Maldita Ciencia
25/08/2020

Por qué aunque estés sano es importante que lleves mascarilla

En los últimos días, el cantante Miguel Bosé ha publicado en sus redes varios vídeos con afirmaciones falsas sobre diferentes cuestiones de la pandemia de COVID-19, como las mascarillas. En uno de ellos, Bosé admite estar de acuerdo con los grupos que cuestionan la eficacia del uso de mascarillas, como te hemos explicado aquí. Según Bosé solo los enfermos, los sanitarios y los ancianos deberían llevarla. “La población sana no tiene por qué llevar mascarilla. La población sana tendría que estar en la calle [...] y hacer una vida normal”, afirma. 

Sin embargo, como ya explicamos aquí o aquí, las evidencias apuntan a que el uso de mascarillas en la población sana minimiza el riesgo de contagio: por una parte actúa como barrera física que dificulta la posibilidad de entrar en contacto con el virus y por otra, reduce el riesgo que suponen los pacientes asintomáticos como fuentes de contagio. 

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Entre los estudios que demuestran la eficacia de las mascarillas, este demostró cómo la gran parte de las gotículas de saliva emitidas al hablar se bloqueaban al cubrirse la boca con un paño húmedo. Los resultados de este otro, en el que participaron personas con resfriado común, sugerían que el uso de una mascarilla quirúrgica reducía significativamente la cantidad de estos virus respiratorios emitidos en gotitas y aerosoles.

Además, no hay que olvidar la posibilidad de que una persona asintomática puede contagiar. Esto quiere decir que, aunque no presente síntomas y piense que esté sana o sano, podría no ser así y estar contagiando a las personas que se encuentran a su alrededor. De ahí otro motivo por el que el uso de mascarilla es importante en toda la población, no solo en los pacientes que han dado positivo en coronavirus. 

Otro estudio publicado en junio en la revista Health Affairs compara la tasa de crecimiento de COVID-19 antes y después de que algunos estados de Estados Unidos regularan la obligatoriedad del uso de mascarilla. “El uso de máscaras faciales en público disminuyó las tasas de crecimiento diario de COVID-19 en comparación con los estados que no emitieron mandatos”, concluyen los autores. Las conclusiones de esta otra investigación en la que se analizaron las muertes por coronavirus en 198 países apuntar a que, en aquellos en los que las normas sociales y las políticas gubernamentales que favorecían el uso de mascarilla se asociaban con una menor mortalidad por COVID-19. 

Disminuyen la posibilidad de contagio incluso en escenarios de riesgo elevado

También hay evidencias que apuntan a que, incluso en escenarios de alto riesgo, utilizar mascarilla disminuye la posibilidad de contagio. Como ejemplo, este caso en el que un paciente de COVID-19 voló de China a Canadá usando mascarilla y ninguna de las 25 personas más cercanas a él dio positivo. En otro caso, a finales de mayo, dos estilistas en Misuri (Estados Unidos) tuvieron contacto cercano con 140 clientes estando contagiados y llevando mascarilla, pero ninguno de los clientes dio positivo. 

Por su parte, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) a través de esta nota de prensa publicada el 24 de agosto, recomienda a toda la población general (incluyendo a personas con enfermedades respiratorias y niños) el uso de mascarillas homologadas para prevenir la COVID-19.

“Las excepciones solo pueden ser para aquellos ciudadanos que tengan alguna discapacidad, trastorno del comportamiento, enfermedad mental o problema de salud que haga incompatible su utilización, lo que ha sido regulado desde la finalización del estado de alarma por todas las comunidades autónomas”, recuerda SEPAR. 

Además, no hay que olvidar que aparte de llevar mascarilla es importante que la lleves bien puesta. Aquí te explicábamos los errores más comunes: ponértela bajo la nariz, a modo de bufanda, tocártela sin parar o no cambiarla cuando debes. Recuerda que si la llevas así no será efectiva.

Primera fecha de publicación de este artículo: 25/08/2020.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Otros artículos de Maldita.es