosis, separadas por 21 días entre la primera y la segunda. La viróloga Sonia Zúñiga, investigadora de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología, explicó hace unos días a Maldita Ciencia que esto se debe a que "es el protocolo que se ha evaluado en los ensayos clínicos y es el que ha dado la mayor seguridad (menores efectos secundarios, incluso leves) y mejor inmunogenicidad (medida como respuesta de anticuerpos neutralizantes). Además es el único protocolo de vacunación que se ha ensayado en la fase 3, con lo cual es el único con el que se han obtenido los datos de eficacia de la vacuna”.

España ha comenzado a proporcionar la segunda dosis de la vacuna este lunes 18 de enero, por lo que los casos de contagios de personas vacunadas se han dado en personas que no han alcanzado todavía un nivel adecuado de respuesta inmune: sólo han recibido una dosis antes de dar positivo.

El profesor del CSIC Santiago F. Elena, aseguró que "la primera dosis produce una activación (priming en inglés) del sistema inmune que sería suficiente para conferir cierta protección. La segunda dosis sirve para consolidar y fortalecer (boosting en Inglés) la respuesta y generar inmunidad duradera".

Por su parte, Alcamí también explicó que "en algunos ensayos en fase 2 se observó que una única dosis inducía bajos niveles de anticuerpos neutralizantes y sólo en el 50% de los vacunados, mientras que el grupo con dos dosis hacía buenos niveles de anticuerpos neutralizantes. Los ensayos en fase 2 son precisamente para buscar dosis y tiempos de vacunación y definen las condiciones del gran ensayo de eficacia, que es la fase 3”.

De esta manera, las personas que únicamente hayan recibido una dosis de la vacuna contra la COVID-19 no están protegidos todavía contra el coronavirus, puesto que su sistema inmune no ha tenido tiempo de prepararse.

También es importante destacar que la vacuna contra la COVID-19 no protege a personas que se hayan contagiado previamente. Es decir, si alguien recibe la vacuna mientras se encuentra en el periodo de incubación del virus, esta no detendrá el contagio.


Primera fecha de publicación de este artículo: 18/01/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.