🔴Hazte maldito, hazte maldita. Únete y apóyanos en nuestra batalla contra la mentira. Hazte [email protected]

Maldita Ciencia
14/12/2018

Arsénico en el marisco, pasta de dientes cancerígena y más en el XVII Consultorio de Maldita Ciencia

¡Hola malditas y malditos! Un viernes más, como cada semana, aquí llega nuestro consultorio en el que respondemos a algunas de las preguntas que nos enviáis a través de Twitter, WhatsApp, Facebook o el correo electrónico. ¡Seguid enviando vuestras dudas para que no os la cuelen!

¿Es peligroso mezclar vitamina C y marisco?

Nos habéis hecho llegar en varias ocasiones una cadena de WhatsApp en la que se advierte del supuesto peligro de mezclar vitamina C con marisco por el siguiente motivo: "alimentos, como el camarón contienen alta concentración de compuestos de potasio-arsénico 5. Estos alimentos por sí solos no son tóxicos para el cuerpo humano. Ahora bien, al ingerir vitamina C, el inicialmente no-tóxico potasio-arsénico 5 se convierte en el tóxico potasio-arsénico 3, también conocido como trióxido de arsénico, que es conocido como arsénico​". El mensaje viene aliñado con una dramática anécdota de una mujer fallecida en Taiwán por este motivo. Pero, ¿esto es verdad?

Pues no, se trata de un viejo bulo del que ya hablaban Antonio Ortí, periodista; Ana Palencia, química experta en nutrición y Raquel Bernácer, nutricionista, en el libro Comer o no comer, falsedades y mitos de la alimentación en 2013.

Os recomendamos leer la explicación completa, pero como resumen, os decimos que es verdad que, si se toma la mezcla en muy altas cantidades hace que el arsénico pentavalente del marisco se reduzca a arsénico trivalente, y que esta es una versión más tóxica del compuesto. Pero también que, además de la necesidad de consumir ambos compuestos en cantidades enormes, de existir un riesgo de toxicidad sería a largo plazo tras un consumo continuado. No hay registro de que esto haya ocurrido nunca, en Taiwán ni en ningún otro sitio.

Es un bulo que también circula en inglés y del que también ha hablado Snopes aquí.

¿Pueden dos personas blancas tener un hijo negro?

Es una conversación que siempre da pie a bromas e insinuaciones, la de que de progenitores con unos rasgos físicos marcados, por ejemplo, un color de piel o de pelo, nazca un bebé con otros rasgos igualmente visibles pero opuestos. De dos personas blancas nace un hijo negro, o de una pareja con ojos marrones nace una persona de ojos azules. Más allá de la broma, ¿es esto científicamente posible?

Lluis Montoliu, investigador del Centro Nacional de Biotecnología especializado en el estudio de variaciones genéticas que producen enfermedades raras como el albinismo, nos ayuda a responder a esa pregunta: "La respuesta breve es sí. Matización: es muy improbable pero no imposible." 

Montoliu nos explica que a día de hoy sabemos que nuestro aspecto fijo está determinado por unos 650 genes diferentes, y que distintos cruces y combinaciones es lo que hacen que una persona tenga aspecto negro o blanco, con todas las variaciones intermedias. "En población negra el conjunto necesario de genes se ha “fijado” mediante cruces y evolución, 
pero no es imposible que la combinación necesaria se obtenga de una pareja blanca portadora de todas esas variaciones (que son mayoritariamente recesivas y pueden pasan desapercibidas en personas que solo sean portadoras) dando lugar a un hijo negro de dos personas blancas".

De hecho, existe un famoso caso, ocurrido en Sudáfrica durante los años del apartheid, en el que ocurrió esto mismo: en 1955 nació Sandra, una niña de piel oscura nacida de padres, abuelos y bisabuelos con piel clara. Por algún motivo, la combinación genética que daba resultado esa oscuridad de la piel, heredada de algún ancestro desconocido, había pasado sin manifestarse de generación en generación hasta llegar a ella. Se puede leer su historia aquí

Algo similar ocurre con el color de ojos: centenares de genes juegan un papel en este rasgo, y es posible que una persona herede una de las combinaciones que da pie a un color de ojos concreto que ni sus padres ni sus abuelos ni otros antecesores hubiesen mostrado.

Colgate y el "cancerígeno" triclosán

Imagen sobre el triclosán que circula en redes sociales

Los productos de nuestro día a día que pueden provocan cáncer es uno de los campos donde más bulos científicos se generan y viralizan. El último por el que nos habéis preguntado es sobre el triclosán, un bactericida presente en dentífricos como los de la marca Colgate.

Esta imagen es un bulo en varios aspectos: el triclosán no está prohibido, al menos en la Unión Europea y Estados Unidos. El triclosán está incluido entre los conservantes admitidos en el reglamento europeo de productos cosméticos hasta una concentración máxima del 0,3%, una cantidad que, según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Colgate declara que cumple aunque la agencia reconoce que la fórmula concreta del dentífrico es secreta. También en EEUU la Agencia de Medicamentos y Alimentos (FDA) aprobó en 1997 el uso de triclosán en la pasta de dientes de esa marca. 

Pasamos ahora a la parte de "si es ingerido es altamente cancerígeno": la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (la EFSA) considera seguro el triclosán en ese límite del 0,3% y desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) confirman que el triclosán no está clasificado como cancerígeno en el reglamento europeo sobre sustancias peligrosas. Una revisión de 2013 concluyó no había pruebas de efectos perjudiciales analizando un periodo de 3 años tras su uso.

via GIPHY

Aclarado esto, debemos señalar que un estudio en Estados Unidos observó que el triclosán se acumula en el cepillo, liberándose de forma incontrolada pudiendo superarse así ese límite considerado seguro del 0,3%. Además, la FDA en 2017 prohibió en Estados Unidos el triclosán en jabones antisépticos por los riesgos en su exposición a largo plazo y su potencial efecto en la resistencia a los antibióticos. En Europa se sigue permitiendo hasta una concentración total del 0,3% de triclosán en estos productos.

Aunque la evidencia científica actual no considera cancerígeno el triclosán, sí hay estudios que indican que genera resistencia de las bacterias a antibióticos, lo cual podría ser un riesgo para los humanos al no poder tratar con antibióticos enfermedades causadas por esas bacterias resistentes.

Además, la AEMPS indica que "en la actualidad, se está estudiando la posibilidad de que pudiera presentar efectos hormonales, no habiendo hasta el momento estudios concluyentes". En estudios realizados en ratas sí se encontró disrupción hormonal causada por triclosán. El triclosán también ha sido detectado en muestras de leche, sangre y orina humana.

En resumen, el triclosán ni está prohibido ni es altamente cancerígeno si es ingerido pero sí hay preocupación por el efecto que puede tener en la resistencia a antibióticos y posibles efectos hormonales en humanos aunque no hay estudios concluyentes.

Bulos y realidad de la ameba 'comecerebros'

Una mujer de 69 años en Seattle (Estados Unidos) ha fallecido por una infección de una "ameba ‘comecerebros' después de lavarse la nariz con agua del grifo". Nos habéis preguntado sobre este episodio. Os lo explicamos.

La mujer ingresó por convulsiones en enero y un escáner mostró lo que parecía un tumor cerebral. Tras analizar el tejido cerebral, descubrieron que la ameba Balamuthia mandrillaris había infectado su cerebro y se estaban 'comiendo' las células cerebrales, según contó el neurocirujano que la operó al Seattle Times. Falleció un mes después.

via GIPHY

Los médicos creen que la ameba Balamuthia mandrillaris la infectó al hacerse la fallecida un lavado nasal con agua del grifo contaminada con el microbio para combatir una sinusitis en vez de usar agua salina o estéril. Es el primer caso conocido de infección cerebral de esta ameba causada por un posible lavado nasal. De los 109 casos conocidos en Estados Unidos de infección con esta ameba causada por otros medios entre 1974 y 2016, el 90% de los infectados fallecieron. 

Es decir, que la mortalidad por infección de Balamuthia mandrillaris son muy, muy poco comunes, pero cuando ocurren son muy peligrosas.

Las infecciones cerebrales causadas por amebas no se limitan a Balamuthia mandrillaris. La más conocida es Naegleria fowleri, también llamada 'ameba comecerebros' en los medios de comunicación. Esta famosa ameba también tiene una mortalidad altísima: menos del 3% de los infectados en Estados Unidos han sobrevivido. Entra por la nariz y a través del nervio olfativo infecta el cerebro. Pese a su peligrosidad, beber agua contaminada con Naegleria fowleri no es un riesgo, la ameba es peligrosa solo si entra por la nariz. Al menos otras dos personas en Estados Unidos han muerto por lavados nasales realizados con agua de grifo infectada con esta ameba pero lo más común es infectarse en verano en lagos o ríos de agua cálida, ya que la ameba prolifera mejor en aguas calientes.

Otras amebas con capacidad para infectar el cerebro son las del género Acanthamoeba. Aunque son casos más raros, hay más amebas que pueden matarnos al infectar nuestro cerebro: la Sappinia pedata Entamoeba histolytica

Sobrevivir es difícil pero posible. Una niña de 10 años de Toledo que se infectó posiblemente en una piscina climatizada es el primer caso conocido en España de supervivencia a Naegleria fowleri. Fue tratada con el antibiótico y antifúngico anfotericina B.

*Por error, en una versión anterior nos referíamos a la ameba como bacteria cuando es una división taxonómica diferente. Gracias a la comunidad maldita por avisarnos del fallo.

Por último...

Desde Maldita Ciencia estamos encantados de que nos enviéis todas vuestras dudas, creemos firmemente que entre todos es más fácil que no nos la cuelen.

Pero también sabemos que para muchas cuestiones, a quien tenéis que acudir es a un médico, a uno de verdad. Creemos que aunque internet es una herramienta muy útil para buscar información, en ningún caso debería sustituir el consejo de un profesional titulado que conozca vuestro caso.

via GIPHY

Así que os animamos a coger estas dudas y consultarlas con vuestro médico, y a pedir todas las opiniones médicas que necesitéis para sentiros satisfechos con la información recibida.

Otros artículos de Maldita.es