MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

Maldita te explica
17/04/2020

Cómo se contabilizan los muertos por coronavirus en España: los fallecidos con síntomas pero que no habían pasado un test PCR no entran en las cifras oficiales*

Los datos oficiales de la situación de la COVID-19 que ofrece cada día el Ministerio de Sanidad dicen que, a 26 de abril, las personas fallecidas por el brote actual de coronavirus fueron 23.190 en España. Sin embargo, la cifra de fallecidos podría ser bastante superior a la publicada por el ministerio de Sanidad ya que que sólo se contabiliza a aquellos fallecidos que tuvieron un resultado positivo en el test de PCR de coronavirus, y no así a los fallecidos con síntomas leves o sin ellos, ni a los que se les hizo el test rápido. A estos “casos sospechosos” o probables normalmente no se les ha hecho ningún tipo de prueba, y al no ser casos confirmados no entran en las estadísticas oficiales.

Hasta la fecha, periodistas de varios medios han preguntado a Salvador Illa, el ministro de Sanidad, por la forma en la que se hace el recuento. Illa ha explicado que “toda aquella persona que ha sido diagnosticada positivamente del virus de coronavirus y fallece es una persona computada como un fallecido por coronavirus” [min. 7.28] y que esta definición “es una de las más exigentes de Europa”. Sin embargo, el problema está justo aquí: para diagnosticar a una persona como positivo se le tiene que hacer un test y dar positivo.

Desde el 17 de abril****, además, todos los fallecimientos por coronavirus que las comunidades autónomas notifiquen al ministerio de Sanidad deben ser de casos confirmados independientemente del lugar de fallecimiento, según la orden ministerial SND/352/2020.

Previsiblemente, este cambio también aumentará la cifra oficial de fallecidos por COVID-19 en España, ya que hasta la fecha algunas comunidades autónomas, como Madrid o Cataluña, no estaban notificando al ministerio los fallecidos en residencias o domicilios, por ejemplo.

No existen datos de a cuántas personas se les realiza la prueba de detección de coronavirus después de muerta

No tenemos conocimiento de las pruebas post mortem que se están llevando a cabo diariamente en España. O, por el momento, el Ministerio de Sanidad no ha comunicado nada al respecto.

En conversación con Maldita.es el Ministerio ha explicado que "en estos momentos, se están priorizando los test en personas enfermas vivas, debido a la presión asistencial". También nos han explicado que desde los centros médicos, los gobiernos regionales "priorizan las pruebas en personas con síntomas graves".

Sin embargo, este tipo de pruebas sí se hicieron en el pasado. Concretamente, la primera víctima mortal española del coronavirus fue detectada días después de su muerte gracias a estas pruebas.

Además, el Ministerio ha elaborado un documento "para el manejo de cadáveres" de los casos de COVID-19 que se va actualizando. En la última versión, correspondiente al 26 de marzo, se recomienda realizar un test de PCR antes de hacer la autopsia a las personas sospechosas, "con o sin sintomatología respiratoria".

Después, si la prueba diagnóstica diera positivo, no se haría la autopsia para evitar "el riesgo biológico de contagio" y "por el riesgo de propagación del virus". Finalmente, "si la autopsia se considera realmente necesaria y se puede garantizar que ésta se realiza en un ambiente seguro se podrá llevar a cabo". 

Desde el 16 al 23 de abril, además, contaban como fallecidos con COVID-19 las personas que morían después de haber sido diagnosticadas aunque fuera con un test rápido. Desde el 24 de abril se ha cambiado la metodología y sólo cuentan como positivos los casos que se han hecho el test PCR, por lo que los fallecidos a los que se les hizo el test rápido han dejado de ser contabilizados*****.

Las comunidades autónomas deben enviar los datos actualizados de forma diaria, pero no todas contabilizan a los fallecidos de la misma manera**

Según la orden ministerial SND/352/2020 del 17 de abril****, las comunidades solamente deben notificar los fallecimientos de aquellos casos confirmados por tests de detección del virus SARS-CoV-2 independientemente del lugar de fallecimiento.

Hasta esta fecha, no se había publicado una metodología común para todas las comunidades autónomas a la hora de notificar los fallecimientos y los datos también han podido ser parciales debido a retrasos en la notificación de casos.

En Cataluña, por ejemplo, la Generalitat de Catalunya sólo estaba contando las personas que morían en los hospitales u otros centros sanitarios, en contra de lo que había anunciado el Gobierno.

Sin embargo, desde el 15 de abril, "siguiendo con la premisa de dar la máxima información que se tiene al alcance", y a diferencia de otras comunidades, la Generalitat de Catalunya modificó el recuento de fallecidos y también comenzó a incluir "los datos de defunciones en residencias y domicilios de toda Cataluña". Desde el 15 de abril en Cataluña también se comenzaron a notificar los fallecidos por “casos probables”, es decir, aquellos a los que no se les había realizado un test, pero presentaban sintomatología compatible con la COVID-19.

Tampoco se han notificado todos los casos de fallecimientos por COVID-19 en la Comunidad de Madrid. El 14 de abril el consejero de Sanidad de esta comunidad, Enrique Ruiz Escudero, informó en la Comisión de Sanidad de la Comunidad de Madrid de que en la región había 3.449 muertos con coronavirus o síntomas que no aparecían en los datos diarios que se mandan desde la Comunidad de Madrid al Ministerio de Sanidad: aquellos fallecidos en residencias (2.820) domicilios (616) u otros lugares (13) como la calle [min. 2:13:00].

Más muertes no justificadas que en años anteriores según el sistema MoMo del Instituto de Salud Carlos III******

El Instituto de Salud Carlos III (ISCiii) publica de forma semanal su Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), que a través de los datos de casi 4000 registros civiles de toda España estudia si existe un número de muertes más elevado de lo que se esperaría en situaciones normales.

Según el informe del ISCiii del 23 de abril, desde el 17 de marzo hasta el 21 de abril habría habido en España un exceso de muertes de 20.386 personas: es decir, han fallecido 28.075 personas más de lo esperado en situaciones normales*****. El propio ISCiii reconoce que sus datos no están del todo actualizados debido al colapso que existe en el Registro Civil a la hora de registrar fallecimientos, por lo que es posible que en próximos informes esta cifra se actualice y sea superior.

En la Comunidad de Castilla-La Mancha, por ejemplo, el informe del ISCiii explica que hay un exceso de defunciones de 4.046 muertos, y los datos de Sanidad (a 22 de abril) que los muertos por la COVID-19 son 2.140. Esto no quiere decir que haya el doble de muertes por coronavirus en Castilla-La Mancha de las que dice Sanidad, sino que este año han muerto 4.046 personas más de lo estimado, sea por la causa que sea. En Madrid y Castilla y León también se registran cerca del doble de exceso de muertes que de cifras de fallecidos con coronavirus.

*Se ha editado esta pieza a día 13 de abril para actualizar la cifra oficial de muertes y explicar en el titular que aquellas personas a quienes no se les ha realizado el test no entran en el recuento aunque presenten síntomas.

**Se ha actualizado esta pieza a día 15 de abril para incluir que el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha informado de que hay 3.349 fallecidos con coronavirus más en la región de los que informa el Ministerio de Sanidad.

***Se ha actualizado esta pieza a día 16 de abril para incluir el informe del Instituto de Salud Carlos III (ISCiii) publicado el 14 de abril y, también, el nuevo método de recuento de fallecidos llevado a cabo en Cataluña.

****Se ha actualizado esta pieza a 17 de abril con las modificaciones de la orden ministerial SND/352/2020, por la que todas las comunidades autónomas deben notificar los fallecimientos de casos confirmados por tests de coronavirus independientemente del lugar de fallecimiento.

*****Se ha actualizado esta pieza a 27 de abril para indicar el cambio de metodología mediante el que sólo cuentan como positivos los detectados mediante test PCR. También se ha incluído el informe del Instituto de Salud Carlos III (ISCiii) publicado el 23 de abril.

Otros artículos de Maldita.es