Hace unas semanas os contamos cómo se estaban utilizando caras conocidos como Amancio Ortega o Sergi Arola para promocionar una supuesta inversión en bitcoin que sólo buscaba hacerse con tu dinero.

El timo, por el que una lectora de Maldita.es perdió más de 10.000€, ha vuelto a circular usando como cebo al expresident de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, quien se habría embolsado 2,3 millones de euros tras "estar en la bancarrota" a través de un supuesto producto financiero llamado Bitcoin Future. No es cierto.

El modus operandi que usan para colártela es el mismo que ya utilizaron con Antonio Banderas, Jesús Quintero y Antonio García Ferreras, entre otros: ganancias falsas de 2,3 millones de euros, copia del diseño de las páginas de medios de comunicación para dar más credibilidad y testimonios inventados.

En este caso concreto, imitan la apariencia de la web del periódico británico Daily Mirror y cuentan falsamente que la doctora Ana Bellón hizo una inversión en directo en el programa de TVE La Mañana, a través de la cual obtuvo "un beneficio de 233,18€" en tres minutos. Para contar esto último utilizan el mismo texto que ya usaron en el testimonio falso de la periodista Cristina Pardo.

El Gobierno tampoco "se tambaleó al descubrir el nuevo sistema bancario"

También nos habéis preguntado por otra publicación que se hace pasar por noticia para intentar colártela. En este caso, titulan que "el Gobierno español se tambaleó al descubrir el nuevo sistema bancario", que ilustran con una imagen en la que se dice que se ha aprobado una ley "que reconoce la legitimidad de la banca clandestina". Tampoco es cierto.

Este contenido ya circuló hace unas semanas en Facebook a través de un anuncio que utilizaba al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como reclamo para hacer la inversión.

¿Cómo funciona el timo?

Cuando pinchas en cualquier enlace del artículo falso, se te redirige a la web de ese supuesto producto financiero, que se llama de forma distinta dependiendo del contenido mediante el que has llegado al portal (Bitcoin Future, Bitcoin Revolution, CryptoTrader...).

Todas esas páginas usan colores llamativos, testimonios falsos y un vídeo sacado de contexto donde distintos expertos hablan de criptomonedas. Además, incluyen un cronómetro que va bajando para meterte prisa y un formulario que debes rellenar para beneficiarte de la inversión.

Una vez facilitas tus datos, te piden una depósito inicial de unos 220€. No la hagas: sólo buscan quedarse con tu dinero.