MENÚ

Cinco meses de la excepción ibérica: cómo ha afectado a la factura eléctrica

Publicado
Claves
  • De forma estimada, el ahorro medio ha sido del 13,47%
  • Hasta 19 días en los que el mecanismo ha funcionado de forma inusual
  • Los precios europeos han bajado por el acopio de gas frente al invierno

Comparte

Este 15 de noviembre se cumplieron cinco meses desde que la excepción ibérica se aplicó al mercado eléctrico. Como hemos explicado, el mecanismo pactado por los Gobiernos español y portugués con la Comisión Europea se basa en un tope al precio mayorista del gas: un precio máximo con el que el gas usado para generar electricidad puede entrar en el mercado mayorista eléctrico de la península Ibérica. Analizamos cómo ha influido la excepción ibérica en la factura de los consumidores afectados: aquellos con tarifa regulada o un contrato en el mercado libre posterior al 26 de abril de 2022.

El ahorro estimado desde junio: un 13,47%

El tope ha estabilizado el precio mayorista de la electricidad en la península: desde el 15 de junio, este se ha mantenido entre los 100 y los 200 euros el megavatio hora (€/MWh) aproximadamente, mientras que en países europeos como Francia, Italia o Alemania el valor ha fluctuado más, superando los 600 €/MWh a finales de agosto y bajando después.

No obstante, al precio mayorista en España hay que sumarle la compensación a las compañías que han vendido electricidad con gas a un precio topado que no cubre sus costes. Dicho ajuste se le repercute a los consumidores afectados por el mecanismo y no está reflejado en las cifras del mercado mayorista. El precio resultante de sumar ambos componentes, descrito en el gráfico como ‘España con mecanismo’, ha oscilado entre los 113,66 €/MWh del 15 noviembre y los 486,21 €/MWh del 31 de agosto.

Restando el precio medio de la electricidad al que habría sin la excepción ibérica obtenemos una estimación del ahorro, en términos generales, introducido por este mecanismo. Desde el 15 de junio, el ahorro general ha sido un 13,47% de media (excluyendo los siete días excepcionales en que el tope no se aplicó, sería un 14,12%). El precio de la electricidad en ausencia del tope gasístico es una estimación del Ministerio para la Transición Ecológica utilizando datos de OMIE, el operador del mercado eléctrico ibérico, y MIBGAS, su homólogo para el mercado del gas, según explicaron a Maldita.es.

“No es un cálculo exacto porque el comportamiento de los agentes es distinto habiendo tope al gas que sin haberlo y porque es una estimación”, indican. Obtener la cifra exacta requeriría de un cálculo “muy complejo”, que analice la sensibilidad de la oferta y la demanda, entre otros factores. Además, todas estas cifras son promedios diarios, puesto que el precio mayorista de la electricidad y del resto de componentes varía por horas.

Cuando no se activó el tope, cuando la compensación a las gasísticas fue negativa y cuando no hubo ahorro

Desde que se aplicó la excepción, ha habido siete días en los que la compensación a las compañías gasísticas ha sido cero. Lo que equivale a decir que la excepción ibérica no se activó. En concreto, del 22 al 27 de octubre y el día 30. La razón es que el precio real del gas en esas fechas era inferior al tope impuesto por el Real Decreto-ley 10/2022 que introdujo la excepción ibérica, explica a Maldita.es el ingeniero de telecomunicaciones Francisco Valverde. El tope está fijado en 40 €/Mwh hasta diciembre y a partir de entonces se incrementará 5 €/MWh por mes.

En otros seis días, la compensación gasística ha sido negativa: los días 19, 20, 21 y 31 de octubre y el 3 y 6 de noviembre. Según el divulgador y jefe de proyectos de plantas fotovoltaicas Xavier Cugat, la razón es que la exportación de electricidad a Francia ha sido especialmente favorable para España debido a las rentas de congestión. Algo en lo que coincide el investigador en el departamento de ingeniería eléctrica de la Universidad Carlos III Marcial González.

Cuando Francia compra electricidad a España, además de pagar su precio mayorista, también abona la mitad de la diferencia de precios entre ambos mercados en concepto de rentas de congestión. Como el sistema eléctrico español puede generar electricidad con gas para atender a las exportaciones, pero el país vecino no paga la compensación a las gasísticas, la excepción ibérica obliga a que una parte de lo ingresado con las rentas de congestión con Francia se destine a aminorar dicho ajuste o compensación. En Maldita.es ya hemos explicado cómo afecta al mecanismo ibérico la interconexión con Francia.

En ocasiones, indican los expertos, los ingresos por las rentas de congestión permiten contrarrestar por completo el precio de generar electricidad con gas hasta hacerlo negativo. “En principio siempre que es negativo es por esa razón”, indica Marcial. “Las rentas de congestión es lo único que resta al coste del tope del gas”, explica Cugat. ¿Cómo afecta entonces a la factura? Este experto lo explica según el caso de las tarifas PVPC y las del mercado libre que están afectadas.

https://twitter.com/revenergetica/status/1582631962279231488.

Por último, en otros seis días (el 22 de septiembre y del 10 al 14 de octubre), el sistema eléctrico no percibió un ahorro con la excepción ibérica, pues el precio de la electricidad con el mecanismo (sumando el valor mayorista más la compensación) fue ligeramente mayor de lo que habría sido en su ausencia.  El precio fue entre un 0,22% y un 4,17% más caro aquellos días porque “entró mucho gas en el sistema, entonces el pago de las compensaciones suponía un porcentaje del mix de mercado tan grande que el ahorro en el resto del mercado no se repercutió”, explica González. Y resume: “El tope al gas es más efectivo cuanto menos gas haya en el mix”.

Cómo afecta el mecanismo a cada tipo de tarifa 

Marcial González recuerda que el mecanismo ibérico afecta a la factura de manera distinta según el tipo de tarifa. Para los consumidores del mercado regulado, el ajuste a las gasísticas se añade al precio marcado en el PVPC (precio de venta al pequeño consumidor) y el desglose de precios está disponible en la plataforma e·sios, explica el experto. Para estos clientes, el principal efecto es que “se ha mitigado la subida de precios con respecto al panorama internacional”.

En cuanto a los consumidores del mercado libre con contratos firmados o renovados a partir del 26 de abril, las compañías eléctricas incluyen en sus facturas el coste del ajuste gasístico como un recargo adicional. “Estas comercializadoras compran energía en el mercado mayorista y se la venden al consumidor a un precio fijo. Ahora han trasladado el coste de la compensación a sus clientes”, cuenta González, recordando que es una práctica permitida por el real decreto 10/2022. Por último, al resto de contratos del mercado libre no se les aplica la excepción ibérica.

El think tank de políticas públicas EsadeEcPol evaluó la efectividad de los primeros tres meses y medio de la medida para un hogar con PVPC y un consumo diario de 8 kWh. Su conclusión fue que los precios de la electricidad en las viviendas con tarifa regulada habrían sido “alrededor de un 24,4% mayores” entre el 15 de junio y el 31 de agosto de no haber existido el mecanismo. También apuntaban que, a pesar de ello, en dichos meses se incrementó la demanda de gas para generar electricidad. Con menos gas, el ahorro habría sido superior al 24,4%.

¿Qué ha pasado en Europa? El acopio de gas para el invierno

Los precios eléctricos en países europeos como Francia, Alemania o Italia vienen descendiendo desde finales de agosto y han llegado a alinearse con los del mercado portugués y español. La causa de fondo es la guerra en Ucrania, pues aumentó la preocupación de los países europeos por un posible desabastecimiento de materias primas energéticas, especialmente de gas.

“Las reservas de gas en Europa se han ido llenando como parte de la previsión al invierno. Como el principio del invierno ha sido mucho más suave de lo que esperábamos, la demanda de gas ha bajado. Eso hizo que unas reservas europeas bastante bien equipadas se llenaran más aún, reduciendo rápidamente los precios del gas”, resume Marcial González.

En este contexto, el precio europeo de referencia para el gas “se volvió muy inestable”, añade el experto. Se trata del TTF (Title Transfer Facility), que recibe el nombre de la plataforma holandesa lanzada en 2003 para la compraventa virtual de gas. La Unión Europea lo fijó como precio de referencia para las compras de este combustible fósil, pero en los últimos meses ha trabajado para intervenirlo. Este 22 de noviembre, la Comisión Europea ha propuesto topar el precio del TTF para “reducir la volatilidad de los mercados europeos de gas”.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.