MENÚ

La AESAN alerta sobre la retirada de determinados lotes de helados por “presencia de cuerpos extraños”

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos

El pasado martes 9 de agosto, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) alertaba sobre la retirada de diferentes lotes de helados de tres supermercados: Aldi, Lidl y la marca Hacendado (la recomendada por Mercadona “para todo lo relacionado con alimentación”, según indica la propia empresa). El porqué, según la agencia, ha sido “la presencia de cuerpos extraños en varias referencias de helados”.

"Entendemos por 'cuerpo extraño' cualquier elemento que esté presente en un alimento, no relacionado con los ingredientes del mismo, que pueda ocasionar un daño al consumidor o un defecto de calidad", aclara la AESAN a Maldita.es. "En este caso se ha producido la rotura de algunos palos de los helados, por lo que es posible que restos de los mismos se encuentren adheridos al producto".

De ahí que la recomendación de la AESAN para quienes hayan adquirido y tengan en sus neveras parte de los productos afectados por esta alerta sea abstenerse de consumirlos y devolverlos al punto de compra. Puedes consultar los lotes y caducidades de los productos afectados en la página web de la AESAN.

“La presencia de elementos materiales ajenos a los alimentos supone un riesgo para la salud de los consumidores”, señala la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). “Se trata de contaminantes físicos que generalmente llegan al alimento de forma accidental, y pueden causar daños cuando se ingieren, como heridas, cortes y obstrucción de las vías respiratorias, entre otros".

La naturaleza y gravedad del daño, como añaden, depende tanto de sus características físicas como las de la persona que ingiere el alimento contaminado. En este caso, y según confirma a Maldita.es el departamento de comunicación de uno de los supermercados afectados, Lidl, se trata de fragmentos de madera en los helados.

“Al respecto podemos comentar que, al ser informados por el proveedor de la posible presencia de fragmentos de madera en los helados Eclipse de Gelatelli, procedimos a retirar inmediatamente, a modo preventivo, el artículo de todas nuestras tiendas”, explican a Maldita.es. “En caso de haber adquirido el producto en nuestros supermercados, el cliente puede devolverlo en cualquier tienda de Lidl y se le reembolsará el precio, incluso sin presentar el ticket de compra. Ningún otro producto de nuestra marca Gelatelli se encuentra afectado por esta alerta”.

Desde el departamento de comunicación de Mercadona también señalan a Maldita.es que el proveedor, Lacrem, comunicó a la empresa el pasado 29 de julio que debía proceder a retirar de forma voluntaria y por principio de precaución el Helado Espiral Pack 7 Hacendado, por posible presencia de trozos visibles de palo. "El mismo día, se procedió a retirar todos los lotes de este producto de los supermercados", añaden: "De acuerdo con la política de Mercadona, si el cliente tiene el mencionado producto y quiere devolverlo, se le reintegrará el importe en la tienda más cercana", concluye, antes de disculparse ante todos los clientes "por los inconvenientes causados".

"Aldi ha procedido a la retirada del producto Helado Chupy Fresh de todas las variedades (fresa/cola/vainilla y fresa/limón)", informa el departamento de comunicación del supermercado a Maldita.es, que también anima a los clientes que lo hayan comprado a que "realicen la devolución de este producto en la tienda más cercana". Además, la compañía ha emitido un comunicado sobre esta cuestión.

Imagen de los helados sobre los que advierte la alerta alimentaria de la AESAN: GELATELLI 7X75 ECLIPSE ES LIDL, ESPIRAL 7X75 N/V/FR HACENDADO, CHUPY FRESH FRE/LIM MPK 7 ALDI y CHUPY COLA/VLLA/FRESA MPK7 ALDI

Otras alertas sobre helados en el verano de 2022

Esta alerta de seguridad alimentaria no ha sido la primera ni la única que la AESAN ha comunicado en lo que llevamos de verano de 2022.

En julio, la agencia tuvo conocimiento a través de la Red de Alerta Alimentaria Europea (RASFF, por sus siglas en inglés), de una notificación de alerta “trasladada por las autoridades sanitarias de Francia” y “relativa a la presencia de óxido de etileno en helado de vainilla de 460 ml de la marca Häagen-Dazs”, como señalaba en su página web. El origen de la contaminación, añadía, se encontraba en el extracto de vainilla de Madagascar utilizado en su elaboración.

Como ya explicamos en Maldita.es, el óxido de etileno es un gas que se utiliza sobre todo como materia prima en la industria química para producir otros productos, por ejemplo, anticongelantes. Se usa también como emulsionante del petróleo y en el combustible de los cohetes. Está clasificado por el Reglamento (CE) nº 1272/2008 como un posible mutágeno, posible carcinógeno y posible tóxico para la reproducción, según explica aquí la AESAN.

En cuanto a los controles en relación a esta sustancia, existen unos niveles máximos de residuos que pueden aparecer en los alimentos, que se establecen en base al límite de cuantificación (LOQ). “El LOQ es la cantidad más pequeña que puede identificarse con un método analítico, es decir, que si se detecta cualquier cantidad de óxido de etileno, el alimento no puede comercializarse", explicaba a Maldita.es Beatriz Robles, dietista-nutricionista y tecnóloga de los alimentos. Los productos que se importan son analizados en los puntos fronterizos para asegurar que no contienen compuestos no autorizados como este.

Los principales riesgos de este producto no son alimentarios sino laborales: trabajadores que lo utilizan y que pueden quedar expuestos a él si las medidas de seguridad laboral no son las adecuadas.

En algunos países, como en Estados Unidos, el óxido de etileno se puede utilizar en la industria alimentaria para la desinfección de hierbas y especias. En la Unión Europea este uso fitosanitario no está permitido desde los años 90 así que no se puede emplear para desinfectar productos de origen vegetal.

Volviendo al caso que nos ocupa, a fecha 8 de agosto de 2022, la AESAN afirma que la empresa heladera ha contactado con todos sus clientes para que bloqueen el stock de sus almacenes y retiren los productos afectados del punto de venta. El listado de completo de productos afectados ha sido facilitado por la propia empresa, quien, además, ha comunicado que los consumidores que hayan adquirido alguno de los productos afectados deben deshacerse de ellos y pueden contactar con su Servicio de Atención al Cliente a través de: [email protected].

Si existen alertas, es porque el sistema es capaz de localizarlas y gestionarlas

Como recuerda Gemma del Caño, especialista en calidad y seguridad de la industria alimentaria, a Maldita.es, “una alerta nunca es buena, y por cuerpos extraños, menos”. Ahora bien, aunque, dentro de las competencias de la empresa, esta debería asegurarse de que tales productos no lleguen al consumidor, “sabemos que el sistema funciona porque se detectan”, indica Del Caño.

A nivel de la Unión Europea, disponemos del sistema RASFF, una herramienta a través de la que se proporciona a las autoridades de control de alimentos y piensos la capacidad de intercambiar información sobre las medidas tomadas ante la detección de un riesgo en un producto.

Tanto los puntos de contacto de la Comisión Europea como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés) y los puntos de contacto nacionales de los Estados Miembros tienen acceso a esta información en forma de notificaciones a través de aplicaciones informáticas (i-RASFF y RASFF WINDOW).

Mientras no se trate de los lotes señalados, “no hay que dejar de comer helados por esto (si lo hacemos, que sea por el azúcar): si bien un cuerpo extraño es ‘cantoso’, en el caso de los helados, estos se chupan y se pueden detectar más fácil que, por ejemplo, una contaminación microbiana”, explica Del Caño.

En palabras de Miguel Ángel Lurueña, tecnólogo de los alimentos, las contaminaciones físicas son las más escandalosas (¿quién recuerda aquellas gafas en una bolsa de patatas fritas?), pero también suelen ser las menos frecuentes: “Y me atrevería a decir que en, muchos casos, son también las ‘menos peligrosas’, en el sentido de que muchas veces el consumidor las detecta antes de que causen un daño. De todos modos, lo importante, siempre, es tomar medidas preventivas para evitar que eso pueda ocurrir”.

En definitiva y según el dietista-nutricionista Daniel Ursúa, mejor “mil alertas sanitarias detectadas que una sin detectar”.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.