Maldita Ciencia
06/05/2020

Qué sabemos del texto que se le atribuye a Einstein sobre la crisis

Nos habéis preguntado por un texto en el que supuestamente Albert Einstein ofrece su visión sobre las crisis y que circula ahora en relación a la pandemia por coronavirus. Estas declaraciones se le han atribuido durante años en decenas de publicaciones en la web, pero no está claro de dónde vienen ni si realmente las dijo. Esto es lo que sabemos al respecto. 

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

El texto se ha difundido durante años en inglés y en español

Las supuestas declaraciones de Einstein han sido durante años difundidas en inglés y en español tanto por redes sociales como en todo tipo de publicaciones en internet: desde diarios digitales a páginas web de empresas o blogs con textos motivacionales. En las últimas semanas, algunos usuarios que han compartido el texto lo relacionan con la crisis mundial generada por el coronavirus. 

Según el texto difundido, supuestamente el físico alemán dijo que “la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos”. “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo”, se indica en el fragmento. En él, también se afirma que “es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno”: “Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla”.

El fragmento no aparece en un repositorio con miles de manuscritos de Einstein

En las publicaciones en español, en múltiples ocasiones el texto se atribuye a un supuesto trabajo de Einstein llamado Crisis o La crisis. El portal Einstein Archives recopila miles de manuscritos científicos y no científicos del físico alemán. En él, hay varios documentos que incluyen la palabra “crisis” en el título. Por ejemplo, “Nos acercamos a una crisis de guerra”, “La crisis mundial y la supervivencia judía” o “Nuestro mundo enfrenta una crisis aún no percibida por quienes poseen”. Pero ninguno se titula concretamente “Crisis” o “La crisis” como se indica en múltiples publicaciones. 

Muchos de estos archivos no están abiertos al público. Para poder consultarlos, es necesario hacer una petición a los creadores del repositorio. Hemos contactado con ellos para confirmar si el texto figura entre sus ficheros. Ahora mismo no tienen acceso a los documentos impresos debido a la situación generada por el coronavirus. No obstante, uno de los creadores del repositorio afirma a Maldita Ciencia que este texto no es de Einstein. "Conozco muchos de sus escritos, este no es su estilo", afirma. Además, recomienda no utilizarlo "aunque sea tentador en la situación de crisis actual".

Ya en 2011 desde Einstein Archives afirmaron que no era posible delimitar el origen bibliográfico de este texto ni asegurar que la autoría de su totalidad correspondiera al físico alemán, tal y como recoge el servicio Las bibliotecas responden (un sistema para que los ciudadanos puedan hacer preguntas a las bibliotecas de España). 

Según explicaron entonces, la frase "la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a las personas y países, porque la crisis trae progresos" puede ser original. Pero no creen que Einstein dijera que "la creatividad nace de la angustia como el día de la noche oscura". Por ello, recomiendan no atribuir esta frase a Einstein. Según sus hipótesis, estas palabras pudieron ser citadas por primera vez en 2009 por un hermano marista y luego reproducida como tal sin confirmar su autoría. 

El texto tampoco pertenece al libro de Einstein Mi visión del mundo

Numerosas publicaciones en inglés indican que este fragmento pertenece al libro del físico alemán Mi visión del mundo, publicado en 1949. Este libro recoge a modo de diario escritos en los que reflexiona sobre su propia vida, la sociedad, la religión, la política y la economía. 

En él, Einstein sí que habla en en varias ocasiones de las crisis, en concreto de las económicas, y hace referencia a la depresión estadounidense de 1929. Pero basta con hacer una búsqueda con las palabras clave en el libro para comprobar que no aparecen en él las declaraciones que se le atribuyen. 

Einstein se carteaba con el creador de una revista llamada The Crisis

Ante la falta de evidencias de un manuscrito titulado Crisis, algunas hipótesis apuntan a que este texto pudo ser publicado en la revista The Crisis. Se trata de una publicación de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color de Estados Unidos. La revista fue creada en 1910 y en la actualidad aún existe. 

Su fundador, William Edward Burghardt Du Bois, se escribió cartas con Einstein, tal y como recoge en su web la Universidad de Massachusetts Amherst (EE UU). Si bien es una posibilidad más, no hay suficientes evidencias para afirmar que Einstein escribió esas palabras sobre la crisis para esta revista. Desde Maldita Ciencia les hemos consultado y estamos a la espera de una respuesta

Qué sí que dijo Einstein sobre la crisis

Esta no sería la primera vez que a Einstein o a otras personalidades célebres se les atribuyen citas que realmente no han pronunciado. Por ejemplo, el físico no dijo “dos cosas me inspiran asombro: los cielos estrellados en lo alto y el universo moral interior”. Esta frase forma parte de un pasaje de Crítica de la razón práctica de 1788 del filósofo alemán Immanuel Kant, tal y como afirma El País en un artículo con un recopilatorio de frases que Einstein sí dijo y las que nunca pronunció.

Pero, ¿qué sí que dijo Einstein sobre la crisis? En el libro Mi visión del mundo, el físico opina sobre cómo se comporta la población en una situación de este tipo. “En tiempos de crisis, las personas generalmente están ciegas a todo lo que está fuera de sus necesidades inmediatas. Por el trabajo que es directamente productivo de la riqueza material, pagarán. Pero la ciencia, para florecer, no debe tener un fin práctico a la vista. Como regla general, el conocimiento y los métodos que crea solo sirven para fines prácticos indirectamente y, en muchos casos, no hasta después del lapso de varias generaciones”.

En la revista Monthly Review, en 1949, describió lo que para él era “la esencia de la crisis” de aquellos tiempos. “Se trata de la relación del individuo con la sociedad. El individuo se ha vuelto más consciente que nunca de su dependencia de la sociedad. Pero no experimenta esta dependencia como un activo positivo, como un vínculo orgánico, como una fuerza protectora, sino más bien como una amenaza a sus derechos naturales o incluso a su existencia económica”, afirma en el artículo, titulado “¿Por qué el socialismo?”.

Según Einstein, la posición de una persona en la sociedad era tal que sus “impulsos egoístas se acentuaban mientras que los “impulsos sociales” se deterioraban progresivamente: “Todos los seres humanos, sea cual sea su posición en la sociedad, sufren este proceso de deterioro. Sin saberlo, prisioneros de su propio egoísmo, se sienten inseguros, solitarios y privados de lo ingenuo, simple, y poco sofisticado disfrute de la vida. El hombre puede encontrar sentido en la vida, por breve y peligroso que sea, solo dedicándose a la sociedad”.

Fact-checkers de 41 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN. También puedes compartir este artículo utilizando el hashtag #CoronavirusFacts.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Otros artículos de Maldita.es