Nos lo habéis preguntado muchísimo en nuestro servicio de WhatsApp (655 198 538). El 20 de diciembre se publicaba en el portal Club de Caza que un perro de raza alano español llamado Curro iba a ser sacrificado tras morder y amputar tres dedos a un ladrón, de nacionalidad rumana con múltiples antecedentes, que entró en la casa para robar una bicicleta “en un municipio de la provincia de Huelva”. De ahí salta a webs que destacan en el titular la nacionalidad del supuesto ladrón. En Change.org se han recogido más de 54.000 firmas para evitar su sacrificio y el hashtag #CurroEstáEnMiCasa fue trending topic en España. Los últimos contenidos al respecto afirmaban que el perro estaría supuestamente en un lugar seguro y que el ladrón habría denunciado a sus dueños por daños y perjuicios. ¿Qué sabemos sobre este caso?

Solo el supuesto criador habla de este caso sin aportar ninguna prueba

El origen de este caso parte de una única voz: el supuesto criador del perro, Agustín Rasco Navarro, cuyas afirmaciones no hemos podido verificar. Hemos hablado varias veces con él y relata que el suceso ocurrió en septiembre del año pasado en un “pueblo de la sierra de Huelva”. Además, siempre según esta versión, este mes de diciembre habría habido un juicio, una sentencia y una resolución de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que obligaría a ponerlo en cuarentena en una perrera para su posterior sacrificio. En cuanto al supuesto ladrón, sería de nacionalidad rumana y tendría “66 antecedentes”, al menos por “malos tratos, tráfico de drogas y saltarse un control de alcoholemia a 130 kilómetros por hora”, según Rasco. Actualmente, el perro estaría “en un país vecino” y el supuesto criador aclara que no es el titular del perro sino que es de un amigo llamado Paco y que no es criador profesional de perros.

Rasco asegura que el caso lo lleva un despacho de abogados “que tenemos en nómina”, cuyo nombre se niega a decir. Añade, también, que los abogados le aconsejan no dar más datos hasta que haya sentencia firme porque “no queremos ningún tipo de represalia” por “algunas asociaciones que no voy a nombrar”. Según el supuesto criador de Curro, la sentencia se apelará a partir del 7 de enero.

Sobre las personas que en redes sociales han puesto en duda este caso, Rasco ha achacado ese escepticismo al PACMA (Partido Animalista Contra el Maltrato Animal) y, en sus palabras, “su demagogia política”. “Pronto medios importantes le van a callar la boca a PACMA”, se defiende. El supuesto criador del perro ha emplazado a Maldita.es al 7 de enero para ofrecernos más datos. Además, asegura que han dado pruebas de veracidad “a una persona de confianza a través del despacho”.

Rasco ha dado su versión en una entrevista a Club de Caza, y posteriomente a El Confidencial. Maldita.es ha contactado con Club de Caza para conocer con qué evidencias cuentan. La redactora de la noticia afirma que se enteró “de la situación porque el caso le ha ocurrido a un amigo personalmente” y “por cuestiones de seguridad, tanto para el animal como para la Guardia Civil de la pequeña localidad donde ha ocurrido, se ha evitado dar cierto tipo de información. Sabíamos que la noticia podía hacerse viral, como ha sido el caso, y no queríamos que se tomasen represalias”. La periodista añade que “tampoco hemos querido dar ninguna pista sobre la localización o facilitar el reconocimiento de Curro, ya que se encuentra escondido hasta que todo vuelva a la normalidad… si es que vuelve”.

Nadie más sabe nada sobre el caso

Hemos intentado verificar independientemente la veracidad de este caso. Desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía señalan que necesitan “tener datos más concretos para poder preguntar”, como el juzgado encargado, y que “ningún medio de Huelva nos ha preguntado por el tema ni he visto información sobre ello”.

Lo mismo ocurre al contactar con la Guardia Civil de Huelva: sin más datos no pueden confirmar ni desmentir estos hechos pero no recuerdan ningún incidente de este tipo. Al negarse el supuesto criador del perro y Club de caza a dar datos concretos sobre el supuesto robo, es imposible confirmar o descartar la veracidad del caso. A la Guardia Civil de Aracena y Almonaster, dos pueblos de la sierra de Huelva, tampoco les consta.

Hemos contactado con el Colegio Oficial de Veterinarios de Huelva y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios, responsable del Registro Andaluz de Identificación Animal, para conocer si tienen constancia de un alano español puesto en cuarentena. Desde el Colegio de Veterinarios tampoco ha podido confirmar la existencia del caso y los servicios jurídicos del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios están analizando el caso. La identificación con microchip de perros en Andalucía es obligatoria desde el año 2003.

Todos las webs que han publicado el caso lo han ilustrado con imágenes obtenidas en Internet. Usuarios de Twitter como Oriol Güell i Puig han analizado la difusión de este caso y la falta de pruebas detrás de estos contenidos.

La investigadora Mariluz Congosto ha analizado, también en Twitter, cómo se difundió en redes sociales los contenidos relacionados con el perro Curro.

En resumen: las webs que han publicado el caso del perro Curro no aportan pruebas más allá del testimonio del supuesto criador del perro, que a Maldita.es ha declarado que el perro ha sido requerido para ponerlo en cuarenta, no para ser sacrificado. Esta persona tampoco ha facilitado evidencias para poder verificar independientemente la veracidad del caso. Ninguna institución (juzgados, Guardia Civil, Colegio Oficial de Veterinarios), debido a lo impreciso de los supuestos datos aportados, ha podido comprobar la veracidad de los hechos.

¿Por qué es un qué sabemos y no un bulo?

Como hemos explicado, no podemos demostrar que el caso de Curro sea falso, pero tampoco existe ningún indicio, más allá del testimonio del supuesto criador del perro, de que esta historia haya ocurrido. Debido a la ausencia de datos, no hemos podido contrastar los supuestos hechos con un juzgado o con la guardia civil del pueblo de la sierra de Huelva para que nos desmientan o nos confirmen la historia. Desde Maldita.es volveremos a contactar con el supuesto criador a partir del 7 de enero, fecha en la que nos ha asegurado que tendrá nuevos datos que demuestren su historia. Si quieres saber más sobre las diferencias entre un bulo y un qué sabemos, te lo explicamos en este artículo.

*En una edición anterior de este artículo identificamos al supuesto criador del perro como Agustín Rasco Mora. Su nombre real es Agustín Rasco Navarro.