👉 HAZTE MALDITO. HAZTE MALDITA. Únete y apóyanos en nuestra batalla contra la mentira. Hazte [email protected]
Maldita Ciencia
30/10/2019

No, no hay evidencias de que los collares de saúco sean beneficiosos para el dolor de garganta ni de encías

A los seguidores de Harry Potter seguramente os sonará la varita de saúco. Pues hoy precisamente nos vamos a referir a este tipo de arbusto porque nos habéis preguntado si los collares de saúco son beneficiosos para el dolor de garganta y de encías.

En Maldita Ciencia ya os explicamos que no hay evidencias de que otro tipo de collares, los de ámbar, alivien el dolor de encías de los bebés y que incluso pueden ser peligrosos si las cuentas se sueltan y las ingieren los niños.

En el caso de los collares de saúco, tampoco hemos encontrado estudios científicos que demuestren que sean beneficiosos para el dolor de encías ni de garganta. Sobre las supuestas propiedades de la planta, en 2001 la revista European Cytokine Network publicó un estudio liderado por investigadores del Hospital Universitario Hadassah (Israel) realizado con derivados del producto Sambucol (que utiliza extracto de saúco negro). La investigación concluyó que el extracto de Sambucol y sus formulaciones tenían propiedades antivirales y activaban el sistema inmunológico, aunque, como reconocen los autores, faltan más investigaciones al respecto.

via GIPHY

Respecto a sus supuestas propiedades para el dolor de garganta, Raimundo Gutiérrez Fonseca, secretario general de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), indica a Maldita Ciencia que "se trata de una tradición rural que no tiene ninguna base clínica, científica ni nivel de evidencia sobre su utilidad para ese fin".

Precisamente sobre esta tradición rural, en el Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad que publica el Ministerio de Transición Ecológica en su página web aparece el saúco y, en concreto, que en los Ancares leoneses "para curar las lombrices se hacían collares de saúco con ajo y ruda insertados".

Más allá de tradiciones, ¿podría tener contraindicaciones usarlo para tratar el dolor de garganta? Según el doctor Gutiérrez Fonseca, como no es posible demostrar su eficacia (al no tener ninguna base científica), tampoco parecen encontrarse claras contraindicaciones, "argumento al que se pueden agarrar las personas que difundan este tipo de tratamiento", advierte.

"No obstante, plantearse un tratamiento para un padecimiento que no tiene utilidad puede, de por sí, tener repercusiones sobre el paciente desde un punto de vista personal y psicológico si ha considerado que dicho tratamiento puede tener cierto efecto", puntualiza el experto. En ese caso entraría en juego el efecto placebo, del que ya os hablábamos en este artículo.

En el caso del dolor de encías, "según los entendidos de estos remedios naturales, para que exista un beneficio antinflamatorio por parte de esta planta, se debería consumir la flor del saúco o sus bayas", explica a Maldita Ciencia Lydia Almansa, experta en higiene dental y autora del blog Una madre en el dentista.

via GIPHY

Pero la experta advierte: "cuidado, que es una planta que está contraindicada en embarazadas, mujeres lactantes, niños menores de 12 años o en personas alérgicas a la familia de la Caprifoliaceae o familia de las madreselvas".

"No deja de ser contradictorio que, siendo contraindicada en menores de 12 años, animen a usar los collares de saúco en bebés para aliviar las molestias de la dentición o los problemas de las encías", añade.

No obstante, Almansa puntualiza que los collares se hacen con la madera de saúco, ni se ingieren ni se hace un ungüento o pomada y, por lo tanto, no se consume en forma de bayas o infusión "por lo que no habría mayor peligro de toxicidad". Sin embargo, "está el riesgo de estrangulamiento y asfixia como con cualquier collar que le pongamos a los bebés", matiza.

Para tratar estos dolores, en el caso del de garganta el doctor Gutiérrez Fonseca recomienda que, lo primero que hay que hacer es averiguar la causa del dolor, ya que el tratamiento variará si es por una infección o fruto de otra enfermedad.

En el caso de los dolores de encías, si se trata de un bebé en pleno proceso de dentición, lo más aconsejado es ofrecerles mordedores fríos. "También podemos darles un masaje suave con un dedal de dentición y, si el dolor le hace estar muy molesto, lo ideal es acudir al pediatra para que marque alguna pauta de antinflamatorio o analgésico", concluye Almansa.

Otros artículos de Maldita.es