MENÚ

¿Qué sabemos sobre la foto viral que supuestamente muestra arena de playa al microscopio? Podría serlo, pero no parece de origen natural

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Búsqueda avanzada de Twitter
Expertos
Superpoderes

Muchos de vosotros nos habéis preguntado por el tuit que acompaña a una imagen donde se ven pequeñas figuras redondeadas y de diferentes colores. El motivo es que este apunta a que se trata de una fotografía de una muestra de arena de playa tomada con un microscopio. Según las expertas que hemos consultado, sí podría ser parte de la arena de una playa, pero no parece de origen natural. Os contamos lo que sabemos sobre ella.

Por un lado, el origen de la imagen es esta cuenta de Instagram donde se recopilan varias fotografías de vidrio marino y cuyas descripciones en ningún momento apuntan a que se trate de arena de playa como tal. "El vidrio es un componente natural de algunas rocas, sobre todo volcánicas. Sin embargo, la variedad de colores concentradas en la muestra no parece que se corresponda a una fuente natural", explica a Maldita Ciencia Manuel Montes, investigador de Instituto Geológico y Minero de España (IGME). El vidrio marino puede formarse en cualquier masa de agua que esté en constante movimiento. De ahí que los fragmentos, que proceden de objetos de este material que se han roto al chocar contra las rocas, se encuentren redondeados y pulidos.

Según Margarita García, investigadora en Centro Oceanográfico de Cádiz, del Instituto Español de Oceanografía y maldita que nos ha prestado sus superpoderes, el término "arena", aunque se usa muy genéricamente, en geología corresponde a un tamaño determinado de grano, de entre 0,063 y 2 milímetros. Aunque la imagen no tiene escala y no se puede saber el tamaño real de los componentes, según Montes parecen clastos (piedras) de tamaños desiguales, cuando la tendencia en las playas es que estos presenten un tamaño uniforme y del mismo grosor, debido al movimiento al que les someten continuamente las olas. "Solo los cantos de aquellas playas situadas en la desembocadura de grandes ríos o al lado de grandes relieves topográficos suelen tener una proporción apreciable respecto a la arena, por el suministro constante de sedimentos de distinto tamaño", añade Montes.

Alicia Herrera Ulibarri, miembro del Grupo de Investigación en Ecofisiología de Organismos Marinos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria coincide con la opinión de Montes y García y descarta la opción de que se trate de microplásticos, ya que estos que no tienen esa textura y transparencia. "Se parecen más a los vidrios que me encuentro en los muestreos de origen antropogénico (de la actividad humana)", añade a Maldita Ciencia.

Con respecto a la superficie de las pequeñas figuras, Montes observa que estas muestran una textura rugosa y pulida y que todos los fragmentos tienen una forma subredondeada. La causa apunta al posible impacto de los clastos entre sí, frecuente en un proceso hidrodinámico natural. "El redondeo de los cantos suele ser por la erosión, que puede ser perfectamente de una playa, pero su composición parece de trozos de vidrio", indica García. "Puede formar parte de la arena que haya en una, pero natural no es".

"Todo parece indicar que se trata de elementos detríticos de una playa donde se han acumulado fragmentos de vidrio de origen artificial, como una cala o un lugar protegido de la costa que mantuviera su concentración frente a la actividad del oleaje", señala Montes. Tanto Montes como García dan algunos ejemplos, como lugares donde se hagan botellones, donde haya bares próximos a la costa o haya vertidos descontrolados o accidentales de residuos de vidrio. Un ejemplo en España sería la Praia dos Cristais (Playa de los Cristales), en Galicia. "Pero todas estas consideraciones no son concluyentes sin una inspección ocular detallada. De hecho, también podrían ser gominolas", concluye Montes.

Gary Greenberg, doctor en investigación biomédica del University College de Londres, recopila en la web Sand Grains fotos hechas con microscopio reales de muestras de arena de diferentes playas.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.