Maldita Ciencia
07/05/2020

¿Qué sabemos sobre la relación entre el aire acondicionado en lugares públicos y la propagación del nuevo coronavirus?

Aunque para muchos parezca mentira, el tiempo en cuarentena también pasa y cada día estamos un poco más cerca de que las temperaturas comiencen a subir y llegue el calor. Nos habéis preguntado si, cuando esto suceda, hacer uso del aire acondicionado podría aumentar el riesgo de contagio por coronavirus. A día de hoy no sabemos lo suficiente como para responder con seguridad a esa pregunta, pero sí tenemos alguna información preliminar, que apunta que el aire acondicionado en locales públicos podría actuar como dispersor del virus.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Según esta carta de investigación (informe conciso de la investigación original) publicada el 2 de abril en la revista Emerging Infectious Diseases de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el aire acondicionado pudo ser uno de los factores que influyó en la transmisión del virus entre los miembros de tres familias (A, B y C) que se sentaron en mesas cercanas durante una comida en un restaurante de Guangzhou, en China. Una de las familias acababa de viajar desde Wuhan, en China.

El caso descrito señala que el 24 de enero, el paciente que se cree que inició este brote almorzó con otros 3 miembros de su familia (A) en el restaurante. El mismo día, este experimentó la aparición de fiebre y tos y acudió al hospital. Para el 5 de febrero, un total de otras 9 personas (los allegados del primer paciente y los miembros de las familias B y C) también habían enfermado por COVID-19, siendo el primer paciente "la única fuente conocida de exposición para las personas afectadas en el restaurante". 

Los investigadores determinaron que el virus se había transmitido, al menos, a un miembro de cada familia (B y C) en el restaurante. El resto de contagios, sugieren, podrían haber tenido su origen en el propio establecimiento o entre los propios miembros de cada una de las familias.

"La transmisión del virus en este brote no puede explicarse solo por la transmisión de gotas", indica la carta de investigación. "Las gotas respiratorias más grandes permanecen en el aire poco tiempo y viajan distancias cortas, generalmente menores de un metro. Las distancias entre el primer paciente y las personas en otras mesas, especialmente las de la mesa C, fueron todas mayores. La corriente de aire originada por el aire acondicionado pudo a haber propagado las gotitas entre las tres mesas", sugiere.

Sin embargo, los propios investigadores apuntan que el estudio tiene limitaciones. "No realizamos un estudio experimental que simulase la ruta de transmisión aérea. Tampoco realizamos estudios serológicos de miembros de la familia asintomáticos negativos en muestras de hisopos y otros comensales para estimar el riesgo de infección".

Aun así, para evitar la propagación de la COVID-19 en restaurantes, recomiendan prestar atención a la regulación de la temperatura, aumentar la distancia entre las mesas y mejorar la ventilación.

Este contenido fue uno de los términos más buscados del 16 al 22 de abril de 2020 según Google Trends y un informe semanal realizado por First Draft durante la pandemia de COVID-19. Aquí puedes leer las tendencias COVID-19 específicas de España.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Fact-checkers de 41 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN. También puedes compartir este artículo utilizando el hashtag #CoronavirusFacts.

Otros artículos de Maldita.es