MENÚ
HAZTE MALDITO
Herramientas
Inicia sesión
Hazte Maldito
MALDITA CIENCIA

¡Quédate en casa! Por qué es importante aunque seas joven y tu riesgo sea menor: para proteger a la población con más riesgo

Publicado viernes, 20 marzo 2020
Comparte
Categorías
COVID-19
Recursos utilizados
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

El Gobierno ha anunciado las medidas del estado de alarma con un gran objetivo, que nos quedemos en casa. Ya os hemos explicado lo importante que es aplanar la curva de contagios. Pero si la mortalidad es del 2,2% (a 11 de marzo) y el 80% de los casos presenta síntomas leves, ¿por qué la población joven y sana debe tomarse en serio las medidas de las autoridades?

El coronavirus también mata a jóvenes sin enfermedades previas conocidas (aunque sobre todo a mayores), avisa la OMS

En Corea del Sur casi el 20% de muerto con coronavirus son personas con menos de 60 años. Lo advertía el 18 de marzo el director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Michael J. Ryan: "Esta no es una sola enfermedad de las personas mayores. No hay duda de que las personas jóvenes, sanas, experimentan de media una enfermedad mucho menos severa pero un número significativo de adultos sanos pueden desarrollar una forma más severa de enfermedad".

Un motivo es evitar que la suspensión de clases suponga la expansión del coronavirus a los lugares de origen de los estudiantes, como ha ocurrido en Santiago de Compostela, donde una estudiante que regresó de Madrid tras el cierre de su universidad dio positivo.

Proteger a los mayores

Estas medidas buscan garantizar el bienestar de toda la población, especialmente de los grupos más vulnerables, como son "las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardíacos o diabetes", ya que tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave, según la OMS.

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/img/COVID19_Medidas_Transimision_Comunitaria.jpg

"Lo más importante es que las personas se queden en casa porque pueden infectar a otras. Hay que favorecer el autoaislamiento. Si soy una persona sana el problema es que puedo contagiar a otras personas que sean grupos de riesgo, como pueden ser nuestros padres o abuelos. Si nos quedamos en nuestras casas disminuimos entre un 35% y 40% el riesgo de contagiar a otras personas. No debes estar en discotecas, comidas familiares y sitios cerrados donde haya más de 5 personas aglomeradas", ha explicado a Maldita.es Julio Armas, médico de urgencias en el Hospital Universitario del Vinalopó (Alicante).

Por su parte, José María Molero, portavoz de enfermedades infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC) aclara a Maldita.es que aunque "es cierto que los jóvenes no son un grupo de riesgo" pero que "lo más prudente es que sigan las medidas de contención, sobre todo porque pueden infectar a poblaciones que sí son de riesgo como las personas mayores".

Que no colapse el sistema sanitario

También se busca que no colapse el sistema sanitario "para que no haya más propagación. En las salas de espera hay mayor propagación de los virus", añade Julio Armas.

El Ministerio de Sanidad indica que entre "las personas con manifestaciones graves de la enfermedad" están los que tienen "enfermedad respiratoria crónica". Sanidad también incluye la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes como factores de riesgo.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.