MENÚ

No, DGT ha notificado una multa a través de correo electrónico: es un intento de ‘phishing’

Publicado
Comparte
Categorías
Timo
Recursos utilizados
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

En los últimos días circula un correo electrónico en el que supuestamente la Dirección General de Tráfico (DGT) nos advierte de que hemos cometido una infracción por exceso de velocidad por la que tenemos que pagar una multa de 600 euros. Pero es un intento de phishing: los timadores se están haciendo pasar por la DGT, que ya ha advertido de estos contenidos, e incide en que solo notifica infracciones por correo postal o a través de la Dirección Electrónica Vial. 

Correos que suplantan la identidad de la DGT

Los mensajes que se difunden a través de un correo electrónico nos avisan de que nuestro vehículo “ha sido detectado por un radar móvil de velocidad circulando dos veces por arriba de la velocidad máxima permitida”, y que hemos cometido una infracción sancionada con 600 euros y 6 puntos del carnet. El mensaje nos insta a acceder a un link externo para obtener más información de la citación judicial.  

Contenidos que se difunden. Fuente: DGT

Sin embargo, este correo no pertenece a la DGT, sino que los timadores se están haciendo pasar por el organismo. La propia DGT ha advertido tanto en redes sociales como en su página web que nunca nos notificará de sus multas a través de correo electrónico, y que estos contenidos son un “fraude”. Los canales oficiales que emplea el organismo para dar cuenta de nuestras infracciones son el correo postal y las notificaciones electrónicas a través de la Dirección Electrónica Vial, inciden desde el organismo.

Consejos para evitar ser víctima de 'phishing'

No podemos hacer que dejen de llegarte estos casos, pero sí tenemos una serie de recomendaciones que puedes seguir cuando te vuelva a llegar una supuesta alerta o sorteo que use el nombre de tu empresa de confianza.

  1. Fíjate bien en la dirección del correo electrónico. Si te llega un mensaje, presta atención a la dirección del correo que te lo envía, concretamente a lo que viene después de la "@". Si notas algo raro, borra el correo.
  2. Mira la dirección de la web a la que te redirige. Normalmente este tipo de notificaciones vienen con un link en el que te piden que introduzcas tus datos. Si la URL de esta página web no es de la empresa por la que se hace pasar o es una mezcla de letras, números y el nombre de esa empresa, no introduzcas tus datos. Para ello, fíjate bien en lo que aparece antes del último punto, ese es el dominio real de la página web.
  3. Cuidado si al intentar pinchar en los elementos de la web no te dirige a ningún sitio o te pide verificar tus datos.
  4. No te fíes si el texto tiene faltas de ortografía o frases inconexas.
  5. Contrasta con las fuentes antes de dar tus datos. Estos mensajes transmiten urgencia para que no te dé tiempo a reaccionar. Recuerda que puedes preguntar a la propia compañía, a la Policía o a la Guardia Civil o a nosotros a través de nuestro servicio de WhatsApp.

Si has sido víctima de esta estafa u otra similar, puedes contarnos tu caso escribiéndonos al email [email protected].

Buzón de timos

¿Has sido víctima de un timo o lo has cazado a tiempo? Cuéntanos tu caso aquí o en un correo a [email protected]