Se está moviendo en redes sociales un contenido que afirma que en Finlandia están prohibidos los colegios privados. No es cierto, os lo explicamos:

Los colegios privados no están prohibidos pero cobrar matrícula en la educación básica sí

"Los colegios privados no están prohibidos en Finlandia", asegura la embajada de Finlandia en España. Pero lo que sí está prohibido es que los colegios (privados o no) ofrezcan enseñanza básica (de los 7 a los 16 años) con ánimo de lucro.

Nos lo confirma el Ministerio de Educación de Finlandia que, además, en la sección de preguntas frecuentes de su web explica que esta prohibición de cobrar matrícula en la enseñanza básica está reflejada en la constitución finlandesa.

Pero, como decimos, los colegios privados no están prohibidos. De hecho, según los datos que nos aporta el ministerio, "hay 416 centros que organizan la enseñanza básica en Finlandia. De estos, 95 ofrecen enseñanza privada".

Si bien, existen algunas excepciones en las que sí se cobra matrícula en educación básica a los alumnos: "En los centros con enseñanza en idiomas extranjeros o en colegios finlandeses en el extranjero se pueden cobrar matrículas, que son reguladas por decreto-ley".

El Estado financia también los centros privados

Según nos informa el ministerio, la enseñanza básica puede ser organizada por municipios, grupos de municipios, el Estado o centros privados que hayan obtenido una autorización del Gobierno. "Para obtener una autorización el centro que lo solicita tiene que reunir las aptitudes profesionales y condiciones económicas que requiere ofrecer enseñanza básica", afirman.

Según el Ministerio de Educación, el Estado y los municipios financian la enseñanza preescolar (0 - 6 años), básica (7 - 16 años) y adicional (+16 años). Y esta financiación pública también es para los centros privados. La embajada también nos asegura que los colegios privados son "financiados con fondos públicos y por ello gratuitos".

No obstante, los colegios privados "son poco frecuentes", según nos comenta la embajada. Desde el Ministerio de Educación nos informan de que, según los datos de 2018, de los 614.327 alumnos de pre-escolar, enseñanza básica y enseñanza adicional, sólo 18.220 eran alumnos de centros privados. Es decir, alrededor del 3% del total.

En todo caso, el Ministerio de Educación manifiesta que, desde el punto de vista del programa educativo, no hay diferencias entre un centro privado (con autorización) o uno que esté organizado por un municipio, grupo de municipios o el Estado. "El plan de estudios en todos los colegios se rige por el Plan Nacional sobre la Enseñanza Básica 2014", sentencian.

Asimismo, sí que existen "unos pocos colegios privados muy pequeños" en Finlandia que ni tienen autorización del Gobierno ni reciben financiación pública. Pero, en estos casos, no tienen permiso para extender certificados de estudios. Es el municipio donde vive el alumno el que se encarga de hacerle un seguimiento y de emitir el certificado de notas, según puntualiza el ministerio.