MENÚ
MALDITA CIENCIA

¿Qué sabemos sobre la listeriosis y el actual brote en España?

Publicado miércoles, 21 agosto 2019
Comparte

El 15 de agosto la Junta de Andalucía declaro una alerta sanitaria por un brote de listeriosis provocado por carne mechada de la marca La Mechá. A fecha de 27 de agosto se han detectado 196 afectados en toda España y han fallecido dos personas. Os contamos lo que sabemos sobre este brote y sobre los síntomas y precauciones que hay que tener ante esta infección:

¿Cómo se produce y se detecta este brote?

Los primeros casos se detectaron a finales de julio en Andalucía. Varias personas ingresaron en las provincias de Sevilla y Huelva con síntomas de la infección, provocada por la bacteria Listeria monocytogenes. A partir del 5 de agosto se detectaron varios casos que afectaban a personas de la misma familia, según explicó el consejero de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre. Tras esos casos, el 9 de agosto se mandaron a analizar muestras de "dos o tres productos", según Aguirre, y días después se determinó que el origen del brote era carne mechada de la marca La Mechá.

La alerta se declaró el día 15 de agosto, diez días después de los primeros casos que hicieron sospechar sobre un posible brote, por lo que se ha criticado que la Junta de Andalucía tardó en actuar. Medios como ABC Sevilla o El País, han apuntado que el retraso pudo deberse a un error de etiquetación en las muestras analizadas en el Laboratorio Municipal de Sevilla. Según estás versiones, basadas en distintos informes, no está claro si el error lo habría cometido la Junta de Andalucía o el Ayuntamiento de Sevilla, algo que desde Maldita.es no hemos podido comprobar de forma independiente.

Además de en Andalucía se han confirmado casos en Extremadura, Tenerife y Cataluña. También se investiga si la listeriosis es responsable de los abortos que han sufrido dos mujeres.

*Actualización: a día 27 de agosto a las 12:47, los últimos datos oficiales son delmartes 27 y cifran los afectados por el brote en 196, aunque diversos medios de comunicación indican que ya supera los 200 casos y se ha confirmado la muerte de dos personas relacionadas con este brote. Además se está investigando el primer posible caso en el extranjero, de un ciudadanos inglés que habría estado en Sevilla a mediados de agosto, donde habría consumido la carne mechada contaminada. Se analizan también dos posibles casos de perros afectados por haber comido la carne afectada.

También sabemos que la carne sospechosa de estar contaminada se vendió, además de bajo la marca La Mechá, bajo una marca blanca distribuida por la empresa Comercial Martínez Leon sin identificarla en su etiquetado como proveniente de la empresa original Magrudis, lo cual retrasó su identificación y retirada del mercado. Según publican varios medios, los análisis preliminares de esas muestran también han dado positivo para listeria, pero Maldita.es no ha podido verificar esto de forma independiente.

¿Qué medidas se han tomado?

Las autoridades sanitarias de Andalucía han ordenado la suspensión de la elaboración de horneados de la industria (que fabrica el producto) y la retirada del mercado de la carne afectada, según explica la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en su aviso por el brote. Según la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, se han retirado todos los lotes fabricados desde mayo, ya que el periodo de caducidad del producto era de tres meses.

Además, se aconseja a las personas que tengan en casa algún envase de carne mechada La Mechá que se abstengan de consumirlo. Si ya lo han hecho y presentan síntomas, se les recomienda que acudan a un centro sanitario.

https://twitter.com/farmagemma/status/1164067436699803648

*Actualización: a día 26 de agosto sabemos que la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha ampliado la alerta sanitaria a los productos de marca blanca distribuidos por la empresa Comercial Martínez León, que habría cometido una infracción al no informar en el etiquetado del origen de la carne. Esos productos se han inmovilizado y se han retirado del mercado. También se ha ampliado la alerta a todos los productos de Magrudis.

¿Qué es la listeriosis y cómo se contagia?

Es una infección provocada por la bacteria Listeria monocytogenes, que puede estar presente en animales salvajes y domésticos, en el agua y en el suelo, según explica la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU. Los vegetales también pueden contaminarse si entran en contacto con suelo o con estiércol contaminado y también la leche cruda o los productos hechos de ella pueden portar estas bacterias.

La principal vía de transmisión a seres humanos se produce por el consumo de alimentos contaminados, aunque también puede ocurrir a través del contacto con animales o personas infectadas, según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). El contagio entre personas se da sobre todo entre las mujeres embarazadas y los fetos.

Los alimentos precocinados pueden contaminarse durante el procesado y la bacteria puede multiplicarse durante su distribución y almacenamiento, advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según este organismo, en otros brotes de listeriosis se ha visto involucrados alimentos como salchichas, paté, salmón ahumado, quesos blandos, leche no pasteurizada y helados, verduras y frutas frescas y ensaladas preparadas.

https://twitter.com/farmagemma/status/1164099578121113600

¿Cuáles son los síntomas y qué consecuencias tiene?

Hay desde síntomas leves parecidos a la gripe, como náuseas, vómitos o diarrea, hasta infecciones más graves, como meningitis, septicemia y otras complicaciones potencialmente mortales. En los casos graves, el periodo de incubación puede llegar a ser de 90 días, según la OMS.

Hay varios grupos de riesgo ante esta infección, como las personas de edad avanzada, las mujeres embarazadas, los recién nacidos y las personas con sistemas inmunitarios débiles.

"Aunque es una enfermedad poco frecuente en los seres humanos, cuando se presenta suele ser grave, con altas tasas de hospitalización y mortalidad", señala AESAN. Según este organismo español, en 2017 hubo 2.480 casos de listeriosis en humanos en la Unión Europea, con 227 muertes y una tasa de mortalidad del 13,8%. En España, para ese mismo año, hubo 284 casos confirmados.

¿Cómo afecta a las embarazadas, los bebés y los niños?

Según la OMS, las mujeres embarazadas tienen 20 veces más de probabilidades de infectarse que otros adultos sanos. Además, al comienzo del embarazo la infección puede provocar un aborto espontáneo y las infecciones a finales del embarazo pueden provocar que el bebé nazca muerto o que fallezca a las pocas horas del parto. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU, "aproximadamente la mitad de los bebés infectados al momento del parto o cerca de este morirá". En el caso de los bebés y los niños, a menudo tienen meningitis como consecuencia de esta infección.

https://twitter.com/gominolasdpetro/status/1163340825746714624

¿Cómo se trata?

Se puede tratar si se realiza un diagnóstico temprano, por ejemplo con antibióticos en el caso de síntomas severos como la meningitis o durante el embarazo, donde el suministro a tiempo de antibióticos puede evitar el contagio al feto o al recién nacido.

¿Qué se puede hacer para prevenir?

Según AESAN, el cocinado a temperaturas superiores a 65 °C mata las bacterias. Sin embargo, la Listeria puede contaminar los alimentos tras su elaboración (por ejemplo, después de que los alimentos se cocinen, pero antes de envasarlos). Otro de los problemas es que a diferencia de otras bacterias, esta bacteria puede incluso multiplicarse a temperaturas frías (entre + 2 ° C y 4 ° C).

Por eso, para prevenir la listeriosis es fundamental sobre todo el manejo seguro de los alimentos. Las autoridades sanitarias recomiendan seguir buenas prácticas de fabricación y de higiene y el control efectivo de la temperatura en toda la cadena de producción, distribución y almacenamiento de alimentos, también en el hogar. En las casas recomienda mantener baja la temperatura de los frigoríficos para limitar el posible crecimiento de bacterias como la que provoca la listeriosis.

Además, según la OMS, las personas de los grupos de riesgo especial deben evitar consumir productos elaborados con leche no pasteurizada, fiambre y productos como salchichas, paté o pescado ahumado como salmón y respetar las fechas de caducidad y las temperaturas de conservación que aparecen en las etiquetas de los alimentos. También se recomienda cocinar los alimentos antes de consumirlos y lavarse bien las manos tras tocar mascotas y animales de granja y después de manejar heces de animales.

Si quieres saber más sobre este tema también puedes leer este artículo de Miguel A. Lurueña.