Maldita Ciencia
Maldito Bulo
21/05/2020

No, el Washington Post no ha confirmado que el origen del coronavirus sea un laboratorio de Wuhan

Nos estáis preguntando en las últimas horas por supuestas informaciones y cadenas de WhatsApp que aseguran que el Washington Post ha confirmado que el origen del SARS-CoV-2 se debe a un fallo de seguridad en un laboratorio de Wuhan. Pero no es cierto, es un bulo. Os contamos lo que sabemos.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

CADENA FALSA DE WHATSAPP DESMENTIDA POR maldita.es
Washington Post confirma origen del paciente cero del coronavirus: era empleado del famoso laboratorio de virología de la ciudad china de Wuhan:

El coronavirus COVID-19 se originó en el laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan como parte de un programa de investigación viral chino, NO de un murciélago comido en un "mercado húmedo" de animales de Wuhan. "El paciente cero" trabajó en el laboratorio, luego ingresó a la población de Wuhan, donde comenzó el brote. Según un nuevo reporte explosivo del periodista de investigación Bret Baier y reportes anteriores del Washington Post. Según el informe de Baier, "múltiples fuentes que han sido informadas sobre los detalles de las primeras acciones del gobierno de China y han visto materiales relevantes" dijeron lo siguiente:

El origen: una columna en The Washington Post que no "confirma" ese origen

El origen de esta idea sí es una columna de opinión publicada en The Washington Post. Se puede leer aquí. En ella el columnista Josh Rogin cuenta, después de explicar que no hay pruebas concluyentes de que este sea el origen del coronavirus, que en 2018 oficiales de la embajada estadounidense en China visitaron el Instituto de Virología de Wuhan (WIB por sus siglas en inglés), en el que se llevaban a cabo investigaciones de riesgo con virus en murciélagos y alertaron de supuestos fallos de seguridad.

En la columna, Rogin explica que en enero de 2018 la embajada estadounidense en China envió en varias ocasiones a diplomáticos con formación científica a visitar ese centro de investigación. "Lo que observaron les preocupó tanto que enviaron a Washington dos cables diplomáticos categorizados como Sensibles pero No Clasificados. En ellos alertaban de debilidades de seguridad y gestión en el laboratorio del WIB y proponían ofrecer más ayuda y atención. El primero de esos cables, que he podido obtener, también alerta sobre que el trabajo de ese laboratorio con coronavirus provenientes de murciélagos y su potencial transmisor a humanos representaba el riesgo de una nueva pandemia somo la del SARS (ocurrida en 2003)".

Sin embargo, en ningún momento se habla de ese supuesto paciente cero ni se confirma que hubiese sido un trabajador de esos laboratorios.

La cadena de WhatsApp que cita falsamente lo publicado por el Washington Post

A partir de esta columna, la idea de que el virus se ha escapado de ese laboratorio se ha ido extendiendo, convertida en una cadena de WhatsApp que asegura que "Washington Post confirma origen del paciente cero del coronavirus: era empleado del famoso laboratorio de virología de la ciudad china de Wuhan".

Sin embargo, como ya hemos explicado, la columna no dice eso. Mael Vallejo, editor de Opinión en español de The Washington Post ha desmentido en un post en Facebook que la columna del periódico diga eso.

El periodista que se menciona en esta cadena, Bret Baier, es presentador de la cadena Fox News. En sus intervenciones y en la web de la cadena se ha hecho eco de esta teoría, supuestamente confirmada por fuentes de inteligencia no identificadas, pero sin añadir evidencias al respecto.

Dos virus que "se parecen tanto como una persona y un cerdo"

La idea de que el SARS-CoV-2 pueda provenir de este laboratorio se ha extendido rápidamente, dado que trabajan con virus similares (concretamente una cepa llamada RaTG13). Sin embargo, no hay evidencias de momento de que esto sea así, y voces relevantes dentro de la comunidad científica se han pronunciado en contra de esta posibilidad.

Según Rasmus Nielsen, genetista de la Universidad de California, Berkeley, el virus del murciélago que se investiga oficialmente en el WIB y el actual coronavirus se parecen "más o menos como una persona y un cerdo", ha dicho en declaraciones a El País. Y en su cuenta de Twitter ha sido también tajante: “El SARS-CoV-2 no es una cepa del RaTG13 escapada del laboratorio”.

Otro que se ha pronunciado es Edward Holmes, virólogo de la Universidad de Sidney involucrado en la secuenciación del genoma del SARS-CoV-2. En un comunicado emitido este jueves por su universidad, Holmes explica que "no hay evidencias de que el SARS-CoV-2, que causa en humanos la COVID-19 se originase en un laboratorio en Wuhan".

También dice en ese comunicado que ambos virus son demasiado distintos, ya que "el nivel de divergencia en la secuencia genética del SARS-CoV-2 y el RaTG13 es equivalente a una media de 50 años (y por lo menos 20) de cambios evolutivos".

Científicos de todo el mundo desmienten estas teorías

En Maldita Ciencia ya os hemos hablado de estas teorías que atribuyen al coronavirus un origen humano en un laboratorio.

Científicos especializados en salud pública que han seguido de cerca la crisis sanitaria del nuevo coronavirus publicaron un comunicado en la revista The Lancet. Además, hacen referencia a las investigaciones que demuestran el origen natural de este brote de COVID-19.

El objetivo principal del texto es condenar y desmentir los rumores que mantienen que el origen de la epidemia no fue natural, sino una creación humana como herramienta para lograr fines de todo tipo (reducir la población envejecida, igualar el número de hombres y mujeres…). Sin embargo, según indica el comunicado publicado en The Lancet, "científicos de múltiples países han analizado genomas del agente causal y los resultados concluyen, de forma abrumadora, que el origen está en la vida silvestre".

"Pero esto ya lo sabíamos cuando apareció", indica a Maldita Ciencia Albert Bosch Navarro, presidente de la Sociedad Española de Virología (SEV). Con respecto a los rumores que hablan sobre la supuesta creación del nuevo coronavirus en un laboratorio, Bosch sostiene que "sucedió lo mismo cuando apareció el SARS en 2002 o la conocida como gripe A, la nueva variante del H1N1, en 2009".

"Cada vez que sucede un caso similar, hay una serie de iluminados que dice que el virus ha sido creado en un laboratorio o que se ha escapado de él. Sin embargo, hoy en día se sabe que, a partir de alguna especie de murciélago, esta debe haber pasado a otra especie animal intermedia  y de ahí, a nosotros", explica el presidente de la SEV.

Los autores de este artículo, publicado en el foro científico Virologic, indican que "la evidencia genómica no apoya la posibilidad de que el nuevo coronavirus haya sido creado en un laboratorio"Este otro estudio indica que el origen del SARS-CoV-2 fueron mutaciones y selección natural, además de recombinación del SARS-CoV, el virus capaz de infectar a animales como el murciélago.

Además, esta investigación publicada en la revista científica Nature concluye que el genoma del nuevo coronavirus es un 96% idéntico al del coronavirus capaz de infectar a los murciélagos.

Por último, este estudio publicado en The Lancet, indica que el nuevo coronavirus difiere lo suficiente del SARS-CoV como para ser considerado un nuevo tipo, capaz de infectar humanos. "Nuestro análisis filogenético (relación de parentesco entre especies) sugiere que los murciélagos podrían ser el huésped original de este virus", indican los autores.

Bosch desmiente la posibilidad de obtener un virus tan semejante genéticamente al SARS original en un laboratorio. "No somos tan buenos", bromea.

Washington Post confirma origen del paciente cero del coronavirus: era empleado del famoso laboratorio de virología de la ciudad china de Wuhan:

El coronavirus COVID-19 se originó en el laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan como parte de un programa de investigación viral chino, NO de un murciélago comido en un "mercado húmedo" de animales de Wuhan. "El paciente cero" trabajó en el laboratorio, luego ingresó a la población de Wuhan, donde comenzó el brote. Según un nuevo reporte explosivo del periodista de investigación Bret Baier y reportes anteriores del Washington Post. Según el informe de Baier, "múltiples fuentes que han sido informadas sobre los detalles de las primeras acciones del gobierno de China y han visto materiales relevantes" dijeron lo siguiente:

• El mercado húmedo de Wuhan inicialmente identificado como un posible punto de origen nunca vendió murciélagos; Culpar al mercado húmedo fue un esfuerzo del régimen chino para desviar la culpa del laboratorio, junto con los esfuerzos de propaganda dirigidos a los Estados Unidos e Italia.

• El programa de investigación chino sobre virus fue parte de un esfuerzo por demostrar que su capacidad para identificar y combatir virus es igual o mayor que las capacidades de Estados Unidos, según informaron varias fuentes al Washington Post.

• El régimen comunista chino suprimió y modificó datos, destruyó muestras, borró informes preliminares, sofocó artículos académicos y restregó áreas contaminadas para ocultar evidencia de la transmisión accidental del virus.

• Los médicos y periodistas que advirtieron sobre la propagación del virus y su naturaleza contagiosa y transmisión de persona a persona fueron "desaparecidos".

• Aunque el gobierno chino cerró rápidamente los viajes nacionales desde Wuhan al resto del país, no detuvieron los vuelos internacionales desde Wuhan lo que permitió la llegada del virus a otros países empezando por los Estados Unidos.

• La Organización Mundial de la Salud (OMS) y su director general Tedros Adhanom ayudó a China a cubrir sus huellas "desde el principio".

• En los 6 días después de que altos funcionarios chinos determinaron en secreto que probablemente se enfrentaban a un brote en Wuhan, la ciudad organizó un banquete masivo para decenas de miles de personas y millones comenzaron a viajar para las celebraciones del Año Nuevo Chino. Para cuando el presidente de China Xi Jinping finalmente advirtió al público el 20 de enero, más de 3,000 personas ya habían sido infectadas.

"Esto es tremendo", dijo Zuo-Feng Zhang, epidemiólogo de la Universidad de California en Los Ángeles. “Si hubiesen tomado medidas 6 días antes, habría habido muchos menos pacientes y las instalaciones médicas habrían sido suficientes. Podríamos haber evitado el colapso del sistema médico de Wuhan ".

Este puede ser el "encubrimiento gubernamental más grande y costoso de todos los tiempos", dijo una fuente al Washington Post.

Fact-checkers de 41 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN. También puedes compartir este artículo utilizando el hashtag #CoronavirusFacts.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Otros artículos de Maldita.es