Maldito Dato
28/12/2019

Por primera vez conocemos realmente cuántos votos de españoles en el extranjero no fueron contabilizados en las elecciones generales de 2019: más de 16.000 votos

Por primera vez se puede conocer realmente cuántos votos de españoles en el extranjero no fueron contabilizados en el recuento final. Entre las elecciones generales del 28-A y del 10-N no llegaron a contabilizarse 16.066 votos de españoles residentes en el extranjero. En concreto, en noviembre no se contabilizó el voto de 5.080 españoles residentes en el extranjero y en abril le sucedió lo mismo a algo más del doble: 10.986.

Los votos CERA se envían desde las delegaciones consulares de España en los países en los que residen los votantes y son contabilizados en el recuento final de las Juntas Electorales Provinciales tres días después de las elecciones pero en algunos casos no llegaron a tiempo o directamente no llegaron.

El 10-N 150.933 ciudadanos votaron en los consulados que les tocaban a través del Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA), según datos del Ministerio de Asuntos Exteriores. Pero finalmente las Juntas Provinciales sólo recibieron y contabilizaron 145.853 votos, según los datos recogidos por la Oficina del Censo Electoral. Por lo tanto, hubo 5.080 votos de españoles en el extranjero que no llegaron a España a tiempo para el recuento final de las juntas electorales.

Lo mismo sucedió en las generales del 28 de abril, cuando votaron en sus consulados 129.271 españoles residentes en el extranjero, pero a las juntas electorales sólo llegaron 118.825 sobres electorales. Los otros 10.986 no llegaron a España, o al menos no llegaron a tiempo, y por lo tanto, no fueron contabilizados.

Es la primera vez que se puede conocer el número de votos de españoles en el extranjero que no se contabilizaron. Este cálculo se ha podido realizar cruzando los datos de los votos que llegaron por correo a los consulados o que los españoles depositaron allí en persona en una urna y los datos de los votos CERA finalmente escrutados en las juntas provinciales. Esta información, de la Dirección General de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares y de la Oficina del Censo Electoral, respectivamente, ha sido obtenida por Maldita.es a través de la Ley de Transparencia.

Los problemas del voto rogado: más de 80.000 españoles que solicitaron el voto CERA el 10-N no llegaron a ejercerlo

Los ciudadanos que forman parte del CERA tienen que votar en persona o por correo ante su oficina consular, pero primero tienen que rogar su voto, es decir, tienen que solicitarlo. Si en el 28-A, los problemas que conlleva este proceso, o que simplemente al final no quisieron votar, causó que los votos de más de 50.000 españoles para el 28-A, como ya os contamos en Maldita.es, ni siquiera llegaran a los consulados, el 10-N la cifra aumentó un 50%, hasta los 75.117.

Estos ciudadanos que no ejercieron finalmente su derecho a voto en los consulados, a pesar de haberlo solicitado previamente, fueron el 29% de los solicitantes el 28-A y el 33%, el 10-N. 

En total, entre los votos que no llegaron al consulado y los que no llegaron al recuento de las juntas electorales, 80.197 solicitantes del voto CERA se quedaron sin votar el 10-N. O lo que es lo mismo: el 35,48% de los españoles que habían pedido votar desde el extranjero.

Eso sí, para las generales del 10-N, al tratarse de una repetición electoral, los electores que habían solicitado el voto desde el extranjero o voto rogado para el pasado mes de abril no hacía falta que lo volvieran a hacer. Los 181.268 españoles que habían rogado su voto para el 28-A ya contaban como inscritos para votar. Así que, en realidad, sólo pidieron el voto CERA (Censo Electoral de Residentes Ausentes) otros 44.782 españoles emigrantes; hasta alcanzar la cifra récord de 226.050 solicitantes del voto rogado para unas elecciones.

El proceso de voto rogado se instauró en España en 2011 tras una reforma de la Ley Electoral aprobada por el PP, el PSOE, Convergència i Unió y el PNV y ha sido objeto de múltiples quejas y críticas por parte de colectivos de españoles residentes en el extranjero.

Un ejemplo es el caso del movimiento Marea Granate, que denuncia la complejidad de los trámites necesarios para rogar el voto y acabar ejerciendo este derecho y los cortos plazos que la Administración da para ello, como ya os contamos en Maldito Dato tras las pasadas elecciones generales de abril.

En 14 consulados no consiguió votar ninguno de los solicitantes para el 10-N

Los problemas para votar, además, difieren mucho entre unos países y otros. Se da el caso de países en los que votan casi todos los solicitantes, pero hay algunos incluso en los que nadie votó finalmente. Como ya os explicamos, fue el caso de nueve países el pasado 28-A. Y este 10-N sucedió lo mismo en 14 consulados distintos.

En Yaundé (Camerún), Abidján (Costa de Marfil), Addis-Abeba (Etiopía), Conakry (Guinea Conakry), Bata (Guinea Ecuatorial), Bagdad (Irak), Kingston (Jamaica), Trípoli (Libia), Skopje (Macedonia), Kinshasa (República Democrática del Congo), Damasco (Siria), Jartum (Sudán), Dar-Es-Salam (Tanzania) y Harare (Zimbabwe) ninguno de los solicitantes de voto CERA acabó votando realmente para las elecciones generales del 10 de noviembre.

No muy lejos se quedó, por ejemplo, el consulado de La Habana (Cuba), donde se acabaron recibiendo 117 votos, pero había habido 1.995 solicitudes distintas (un 5,87%). O Caracas (Venezuela), donde se recibieron sólo 989 votos de las 4.281 solicitudes que habían sido aceptadas (un 23,1%).

Otros artículos de Maldita.es