Nos habéis hecho muchas consultas sobre lo sucedido en la Taberna Postigo de Almería la noche del 27 de diciembre. ¿Fue agredido un hombre por “ser guardia civil y llevar un polo con la bandera de España” como afirma OKDIARIO? Según los testigos y vídeos que hemos consultado no fue así. También lo niega Asociación Unificada de Guardias Civiles de Almería. Os lo explicamos.

No, no fue una “brutal agresión”

Los cinco clientes y dos camareros que presenciaron la escena coinciden: no vieron ninguna agresión. Nos lo confirma también la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Almería, citando a algunos de los policías nacionales que intervinieron: “la noticia que se publicó en OKDIARIO está fuera de lugar. Fue simplemente una discusión en una zona pública” con “bastantes testigos” y no tuvo “nada que ver” con una “brutal agresión”.

Parte médico realizado en las Urgencias del Hospital Virgen del Mar de Almería

Maldita.es ha accedido a su parte médico y recoge contusiones superficiales en el codo izquierdo, hematoma y herida en la mano derecha e inflamación del pómulo izquierdo***. El paciente se quejaba también de dolor al mover los hombros pero no se observó daños. Se le realizó radiografías de mandíbula, hombro y mano y no se apreció ninguna lesión ósea. El parte médico presentado por el guardia civil refleja lesiones leves, según la Policía Nacional de Almería.

Estas lesiones las achaca un camarero a las dos veces que se cayó del taburete antes de que empezase el incidente o de cuando se fue al suelo tras ser contenido. Un cliente cree que la herida de la mano pudo ser causada por el puñetazo que el hombre dio a otro cliente en el exterior del local.

Por su parte, la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), de la cual es socio el guardia civil del incidente, cuenta en un comunicado de prensa la versión del hombre: “Fue brutalmente agredido por cinco personas en la Taberna Postigo de Almería el pasado 27 de diciembre cuando respondió al insulto de FACHA de uno de los camareros y una mujer que se encontraba en el local. El agente respondió verbalmente a los insultos y fue en ese momento cuando el camarero le empujó y tiró al suelo. Posteriormente cogió una botella con intención de agredirle y fue entonces cuando el agredido entró detrás de la barra para impedir que le pegara con ella. En ese momento otro camarero y cinco clientes comenzaron a pegarle volviendo a tirarle al suelo”.

No, el incidente no fue motivado “por ser guardia civil y llevar un polo con la bandera de España”

La Asociación Unificada de Guardias Civiles de Almería aclara que en la “discusión” que no fue provocado por llevar la bandera de España ni ser guardia civil. “Si hubiese habido algún tipo de atentado a la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía hubiese hecho algún tipo de detención. Creemos que la actuación de los compañeros del Cuerpo Nacional de Policía fue acertada”, opinan desde la AUGC. La asociación aclara que el incidente está
judicializado y que la información “es de una de las partes” porque no han contactado con el guardia civil.

Por su parte, la Asociación Española de Guardias Civiles a la que pertenece el guardia civil, aclara que en ningún momento se identificó como guardia civil y que, una vez iniciada la “agresión”, siempre según la versión del hombre, una persona “le reconoció como guardia civil y animó a más personas a que le agredieran”, pero no fue el motivo de la supuesta agresión. El comunicado de la AEGC tampoco hace ninguna mención a la bandera de España como motivo de la “agresión”

¿Qué ocurrió realmente?

Dos camareros han contado su versión de los hechos a Maldita.es. Relatan que el hombre, que iba acompañado por otro hombre, una mujer y una niña antes de que ocurriese el incidente, se cayó él solo en dos ocasiones del taburete en que estaba sentado. Tras estas caídas, una clienta a la que molestó con su actitud, “pudo decirle algo”, e incluso insultarle como afirma el hombre en la denuncia y en el comunicado de la AEGC, aunque los dos afirman no haber sido testigos de lo que sucedió exactamente entre la mujer y el hombre. Maldita.es no ha logrado contactar con esta clienta para conocer su versión de los hechos.

Siempre según esta versión, tras este enfrentamiento verbal entre los dos clientes, uno de los camareros le dijo que se relajase, tras lo cual se encaró con el trabajador. El hombre intentó pasar en una primera ocasión la barra del bar, impidiéndolo otro camarero e interviniendo su acompañante masculino. El cliente empuja a su amigo y lo tira al suelo, que tras levantarse lo convence para abandonar el lugar.

La versión del guardia civil fuera de servicio es que la clienta y un camarero les insultó, él “respondió verbalmente” y fue empujado por el camarero, extremo que el trabajador niega.

El acompañante, que según OKDIARIO también es guardia civil, se disculpó con los camareros, fue respetuoso y cordial y se encontraba “hasta avergonzado por la situación”. El acompañante fue a un cajero automático cercano para obtener dinero en efectivo con el que pagar la cuenta, al no disponer la Taberna Postigo de datáfono, mientras que el hombre “dio una vuelta a la manzana” y volvió al local, entrando directamente a la barra. En esta ocasión, uno de los camareros estaba en la brasa con unas pinzas para la carne en las manos, por lo que cuando entra “le dije que se fuera e hice aspavientos con las pinzas, no lo amenacé” con las pinzas como afirma en la denuncia.

Según la versión del hombre, llegó a entrar en la barra pero para impedir que el camarero que le “insultó” le agrediese con una botella.

Tras esta entrada en la zona reservada a los camareros, siempre según la versión de los trabajadores de la taberna, el hombre agredió al dueño del local, recibiendo un golpe en la cara, lo que llevó a dos camareros a “contenerlo” y sacarlo del local, momento en que varios de ellos caen al suelo, incluido el guardia civil. Según uno de los camareros y varios clientes testigos, tras esta caída el hombre daba patadas desde el suelo. Esta situación “duró unos segundos”, menos de los cuarenta que afirma el guardia civil en la denuncia publicada por OKDIARIO. Tras levantarse, el guardia civil pegó a un cliente que intervino y el cliente devolvió el golpe, aunque fueron rápidamente separados por otros clientes y varios trabajadores, según los testigos.

La versión del guardia civil fuera de servicio es contrapuesta: tras entrar en la barra, dos camareros y cinco clientes “comenzaron a pegarle volviendo a tirarle al suelo”.

Según se puede ver y escuchar en tres vídeos* a los que Maldita.es ha accedido junto con el testimonio de clientes y camareros, ya en el exterior el hombre se quita el abrigo y grita señalando la bandera de España que llevaba debajo “¿es porque llevo la bandera de España? ¿Es por eso? ¡Hijos de puta!” y “me habéis llamado facha”. También grita “es increíble que me ataquen, me insulten porque lleve la bandera de España” y llama “sinvergüenzas” a los que se ponen “de perfil” y apoyan al dueño. El guardia civil fuera de servicio se acerca y encara al dueño de la Taberna Postigo, interponiéndose varias personas entre ambos, incluida la mujer que le acompañaba y que pedía que “no le pegasen”.

Pocos minutos después llegaron dos coches de la Policía Nacional, que tomaron declaración al guardia civil fuera de servicio, al dueño y a un camarero de la Taberna Postigo a los que el hombre señaló como sus agresores y a dos clientes como testigos. Según los testigos con los que ha hablado Maldita.es, el acompañante del hombre pedía disculpas a los policías nacionales y decía que si había gastos que pagar los pagaría. Los policías se fueron sin hacer detenciones y nadie presentó denuncia en el momento.

Horas después, y tras obtener un parte médico, el hombre denunció en una comisaría de la Policía Nacional al dueño del local y al camarero que le llamó la atención inicialmente tras su roce inicial con una clienta. Este camarero, según un compañero de trabajo, no estuvo presente durante el incidente, ya que en cuanto el hombre volvió al local se escondió en el almacén para evitar que lo agrediese y no participó en los hechos posteriores.

Carta de la Taberna Postigo con la bandera de España en la parte superior derecha

Los testigos señalan que hasta que se quitó el abrigo en la calle y señaló la bandera de España que llevaba debajo, ninguno la había visto y no tuvo nada que ver con lo que ocurrido ni tampoco fue una “brutal agresión” como la califica OKDIARIO. Además, recalcan que la Taberna Postigo cuenta en su carta con una bandera de España. Ninguna de las personas con las que ha hablado Maldita.es conocía previamente al hombre ni su condición de guardia civil. Todos los testigos consultados señalan que el hombre tenía un estado visiblemente alterado.

A la tarde siguiente del incidente, la Policía Nacional llamó a declarar a los dos denunciados en la comisaría. El denunciante, los denunciados y los dos testigos estaban citados a declarar ante el juzgado el 3 de enero según nos dijo la Policía Nacional de Almería pero ninguna de las partes fue llamada por el juzgado**. La Policía Nacional de Almería explica que hay un “cruce mutuo de acusaciones” y versiones “contradictorias” de lo que ocurrió. Además, los policías que intervinieron “entendieron que los hechos no revelaban la suficiente entidad para proceder a detener a ninguna de las dos partes”.

Maldita.es ha intentado identificar y contactar con la clienta que discutió con el guardia civil fuera de servicio pero de momento no la ha conseguido.

*Uno de los tres vídeos salía repetido. Hemos arreglado el error.

**Hemos actualizado aclarando que Policía Nacional nos indicó esa fecha pero finalmente no fueron citados.

***Actualizado con el parte médico y comunicado de la Asociación Española de Guardias Civiles de la que es socio el denunciante.

#FundaMaldita.

Te necesitamos para luchar contra la mentira. Llevamos un año detectando, comprobando, desmintiendo y viralizando la verdad con tu ayuda y queremos seguir construyendo Maldita.es contigo.

Queremos convertirnos en fundación para no ser propiedad de nadie y hemos empezado un crowdfunding. Dona si puedes y difunde en redes.

Hazte embajador/a de Maldita.es