Nos habéis preguntado por una imagen a raíz de un reportaje de El Mundo titulado: "En los centros se te crea un nuevo miedo: el de llegar a los 18 años". En él se cuenta la historia de un joven que llegó a España siendo menor de edad, después permaneció en un centro de menores y recientemente ha sido acogido en el hogar de una mujer española tras cumplir la mayoría de edad y no tener ninguna opción residencial.

A raíz de esta publicación, se mueve la foto de su historia junto a la frase de "Alucinando...acoge (adopta como madre) a un mayor de edad por tiempo indefinido en su familia monoparental (osea solo ella) y recibe una paga de la Junta de Andalucía por ello... Y feliz como una perdiz". Esto es un bulo.

Desde la Junta de Andalucía: "no ha sido ni adoptado ni acogido formalmente" y "no se otorga ninguna ayuda por ello"

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, nos indica que el joven Mustafa Sarr no ha sido ni adoptado ni acogido formalmente por Yolanda Espuela y que, además, no otorga ninguna ayuda a los mayores de edad, sean de donde sean, por ello.

También lo indica así Yolanda Espuela a Maldita.es quien explica que el joven reside en su casa por decisión propia: "Yo, personalmente, tomé la decisión de que viniera a casa". "Simplemente vi una necesidad de que hay gente de que o les das ese apoyo o se queda en la calle", en referencia a que el joven cumplía la mayoría de edad y ya no podía residir en un centro de menores. "No tuve que firmar ningún papel y no me he comprometido a nada [formalmente]". "El único problema que estoy teniendo es con la Administración para conseguirle un permiso de residencia y, a raíz de la publicación, las mentiras de que tengo ayudas o subvenciones o beneficios fiscales en el IRPF", señala.

Además, en el reportaje publicado no se menciona en ningún caso que la persona haya recibido una paga ni tampoco que haya sido "adoptado" formalmente.

Sí es cierto que en una versión anterior en el pie de foto se indicaba que ambos "posaban justo después de haber resuelto el trámite administrativo en la Delegación de la Consejería de Cádiz". Sin embargo, esto ya no aparece en la versión actual.

Por lo tanto, la Junta de Andalucía no ha otorgado "una paga" a una mujer española por acoger en su casa a un joven extranjero que aparece en un reportaje de El Mundo.