Maldita Ciencia
22/04/2020

Qué sabemos sobre las pruebas clínicas con dióxido de cloro (CDS) supuestamente iniciadas por el Instituto de Salud Norteamericano

Nos estáis preguntando por un mensaje que asegura que "el Instituto de Salud Norteamericano ha empezado pruebas clínicas para comprobar la efectividad del dióxido de cloro" o CDS, y que esto va a ocurrir gracias a "la interrupción de los dictados de la Organización Mundial de la Salud por parte de Trump". Os contamos lo que sabemos.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Se ha registrado un ensayo clínico con CDS

En el enlace que acompaña a ese mensaje se puede comprobar que sí se ha registrado un ensayo clínico para tratar a 20 pacientes de COVID-19 con dióxido de cloro o CDS (un derivado del MMS o clorito de sodio del que ya te hemos hablado aquí). La página a la que dirige es el registro de ensayos clínicos, perteneciente a Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, que pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés) de ese país.

Pero no lo va a hacer el Instituto Nacional de Salud

Pero leyendo el ensayo se puede comprobar que no lo van a hacer los Institutos Nacionales de Salud (ni el "Instituto de Salud Norteamericano" al que se refiere el mensaje y que no existe con ese nombre). En la información consignada aparece como patrocinadora del ensayo la Fundación Génesis, y como lugar donde se va a llevar a cabo el estudio, el Hospital San Carlos de Bogotá, en Colombia.

"Existe semejante ensayo y está empezando con el reclutamiento de 20 pacientes, pero, en efecto, nada tiene que ver con el NIH o la OMS, dado que es un ensayo que está realizando la “Fundación Génesis” en Bogotá, Colombia", explica a Maldita Ciencia Juan Carlos López, farmacéutico y biotecnólogo.

El responsable del estudio es Eduardo Insignares, cuyo perfil aparece en la web de Magnofarma, un laboratorio homeopático, y en que se puede leer que es el fundador de la mencionada Fundación Génesis. No hemos podido encontrar ni una página web ni un perfil en redes sociales de esta fundación (sí que hay un perfil de Facebook de otra fundación con el mismo nombre también ubicada en Bogotá, pero esta se dedica a la ayuda a personas con adicciones y no tiene nada que ver con el ensayo clínico en cuestión).

Aparecer en esa web no significa que lo realicen, evalúen o aprueben los Institutos Nacionales de Salud de EEUU

La web del registro de ensayos clínicos de los Institutos Nacionales de Salud estadounidense es una enorme base de datos donde se registran miles de ensayos clínicos que se llevan a cabo en el mundo.

En la misma página web se puede leer que el hecho de que un estudio aparezca en este registro no quiere decir que haya sido evaluado por el gobierno de Estados Unidos, ni que esté financiado por el Instituto Nacional de Salud de ese país.

Por el mismo motivo tampoco tiene nada que ver con las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Fact-checkers de 41 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN. También puedes compartir este artículo utilizando el hashtag #CoronavirusFacts.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Otros artículos de Maldita.es