Maldita Ciencia
14/10/2019

No, no hay evidencias de que la haloterapia (cuevas de sal artificiales) sea efectiva para mejorar problemas respiratorios

Aunque generalmente nos preguntáis por el azúcar, hoy le toca el turno a la sal. En concreto, nos decís que habéis recibido información sobre ciertos “tratamientos” que recomiendan usar este mineral y, más concretamente, nos preguntáis por la haloterapia, una pseudoterapia que consiste en reproducir el clima que hay dentro de las minas de sal.

Según quienes la ofrecen, sería efectiva "para el tratamiento de enfermedades del aparato respiratorio y enfermedades dermatológicas" además de "ser beneficiosa en casos de estrés, agotamiento y rendimiento deportivo", como promocionan diferentes páginas web. Sin embargo, no hay evidencias científicas que demuestren que la haloterapia sea beneficiosa para tratar problemas respiratorios o de otra índole.

Las cuevas de sal son cuevas artificiales en locales comerciales dentro de la ciudad, donde las paredes, el techo y el suelo están total o parcialmente recubiertos con capas de sal, según explica aquí Marián García, farmacéutica y dietista-nutricionista. "Además de la bonita estampa, hay un halogenerador (la palabra no es broma) que 'libera las micropartículas de cloruro de sodio necesarias para crear el ambiente de las minas de sal'", añade.

García también explica por qué no hay evidencias científicas sólidas de que esta terapia sea efectiva. "Los estudios a los que se agarra son de baja calidad, hablan de las técnicas diferentes o están realizados con conflictos de interés", expone.

Lo que concluyen las revisiones es que se necesitan investigaciones de mayor calidad para poder conocer los posibles efectos (si los hubiese) de esta pseudoterapia y el hipotético impacto en la vida diaria de personas con problemas respiratorios.

Otros artículos de Maldita.es