Maldita Ciencia
25/11/2020

Por qué el vídeo en el que un camaleón cambia de color al trepar por pajitas de plástico no es real

Se ha viralizado en redes sociales un vídeo en el que se ve a un camaleón trepando por pajitas de plástico de distintos colores y cambiando el color de su piel según cada una de las pajitas. No es real, el vídeo fue manipulado por el dueño del camaleón, que lo publicó con esa aclaración en su cuenta de Instagram.

Es un vídeo manipulado por el dueño del camaleón

El vídeo procede de la cuenta de Instagram que el dueño del camaleón le dedica al animal, llamado Dali y que vive en Madagascar según lo que ha escrito en la biografía de esa cuenta.

El vídeo en cuestión se publicó por primera vez el 21 de junio, y tanto en el pie del vídeo como en las respuestas a los comentarios el autor explica que está editado para modificar el color y qué programa utilizó para hacerlo.

Los camaleones no cambian tanto de color ni tan rápido

Parte de la confusión que genera el vídeo parte de la idea generalizada de que los camaleones son capaces de cambiar de color para camuflarse con su entorno, pero en realidad, esos cambios no son tan variados como se ve en el vídeo ni tienen lugar sin un estímulo externo, ya que los cambios de color de los camaleones tienen más que ver con su estado de ánimo que con el objeto de camuflarse.

El biólogo y divulgador Fernando Martínez Flores, Dr. Bioblogo, lo explica en este hilo de Twitter.

En ese hilo, el divulgador explica que existen unas 200 especies diferentes de camaleón, y que el patrón de color varía de unas a otras: los que viven en zonas selváticas son de tonos verdosos y los que viven en lugares más secos y desérticos son más pardos o marrones, pero incluso dentro de la misma especie cada camaleón tiene un patrón de color diferente.

Pero si bien lo interesante son los cambios de color de estos animales, estos no ocurren como se cree habitualmente, en un instante y para confundirse con el entorno, sino que ocurren más bien como reacciones a estímulos como el estrés, el miedo, el encuentro con un rival (a veces al colocarlos ante un espejo al confundirse a sí mismos con otro camaleón)...

Pero hay otros motivos, digamos, menos tensos que pueden hacer variar el color de un camaleón. El divulgador explica que esto puede ocurrir también para señalar que un animal está en celo, cuando una hembra está preñada o cuando un ejemplar está enfermo o envejecido.

Los dos mecanismos que ayudan a los camaleones a cambiar de color

Existen dos mecanismos, dos tipo de células, que participan en este cambio de color de los camaleones.

Por un lado, la piel de los camaleones tiene un tipo de células llamadas cromatóforos que almacenan pigmentos de distintos colores que son capaces de desplegar o replegar según los estímulos, aumentando una tonalidad u otra según el momento.

Por otro, está otro tipo de células llamadas iridóforos que no tienen pigmentos sino pequeños cristáles capaces de reflejar la luz cuando esta tiene una determinada longitud de onda, lo que da a la vista la sensación de un color u otro. Según esta investigación publicada en la revista Nature, algunas especies de camaleón tienen dos capas de iridóforos en la piel, y eso les permite mantener un discreto color unas veces y un aspecto más llamativo en otras.

Primera fecha de publicación de este artículo: 16/11/2020

Otros artículos de Maldita.es