Maldita Ciencia
21/05/2020

¿Qué sabemos sobre la distinta vulnerabilidad de hombres y mujeres ante la COVID-19?

La cuestión de cómo afecta la COVID-19 a hombres y mujeres, que también nos habéis hecho llegar, es muy compleja y los investigadores aún no tienen una respuesta definitiva. En los resultados preliminares del estudio serológico ENE-Covid19 (aún en fase de desarrollo), se explicaba que la prevalencia estimada de anticuerpos IgG frente a SARS-CoV-2 en España es muy similar en hombres y mujeres (5,0% versus 5,1%). Eso es, un porcentaje muy parecido de hombres y mujeres en España ha entrado en contacto con el virus, como era de esperar.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Estos son datos estimados con métodos estadísticos. Sin embargo, los datos de la RENAVE (Red Nacional de Vigilancia Epidemiologica perteneciente al Instituto de Salud Carlos III) en este informe fechado 7 de mayo señalaban que el 56% de las personas afectadas por el virus en España son mujeres, y como explica este artículo de la Vanguardia, son datos que se repiten a nivel europeo. Sin embargo, los hombres parecen sufrir la enfermedad más gravemente: el 57% de los hospitalizados y el 70% de los ingresados en las UCIs son hombres, según los mismos datos la RENAVE. También son los que más a menudo muestran síntomas como fiebre, tos o neumonia.

¿A qué se deben estas diferencias? No hay aún un consenso científico claro. En este artículo en el País, Marina Pollán, directora del Centro Nacional de Epidemiología (que además es la coordinadora científica del estudio ENE-Covid19, el estudio de seroprevalencia que se está llevando a cabo en España y del que hablamos aquí) dice que “tener COVID-19 es como un estresor que multiplica la probabilidad de morir. Como la probabilidad normal de morir es diferente en hombres y mujeres y por grupos de edad, el virus hace que sea más probable morir por COVID-19 a aquellos que ya tenían una probabilidad más alta de morir”.

La coordinadora del Grupo de Trabajo sobre Género, Diversidad Afectivo-Sexual y Salud de la Sociedad Española de Epidemiología Elisa Chilet observa que “síntomas como la fiebre o la tos están muy presentes en ambos sexos, pero son más comunes en hombres. Parece ser que los hombres presentan una sintomatología más relacionada con el sistema respiratorio (disnea, neumonía, síndrome de distrés respiratorio agudo) y las mujeres presentan más frecuentemente dolor de garganta y síntomas relacionados con el sistema digestivo (vómitos, diarrea). Además, la mortalidad parece ser mayor en hombres que en mujeres (10,5% vs 6%).”

Estos elementos han llamado la atención de muchos investigadores. Según Chilet, “se han señalado como posible causa diferentes factores: una mayor prevalencia de hábito tabáquico en hombres, una diferente respuesta inmune en mujeres y hombres, una mayor presencia de otras enfermedades en el caso de los hombres que pueden verse agravadas por la infección de SARS-CoV-2 –particularmente cardiovasculares, respiratorias y diabetes [Aquí os explicamos lo que se sabe sobre la relación entre los medicamentos contra la hipertensión, que es más frecuente entre hombres, y el coronavirus]. También se ha señalado el impacto de los roles de género en la salud de los hombres. En este punto de la pandemia, no existe una respuesta clara que explique esta diferencia”.

Chilet también destaca que en España “hay más de 35000 casos confirmados en personal sanitario, de los cuales un 75% son mujeres. Una de cada 3 mujeres contagiadas es sanitaria, frente a uno de cada 8 hombres contagiados”.

La médica Alba Valiente Pallejá, del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili, que nos ha prestado sus superpoderes, analizando la literatura científica (aquí, aquí, aquí, aquí y aquí) nos señala otras explicaciones que se han encontrado. Una es la cultural: “El hecho de que los niños estén en casa sin escuela y de que las mujeres suelen ser las principales cuidadoras, implica que tienen que interrumpir su vida laboral y social de forma más brusca que los hombres”, dice. “Hay también otros estudios que atribuyen a los hombres una mortalidad más elevada debido a un número más grande de fumadores entre hombres. Fumar además se relaciona con una mayor expresión de ACE2, un receptor importante para la penetración del virus. Aun así -concluye- otros estudios no relacionan el tabaco como factor que predispone a la SARS”.

La enzima ACE2 ha adquirido cierto protagonismo como una de las posibles explicaciones de los diferentes efectos de la enfermedad a raíz de un estudio que se ha publicado en European Heart Journal, y que no estaba diseñado para estudiar la COVID-19. El estudio, que incluye 3500 participantes, muestra que los hombres tienen una concentración mayor en la sangre de ACE2 que las mujeres. Algunos creen que este hecho podría estar relacionado con la mayor gravedad de los síntomas entre los hombres. Aquí un artículo de Redacción Médica lo explica.

Iziah Sama, uno de los coautores de ese estudio, afirma en un comunicado que “cuando observamos que uno de los biomarcadores más fuertes, la enzima ACE2, estaba en concentraciones mayores en hombres que en mujeres, me di cuenta de que tenía el potencial de explicar por qué los hombres tenían más probabilidad de morir a causa de la COVID-19 que las mujeres”. Sin embargo, el estudio no permite aclararlo. Hay que señalar también que Adriaan Voors, del Centro Médico Universitario de Groningen (Países Bajos) y líder del estudio, remarca que “sus conclusiones se restringen a los pacientes con insuficiencia cardiaca, y estos pacientes no tienen COVID-19”.

Hay también otro estudio (y que aún no ha sido publicado en ninguna revista científica y por lo tanto hay que considerar preliminar) cuyo primer autor es el científico español Daniel Prieto-Alhambra. En él, los investigadores han trabajado con más 120.000 pacientes del Institut Català de Salut y que también concluye que seis de cada 10 pacientes son mujeres y que la mortalidad es más elevada entre los hombres, además que el 15% de los pacientes requieren hospitalización dentro de un mes y una mortalidad del 4%.

Valiente Pallejá, experta en psiquiatría, añade que “a nivel de salud mental parece ser que una vez estabilizada la pandemia habrá diferencias de género con más patología psiquiátrica (ansiedad, depresión, estrés postraúmatico) en mujeres que en hombres”.

Comparte si encuentras alguna de nuestras cartelas por la calle envíanos una foto a nuestras redes sociales etiquetándonos en Instagram, Facebook o Twitter. ¡Ayudanos a luchar contra los bulos de la pandemia!

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Otros artículos de Maldita.es