MENÚ

Compras de segunda mano: qué podemos reclamar si le hemos comprado un artículo a otra persona

Publicado
Claves
  • Si compramos algo de segunda mano a un particular, se aplica el Código Civil. En cambio, si compramos en una tienda o a un vendedor profesional, se aplica la Ley de Consumidores y Usuarios 
  • No tenemos derecho a garantía si compramos un producto de segunda a mano a otra persona, pero sí podremos reclamar por los vicios ocultos del artículo en un plazo de seis meses
  • Para reclamar, tenemos dos opciones: acudir a la vía judicial o realizar una reclamación extrajudicial 
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos
Legislación

Plataformas de compraventa como Milanuncios, Wallapop o Vinted nos permiten comprar y vender productos de todo tipo a otros usuarios. Si adquirimos un artículo de segunda mano a otra persona, ¿tenemos derecho a devolverlo? ¿Podemos reclamar si tiene algún defecto?

No tenemos garantía, pero podemos reclamar por los defectos ocultos en un plazo de 6 meses

Guim Deltell, abogado especializado en Derecho Civil y Penal y fundador de Deltell Abogados, explica a Maldita.es que si compramos un artículo a un vendedor profesional (por ejemplo, en una tienda de segunda mano), se aplica la Ley de Consumidores y Usuarios. Pero la cosa cambia cuando se trata de una compraventa entre particulares. En este caso, se aplica el Código Civil.

Si hemos comprado un artículo de segunda mano a otra persona no tenemos derecho a una garantía, “solamente se aplica la posibilidad de saneamiento por vicios ocultos”, según detalla el abogado. Un vicio oculto es “un defecto que presenta el artículo o cosa que, con o sin conocimiento del vendedor, disminuye su valor, característica o utilidad de tal manera que el comprador, de haberlo sabido, no lo habría comprado o no habría pagado ese precio”, explica. De acuerdo a la normativa, el vendedor no será responsable si el comprador, por su oficio o profesión, debía conocer los defectos de lo comprado. Por ejemplo, si el comprador es un mecánico y lo que ha comprado es un vehículo de segunda mano, como indica el portal especializado Consumoteca.

Para reclamar por los defectos ocultos del producto disponemos de 6 meses. Podemos hacerlo “ejerciendo acciones judiciales o interponiendo una reclamación extrajudicial, como un burofax o una reclamación escrita”, afirma Deltell. El especialista recomienda optar por la segunda opción para “solventar el problema de manera más rápida y económica, ahorrándose la duración, plazo y costes de acudir a la vía judicial directamente”. En caso de que la reclamación no funcione, el afectado la podrá usar si acude a los tribunales posteriormente.

Según establece la ley, como compradores podremos optar entre solicitar el importe pagado o pedir una rebaja en el precio. Para ello, se debe probar que el defecto es previo a la compra, según señala Consumoteca. Además, si se demuestra que el vendedor conocía los defectos del producto antes de la venta, incluso se podría solicitar una indemnización por daños y perjuicios.

Precauciones a seguir si compramos un producto de segunda mano a un particular

A la hora de comprar un artículo de segunda mano, hay otras recomendaciones que podemos seguir. Milanuncios aconseja solicitar al vendedor la factura o ticket de compra original para contar con los dos años de garantía que proporciona el fabricante. También utilizar el chat de la propia plataforma para comunicarse con el vendedor “de cara a demostrar el origen del artículo” en caso de que queramos reclamar. El portal del consumidor de la Comunidad de Madrid recomienda revisar las valoraciones del vendedor en la plataforma y solicitarle su nombre, apellidos y dirección así como un documento que sirva como recibo de la compra, con la fecha y el precio del artículo. “Servirá como justificante en el caso de que necesite reclamar”, apuntan.

Maldito Timo cuenta con el apoyo de ESET

logo eset