Maldita Ciencia
14/08/2020

¿Usar mascarilla causa hipercapnia? No hay evidencias de que sea así

Nos habéis preguntado por un mensaje que afirma que el uso prolongado de mascarilla produce hipercapnia (concentración del dióxido de carbono en la sangre). Sin embargo, no hay evidencias de que sea así. Os contamos lo que sabemos al respecto. 

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Como ya os hemos explicado en Maldita Ciencia, no hay evidencias de que usar mascarilla provoque hipercapnia. Por lo tanto, lo que se dice en la publicación de que la mascarilla provoca un exceso de dióxido de carbono en el torrente sanguíneo es falso.

"No existe ningún estudio que demuestre (ni siquiera un estudio serio que lo investigue) que la mascarilla quirúrgica cause hipercapnia o hipoxia", aclara a Maldita Ciencia Víctor Jiménez Cid, catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Microbiología.

No respiras tu propio dióxido de carbono

En la publicación se afirma que el problema se produce porque al llevarla puesta se inhala mucho dióxido de carbono que luego "no se logra evacuar" y que esto podría incluso "terminar en síndrome de la muerte súbita".

No es cierto. Tal y como os contamos en Maldita Ciencia, las mascarillas no son estancas: entra aire por los laterales y la parte superior y con ese aire entra el oxígeno y se elimina el dióxido de carbono.

Así lo explica a Maldita Ciencia María Elisa Calle, experta en Epidemiología y Salud Pública y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Sobre las mascarillas dice que "los tejidos utilizados dejan pasar el gas y el oxígeno es un gas". "Respiramos oxígeno mezclado con nitrógeno y espiramos CO2, que también es un gas”,

Olga Mediano, coordinadora de área de ventilación mecánica y cuidados respiratorios críticos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), cuenta a Maldita Ciencia que "en pacientes con una enfermedad respiratoria importante o que tengan insuficiencia respiratoria crónica, que pueden retener carbónico de por sí, el uso de la mascarilla podría facilitar que retuvieran algo más". Pero añade que esto no ocurriría en pacientes con unos pulmones sanos.

La mascarilla no provoca una acidificación del cuerpo en personas sanas

El texto también indica que la retención de dióxido de carbono provocaría una "acificación respiratoria". Entendemos que se refiere a "acidificación". Pero no, para personas sanas ni hay ningún problema en usar la mascarilla ni se acidifica el cuerpo.

Es cierto que, en un paciente que realmente sufre hipercapnia, este exceso de CO2 podría ocasionar acidosis respiratoria (pH arterial superior a 7,30), una afección que ocurre cuando los pulmones no pueden eliminar todo este gas que produce el cuerpo. Se llama así porque hace que los líquidos del cuerpo, especialmente la sangre, se vuelvan demasiado ácidos, como indica este artículo de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Mediano explicaba aquí a Maldita Ciencia que, para llegar a sufrir una acidosis respiratoria, un paciente con una enfermedad respiratoria importante o con insuficiencia respiratoria crónica tendría que llevar la mascarilla de forma muy prolongada o realizar mientras tanto un esfuerzo muy importante. Además, señala que el riesgo no es tanto la posibilidad de la acidosis, sino que se produzca una disnea o fatiga.

Primera fecha de publicación del artículo: 14/08/2020.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Fact-checkers de 30 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN.

Otros artículos de Maldita.es