En los últimos días ha circulado un contenido en el que se habla de que la Clínica Universidad de Navarra, perteneciente a la organización católica Opus Dei, incluye en una de sus guías de actuación de urgencias la recogida de información sobre la orientación sexual del paciente como un dato epidemiológico sobre la gastroenteritis aguda. Al trasladarlo al titular, esto se ha convertido en que "la clínica del Opus Dei sostiene que la homosexualidad provoca gastroenteritis", en algunos casos añadiendo también una mención a la promiscuidad. Os contamos lo que sabemos sobre ello.

El documento al que se refieren estos artículos es este, una guía de actuación en urgencias ante casos de gastroenteritis aguda. En él se puede leer que, como parte de la anamnesis (recogida de datos para elaborar una historia clínica que permita hacer un diagnóstico lo más correcto posible) hay algunos "datos epidemiológicos que, en ocasiones, resultan esenciales para orientar la etiología", uno de ellos es el "hábito sexual (promiscuidad/homosexualidad)". Es decir, que esa guía sí menciona la homosexualidad y promiscuidad como parte del protocolo de tratamiento de la gastrointeritis aguda.

No son los únicos que lo analizan

Sin embargo, esta no es la única institución que tienen en cuenta la orientación sexual del paciente en la historia clínica a la hora de tratar algunos casos de gastroenteritis aguda. En concreto, que un hombre mantenga relaciones sexuales con otros hombres aparece mencionado como un factor a tener en cuenta en esta revisión sobre la shigellosis (una infección bacteriana del tracto intestinal) publicada en 2018 en la revista The Lancet, en esta hoja informativa sobre este tema publicada por el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, en este documento sobre la diarrea aguda infecciosa publicado por la Asociación Española de Gastroenterología, y como grupo de riesgo en esta web informativa del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades.

Una bacteria que vive en las heces

El motivo detrás de estas indagaciones sobre la orientación o hábitos sexuales de los pacientes afectados por diarrea aguda es determinar si ésta está causada por un caso de shigellosis, que como decimos es una infección intestinal causada por un tipo de bacterias, llamadas shigelas, que viven en las heces humanas mientras tienen diarrea y durante varias semanas después de desaparecidos los síntomas. Por eso, la transmisión de una persona a otra es especialmente frecuente durante las relaciones sexuales que incluyen el contacto anal.

En resumen: es cierto que la guía para el tratamiento en urgencias de la diarrea aguda de la Clínica Universidad de Navarra, que pertenece a la organización católica Opus Dei, menciona la homosexualidad y promiscuidad como parte de los datos epidemiológicos a recoger de los pacientes que la padecen. Sin embargo, no es la única institución médica o científica que lo hace, y existen motivos científicos para ello.

Desde Maldita Ciencia no entramos a valorar si el lenguaje utilizado en la guía es el más apropiado o si en vez de orientación sexual habría que hablar de hábitos sexuales concretos.