Maldita Ciencia
28/09/2020

¿Pueden las embarazadas comer queso no pasteurizado si se ha frito previamente? Sí, siempre que toda la porción alcance los 75 grados

Una de las preguntas con las que os habéis estrenado esta semana es si las mujeres embarazadas pueden comer queso no pasteurizado si primero se ha frito. Es cierto que, en este periodo, las mujeres deben cuidar más que nunca lo que comen y cómo lo comen.

Las recomendaciones médicas recogidas en un artículo de la Clínica Mayo incluyen evitar mariscos y pescados susceptibles de portar más cantidad de mercurio (también crudos o semicrudos); la carne, aves y huevos mal cocinados; las frutas y verduras sin lavar; el alcohol; el té a base de hierbas; la cafeína... y también los alimentos no pasteurizados.  "Efectivamente, igual que pasa con otros productos como las carnes crudas curadas, deben tratarse como alimentos crudos y no deben comerse sin cocinarlos, pero sí se puede si se alcanzan los 75ºC en todo el producto", adelanta a Maldita Ciencia Beatriz Robles, dietista-nutricionista y tecnóloga de los alimentos.

"El consumo de quesos elaborados con leche cruda o no pasteurizada (así como otros productos lácteos como la propia leche, yogures, helados,...) se relaciona con la transmisión de algunas enfermedades bacterianas como la listeriosis o la brucelosis", explica a Maldita Ciencia Vicent Carmona, especialista en obstetricia y ginecología y maldito que nos ha prestado sus superpoderes. "Si estas enfermedades se adquieren durante el embarazo, se relacionan con un mayor riesgo de abortos y de muertes fetales intraútero", continúa.

Con respecto al consumo de queso no pasteurizado pero frito en embarazadas, Pablo Tobías, ginecólogo experto en embarazos de alto riesgo y maldito que nos ha prestado sus superpoderes, explica que "las altas temperaturas al cocinar los alimentos erradican la bacteria Listeria monocytogenes, un contaminante alimentario que puede sobrevivir en frío (hasta 4ºC) y que ocasionar infecciones graves en pacientes inmunodeprimidos, niños, ancianos y embarazadas. "Por eso, en principio, sería seguro", opina Tobías.

José Gómez Cabezas coincide y recuerda a Maldita Ciencia que "si este se cocina por encima de 75ºC no hay problema". "Quesos gratinados al horno, salsas bechamel cocinadas... eso sí podrían, al estar hechas a temperaturas altas", concluye Gómez.

Otros artículos de Maldita.es