MENÚ
MALDITA CIENCIA

Recomendaciones para bañarse y evitar contagios en ríos y lagos

Publicado lunes, 15 junio 2020
Comparte
Categorías
COVID-19
Recursos utilizados
Expertos
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Nos habéis preguntado por la transmisión del coronavirus en ríos y lagos. La supervivencia del coronavirus en agua dulce no tratada es superior que en las piscinas con cloro y el agua salada, según un informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Por ello, considera estos lugares más desaconsejables que otras alternativas como las piscinas, el mar o las saunas.

Aun así, la principal vía de transmisión del SARS-CoV-2 en playas, ríos, lagos y piscinas es a través de secreciones respiratorias que se generan con la tos y los estornudos y el contacto de persona a persona, según el CSIC.

A día de hoy no hay evidencias científicas que muestren con certeza cuánto tiempo puede permanecer el SARS-CoV-2 en el agua. Joan Grimalt Obrador, del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC), explica a Maldita Ciencia que, “dentro de los virus y microorganismos que existen, el coronavirus es de los que resisten menos en el agua”. Puedes leer más al respecto aquí.

Víctor Jiménez Cid, catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Microbiología, asegura a Maldita Ciencia que “no está demostrado que el virus pueda transmitirse por el agua, pero ante la duda se recomienda precaución”.

Si se opta por ir a un río o a un lago a bañarse, Grimalt insiste en la importancia de respetar el distanciamiento social tanto dentro como fuera del agua y evitar aglomeraciones: “Si estoy solo o las personas que están a mi lado están muy lejos es difícil que se transmita el virus”. De hecho, el mayor riesgo, según cuenta, está fuera del agua. 

Dentro, sugiere que una persona podría contagiarse si tiene nadando a una persona contagiada a menos de dos metros, ya que “cuando escupe o le entra un poco de agua en la boca y la tira, está esparciendo el virus”. “Y si tú pasas por su lado, puedes ingerir un poco de agua”, añade.

Grimalt afirma que, aunque sea poco probable, una buena medida de precaución sería ducharse con agua y jabón antes y después de bañarse si en el lugar hay duchas habilitadas para ello (algo más común en playas o piscinas).

El CSIC también recomienda que haya un control del número de bañistas para “no sobrepasar los límites de precaución sobre la posible contribución a la carga viral presente en esos cuerpos de agua”.

“En particular, se debe de prestar especial atención a las pequeñas pozas de agua dulce remansada que pueden ser frecuentadas por un elevado número de bañistas que puede dar lugar a una posible acumulación del virus. Estos medios acuáticos son los más desaconsejables para uso recreativo frente a otras alternativas”, indica el informe. 

Para Jiménez, un aforo de una persona por cada dos metros cuadrados de área recreativa útil podría asegurar que también se cumpla el distanciamiento social, “controlando la entrada de personas en cuanto se sature y permitiendo la entrada de nuevas personas a medida que vayan saliendo otras”.

El catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid da un último consejo importante: “Que a nadie se le ocurra desinfectar los entornos naturales. La OMS reconoce que el uso de desinfectantes en espacios abiertos no es útil ni siquiera en las ciudades”.

Insiste en que verter compuestos tóxicos al medio ambiente causa un desequilibrio y “tiene más efectos perjudiciales para la salud humana que beneficiosos por la contaminación química, el deterioro medioambiental y porque fuerza la selección de microorganismos resistentes al tratamiento, que habitualmente no son los autóctonos, sino especies invasoras potencialmente peligrosas”.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.